sábado, 6 de abril de 2013

Una gota de lluvia cayendo


Tweets del 6 de marzo 2013


Toma mis manos; aquellas que sobran después de las espinas.
Niña, mira mi ojo ingrato; que el otro enamorado de ti lo tengo.
Te puedo definir como el nuevo nombre de un nuevo un punto cardinal.
Todas las cosas maravillosas me tienen fuera de la ley.
Me tiene esa fascinación ciega
Semi-locura: mitad tú, mitad yo.
Perfumada como el rocío
Tus curvas a mis curvas paralelas.
Otro día sin principio.
Tengo tu laberinto repoblado.
Pongamos por caso el contorno de tu dedo
Pues las palabras que se usan gastan nuestros labios más allá de la vida más allá de la lápida.
Supongamos, pues, que me señalas con la mirada
Por cierto, siempre sucedía, en todos los casos, siempre la realidad se repetía, aunque, cada vez nueva, no veíamos las señales anteriores.
Nunca pasaba nada: toda la vida nueva iba entrando como un embudo.
Entre otras muchas cosas, al oír tu nombre desde fuera me volvía el alma

                                                   ****

Cinco minutos hace ya que el título se fue hacia la segunda planta de la biblioteca, estantería 22, fila quinta, cerca de la ventana que da al patio de piedras, entra luz sobre el dorso del libro, es visto, leído, reconocido, tomado por el canto, está viejo, usado y cansado, así se le despertó ese día de su largo sueño de silencio, pone buena cara, por fin va a ser leído, ¿y si no gusto? ¿y si es un error? me devolverán rápidamente a mi hueco, encogido, apretado, dejado, olvidado, la emoción de las hojas quema la mano, sale leve humo, después llama, salta la alarma de incendio, cae al suelo, se consume de angustia y fuego. Fue barrido, varios días después, por una máquina.

                                             
                                               ****

Y pretendí que fueras.
Tiempo: del que no se cuenta.
Aire: compartido.
Agua: de mi baño.
Tierra: de mi tumba, de mi nacimiento.

Pretendí que fueras.
Una flor-mariposa.
Un pez mirándome.
Una hoja.
Tú.

También te contuve.
dentro
en mis manos
al filo de mis ojos
en mi nariz reseca.

Tuve para ti.
la fe
el torbellino
una gota de lluvia cayendo.

Hice.
noches eternas
temblor
piruetas de cama
amor.

Me asomé a.
tu alma
a un naranjo
a tu vista implorante.

Pretendí que fueras.

yo
el ayer, hoy
pero se borró el futuro.

.                                                    ****