sábado, 24 de junio de 2017

Tiene el dolor cara de tiempo

Tiene el dolor cara de tiempo, material y espacio como las paredes que no se derrumban. Parece madera dolorosa que cruje al viento. Es la voz de la carne abandonada. Es el ruido de los huesos. ¿Oyes como empuja el sufrimiento? ¿Oyes como caen las hojas? Se hace la carne tierra, vacío y sepultura.

viernes, 23 de junio de 2017

Como débil voz quedo en tu silencio

Dueles como el vivo color. ¿Cuándo piensas decirme que no me amas? Como la espuma te diluyes en el aire. Caes como la piedra de la mentira. Tiras al blanco del futuro botellas incendiarias. Recortas las noches que se desvanecen. Hoy he despertado como en un encierro y me puse a mirar allí donde no estabas. ¿Qué haces con tus noches donde yo desaparezco? ¿Qué haces con el ruido de la calle? Como débil voz quedo en tu silencio.

jueves, 22 de junio de 2017

Pero es la dureza devoción de la vida

Pero es la dureza devoción de la vida, sufriente y doliente para partirnos al infinito.
Se vuelve la palabra mentirosa ante el dolor, concibe cuanto no es, ficciona hasta las piedras. Hace después espuma de los sueños. Se vuelve incierta y desconocida.
Y si tiene que mentir, miento por costumbre.

miércoles, 21 de junio de 2017

Y se borra y se borra la pena solitaria

Y se borra y se borra la pena solitaria. Y sufriste y sufriste de las palabras. Y los gritos ahora; ahora y en las horas del silencio. Más adelante tus labios y el recuerdo, los árboles y la distancia. Ya fueron ventanas y agujeros del tiempo, laberintos del me callo, de tu aire, del dolor, por si lloro. Duele, sí, duele como una dureza perenne.

martes, 20 de junio de 2017

Cada vez que te tengo

Cada vez que te tengo crece mi fe en el amor. Crece como la bondad de tu cuerpo en silencio. Me tienes la desesperación retenida en tu boca. Tienes mis labios con su torpeza. Y mi memoria grande se borra. Se borra el dolor solitario. Crecen las horas y mis manos. Viene el grito de la vida.

jueves, 15 de junio de 2017

Ahora dudo y tengo dolor

¡Ah, que la vida era cara y era recuerdo! Y culpable y enferma y ofuscada, en permanente duelo. Rebelde, obsesiva y fantasma. Ahora dudo y tengo dolor, confusión y equívocos. Cada vez que la bondad crece se hace el silencio. Cada vez que alguien miente se rompen las farolas. Y así se van haciendo las calles oscuras por las que buscamos amor como ciegos.

miércoles, 14 de junio de 2017

Para cuando la boca se abra

Quédate tú también en mis manos. Para cuando se abran los ojos. Para cuando la boca se abra. Quédate sin ropa y radiante. Que estas manos te extrañan. Me hiciste abrazos de agua, danza de tus labios. Y si tengo que empezar, empezaré por tu carne. Quédate en la embriaguez de la cama. Entre tus cabellos. Toda mojada.

martes, 13 de junio de 2017

El parpadeo de la vida

Eran calientes los huecos de las estaciones. El parpadeo de la vida, eso. Los brazos abiertos a las horas negras, como muelles del tiempo. Eran nuestras bocas aire y quejas, manar libre del viento. Estuvimos siempre desnudos y juntos, abiertos y mirada. Duele como si ya te hubieses ido y rotas las promesas.

lunes, 12 de junio de 2017

En tu boca de cristal

En tu boca de cristal se me rompían los besos, allí, en el sabor de la espera. Allí, refugio de tu misterio, me quemas. Son los fragmentos que quedaron de la distancia. Son los recuerdos cerrados al tiempo, la penumbra de lo excesivo. Encerrado en tus derroches no tuve calma, horas negras del sinsentido.

domingo, 11 de junio de 2017

Fuimos el agujero de la duda

Estábamos encerrados en nuestros sueños de amor, invisibles a los ojos de la memoria. Éramos enigma del futuro, fuerza y esperanza, puertas abiertas del corazón. Fuimos misterio. Fuimos el agujero de la duda, ventana de la sombra.
Y tengo hoy que asegurar que seremos la carne del mañana.

viernes, 9 de junio de 2017

Muy en el fondo de tu ausencia

En el fondo, en el fondo, muy en el fondo de tu ausencia, prisionero contigo y solo, sin el nombre de las cosas. En esta estación de vida y siembra faltan tus ojos y sus raíces; las nuevas no tienen memoria. Crecen las solitudes como plantas silvestres, secas desde el tallo, voraces carnívoras.

jueves, 8 de junio de 2017

A destiempo del precipicio

Jugábamos al amor a destiempo del precipicio. La cuchilla de la espera cortaba el silencio. ¡Te tengo tanta soledad perpleja, imprevista y larga, torpe como el miedo! De esa inquietud testifico; de ese terror bastardo. El miedo se oculta a veces, breve, íntimo y profundo, en su fondo interminable.

miércoles, 7 de junio de 2017

Crujía nuestra mirada

Pero se tocaron los desiertos. Volvimos perdidos tras las cortinas. Nos hicimos tinta y papel. Y aquella noche compartimos ruidos. Larga era la noche en nuestros cuerpos. Temblaba nuestra piel como mares furiosos. Crujía nuestra mirada, se precipitaba, y nos hacíamos noche.

En tus manos, grietas

En tus manos, grietas. En mis ojos, noche. Diario, a veces. Llegada y desaparecida. Sombra impaciente alargada. Nos cruzábamos, solitarios, en nuestro olvido en la barriada de las flores amarillas. Terminaba la ciudad, y campo. Abandono del recorrido, y suelo. Pasaban los árboles en nuestras vueltas de cuerpos. Tierra e hierba como manta.

lunes, 5 de junio de 2017

Eran mis manos de noche cerrada

Tienen esquinas los árboles de primavera. Estábamos en el parque apoyados los pies desnudos juntos, las manos detrás de nuestra cabeza, sonriendo. Llevabas un vestido corto sobre tus alegres muslos. Eran mis manos de noche cerrada, hambrienta y mía.

sábado, 3 de junio de 2017

Las grietas de la noche y de los suspiros

Nos arrancábamos del pecho las horas. Nos quitábamos los bordes para estar juntos. Rodando nos hacíamos invento. Reparábamos los trozos perdidos. Tomábamos la intensidad de los ojos para aprender a no cerrarlos. ¡Ya conoces el sabor de las hojas dormidas! Redondeábamos la almohada a cada hora. Apoyados esperábamos el retorno. Legaban nuestras manos a las grietas de la noche y de los suspiros.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Como el que come al azar hojas verdes

Me como las horas de carne de tu cuerpo como metáfora de una exageración amorosa. Me marcaban las horas tu pecho. Rodaban piedras por la boca. Y ardiendo te invento. Al borde de coger hacíamos el amor como lobos esteparios, solos y juntos en el azar del encuentro. Tomabas intensidad cuando estabas dormida. Reparabas nuestra cama como el que come al azar hojas verdes.

martes, 30 de mayo de 2017

Con una mirada pendiente

Con una mirada pendiente de tu boca. Y tú callas. Y yo hablo. Y respiro sorprendido de tus manos. Y tú, besos. Y yo, boca. No podíamos hablar de lo que fuimos. Ahora eres vida y presente. Y tú, brazos. Y yo, cuerpo. Queda abierto el sol de tu sonrisa. Y tú, pecho. Y yo, lengua.

domingo, 28 de mayo de 2017

Vienes crecida y llena

Eras como la otra puerta que se abre para mi gran sorpresa. Vienes crecida, llena y crecida, con ese cuerpecito radiante. Me sacas tu sonrisa loca como si fuese la primera vez que respiras. Sacas tus jugos pendientes. Hueles a hierba. Y me ofreces como un regalo. Tu piel me hace llamadas nocturnas a medianoche. Tu boca se abrasa y calla. Me das tu lengua como buscando el infierno.

sábado, 27 de mayo de 2017

Finges, y pausa

Recién cortado el cuerpo, y finges, y pausa. Y te necesito, largo y suelo, bajo el asedio de tus ojos. Por la puerta verde sales y ya no veo los árboles. Tus ojos sorpresa. Me falta tu boca.

viernes, 26 de mayo de 2017

Era tu espalda las ramas del silencio

Resbalaba por tu espalda el peinado. Era tu espalda las ramas del silencio, y yo el paseo de tu nuca. Teníamos manos seguras, fuertes de trasnochar, suaves como el detalle. Fuimos largos asedios de sexo y de deseo, sin pausas, sin respiro. Salía de nuestro cuerpo el amor retenido. Para nuestra sorpresa, risas; luz para nuestros ojos.

jueves, 25 de mayo de 2017

Cubren tus labios la noche

Para ti, con esos ojos de borde y lluvia. Voy a volcar la sed que te tengo. Lo nuevo de tus labios me llama. Revelo yo tu nombre arrodillado ante tu cuerpo. Vuela tu falda sobre mi rostro. Tomo tu mundo como un sabor prohibido. Cubren tus labios la noche.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Y parezco el espejo callado de tus paredes

¿Cómo me lo explico? ¿Cómo te explico? No, ya no; ya me arrepiento. No iba a desmentirte, ni negarte, ¿iba? Iba, te fuiste. Me amordazas. Me cubres toda tu vida, y algo de medianoche. Me cubres con el espejo de tu vida, y con algún presagio. Allí te miro al verme. Allí en ti sonrío. Y parezco el espejo callado de tus paredes.

martes, 23 de mayo de 2017

Para rebelión, la tuya

Para rebelión, la tuya. Te fuiste, viniste, te fuiste, te quedaste. Y no te arrepientes. De tus idas y venidas, no te arrepientes; ni de mis llantos, ojos tristes, desastrosos lamentos. No te arrepientes de amarme, dices. Ni del amor que recibes, digo. Ni del reposo. Vuelas como ave migratoria huyendo del frío cuando estoy en mí contento. Vuelas y te veo por las calles radiante, con esos vestidos que llevan mi aroma. Aún tengo tu sabor en mi boca. Mientras te veo alegre y nueva. Vas por las calles en tren y en metro entre miradas como si fuesen los ojos vegetales de un parque. Me siento en los andenes, en los bancos de las calles, en los bares. Pasan esos cuerpos anónimos mientras tú no estás.

lunes, 22 de mayo de 2017

Las mordazas al mal amor

No pudieron quitarme tus labios la vida más dulcemente. Sea así mi muerte si tu boca lo desea. Muero allí entre tu carne en carne y deseo. Y si tiene que ser que sea. No tengo más notas que tus notas que se clavan. No tengo más silencios por ti borrados. No me queda más rebeldía que la revuelta de amarte contra todos aquellos que te maldicen porque te ignoran. Fuiste mi rebelión y amenaza. Fuiste el desmentido de la nada. Quitas la mordazas al mal amor poniéndole en la boca sueños.

sábado, 20 de mayo de 2017

Es la última vez que te lo digo, o no

Escucha y es la última vez que te lo digo, o no. Dice el tiempo que te quiero; y tendrá su razón. Se puso por encima esta duración, que es, sin duda, verdad verdadera. Es el mar de las olas que yendo y viniendo hace al mar y a los océanos. Son las playas mojadas y secas, su vaivén siempre vivo y muerto, tierra y agua, aire seco. Escucha que tengo que decirte como tu húmeda esencia me cubre la vida.

viernes, 19 de mayo de 2017

Eres mar y encina

Eres probablemente mi existencia, la lengua de mi alma, los ojos de mi cabeza. Eres grande como los recuerdos, raíz arraigada; y por tanto, mar y encina. Eres el último tiempo venido, mi rebelión, y algo de sorpresa. Eres el sofoco de mis silencios, mis labios rebeldes, y algo que no sé cómo se dice.

jueves, 18 de mayo de 2017

Me daban tus ojos

Me daban tus ojos como para volver al campo, al campo de tus manos, a tu pradera. Sabías amar como temporada. Te estaba leyendo y vi tu alma irregular. Vi árboles vecinos. Vi una rama amarga, manchas, vientres. Vi los dientes afilados de tu ausencia. Pretendí rugir como algo prohibido, algo vago que no empezaba. Supuse que no estabas.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Me daba por andar en tus ojos

Me daba por andar en tus ojos. Loco de mí, que no veía tu mirada perdida. No estabas entera. No hablabas. Algo nos hizo llegar a esto. Tú, yo, algo. Y cada noche entera soñaba que despertabas. Se han vuelto locos los pájaros. Se ha secado el campo. Y yo. Y yo.

martes, 16 de mayo de 2017

Estábamos en nuestra próxima puerta

De la lluvia de la noche. De tu cabeza. De lo mismo y lo de siempre. Y ahora. Nos reíamos hasta de nuestro nombre. Cierto es que aún no ha llegado el tiempo. Cierto. Nos sanábamos los ojos con miradas. Estuvimos a un paso. Estuvimos en todas la vueltas. Como pájaros migradores volvíamos a nuestras manos. Estaba el campo esperando. Estábamos en nuestra próxima puerta.

lunes, 15 de mayo de 2017

Callas en tu tibieza

Callas porque siempre sonríes y tiemblo. Sigues tu vida como si nada, como si nada hubiera sido. Sabes que fuimos manos sorprendidas, labios por encontrarse. Ven y dame otro beso para que renazca la hierba. Ven y a tu pelo me acerco. Ven, te tengo esperando el aire. Pero pareces no respirar para que no te vea. Pareces de otro lugar sin nombre. Paso por encima de la lluvia y su tibieza. Paso con ciertas noches. Te espero, antes de que me vaya la cabeza.

domingo, 14 de mayo de 2017

Pero no fui aquel cuerpo y hombre

Pero te sabías lejana aunque supongo que sola. Nunca pude llorar sin tu ausencia. Nunca tuve sorpresas sin tu boca. Y tus rodillas y tus hombros de lana se vertían en mis manos. Nunca nos encontramos en tus crecidas. Quería llevarte y respirar tus orgasmos. Pero no fui aquel cuerpo y hombre que te hizo vibrar de pasión loca.

sábado, 13 de mayo de 2017

Tu boca orilla de mis besos

No tuvimos un instante de errancia en nuestras manos. Sonaba la lluvia como un rito. Tu boca orilla de mis besos. Apresados en sus manos oscuras llamábamos a la noche. Teníamos convulsiones de cuerpo y palabra. Mordíamos el deseo como frutas. Calculábamos las dosis del veneno.

jueves, 11 de mayo de 2017

Hice la ronda del silencio

No sé en qué instante tuve enfrente a tus ojos. Sufrían de errancia. Jóvenes como la lluvia de todas la tormentas. Tuve que mantener mi boca callada para no gritar de alegría. Tuve que sujetar mis manos para no abrazarte. Hice la ronda del silencio maravillado. Y supe que el amor contigo había entrado.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Giraba la sombra de tu cuerpo

Giraba la sombra de tu cuerpo. La vi negada. No era espejismo de tus ojos. Se tumbaba sobre mi cama como reconocida. Le hice sacar sobre la sábana su sufrimiento. Un instante después, se derramaba sobre mi cuerpo. Y tuve que amarte. Hicimos el amor a deshoras, fuera de los relojes. Sostuve su errancia en mis manos. Vino la lluvia y te diluiste.

martes, 9 de mayo de 2017

En la punta de tus cabellos y cerca

En la punta de tus cabellos y cerca. En el ahora y siempre. Cuando te miro me crecen los ojos. Te encuentro en la memoria de los árboles. En su pulso desorientado. ¡Y si vieras mi sangre y sus palabras secretas! No pienses que desvarío, pues he visto tus ojos.

lunes, 8 de mayo de 2017

Te amo como un naufragio

Te amo como un naufragio. Me suena tu voz a agua, a herida y agua. Tengo trozos de soledad mojados, lamentos que cuelgan. Cerraba triste los espejos. Te buscaba. Venían tus sombras desnudas. Las llamaba por tu nombre.

domingo, 7 de mayo de 2017

Me empujan los olvidos rotos

Vivo en la zona de tu palabra. Hago puentes que te cruzan. Me empujan los olvidos rotos. Y cuando la carne nos molesta, tomamos el amor. A veces, por dentro de las espinas. A veces, con temor. Con piel y garganta. Tenemos un espejo por el que navegamos. Enemiga realidad como tormentas. De la crueldad del mudo despojados.

sábado, 6 de mayo de 2017

Y tus derramados senos

En este amor loco. En este verde silencio. En este pensar en ti extremo. Aquí y en ti te amo. Me he arrancado todas las miradas. Me he tapado la boca al aire. He hecho de ti el nombre de todas las cosas. En tus arrebatos. En tus manos. En el tiempo de tus dedos. Murieron todas las sombras. Crecieron todos los puentes. Y tus derramados senos inundaron mi boca.

viernes, 5 de mayo de 2017

En la corriente de tu laberinto

En tu espalda, en tu vientre, suspendido de tu boca, en tu nuca, mi suplicio. E iba a venir a tu cuello, voraz de mis besos. En tu pelo se esconden mis ganas. Te invoco, hora del beso. Te llevo en mis manos, y son las cinco de la tarde en la corriente de tu laberinto.

jueves, 4 de mayo de 2017

Como si el amanecer fuese tu naturaleza

Corre por tu pecho la mañana como si el amanecer fuese tu naturaleza. Eres temprana y amaneces. Como el chasquido del mundo eres. Y nombrarte contra el dolor hago. Reinas en mis noches como buena memoria. Quedan suspendidos los bordes del mundo. Y por arte, y por belleza, y por noches.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Desnuda como un eclipse

Con el mar enfrente. Con sus estrechas aguas. Y volverte a mirar y perderme. Y nombrar el adorable tiempo. Desnuda como un eclipse. Sonriente y batalla, cuando rompías el sello del olvido. Me albergabas en los rincones de tu cuerpo, en el nido de tus gotas. Hice correr mi pecho allí donde me perteneces. Hiciste la curva de tus senos y de tu vientre. Llegaste al amanecer de mi cuerpo. Y allí, nos alimentamos como ocas.

lunes, 1 de mayo de 2017

Y sabes que aún me ruborizo al besarte

Pasaban tus caricias como una marea en un hipnótico viaje. Tu dormido muslo y frecuente. La línea de tus ojos. El fondo del olvido yace dormido y frecuente. Eres pan de gaviota, mirada adorable, desnuda como un eclipse, como la noche, llena. Y sabes, que aún me ruborizo al besarte.

Se come tu nombre

Pasa la caricia hasta el hueso y pica. Pica como una avispa hipnotizada. Se come las alas de tu carne y por dentro, vuela. Se come tu nombre. Se hace un nido. Pone huevos y pequeños insectos para el hambre. Hacen pacto con las abejas y constituyen la promesa. Construyen un panel para miel. Sacan jugo a lo incompatible. Adornan la colmena con flores. Se mezclan y se vuelven dulcemente impuras.

domingo, 30 de abril de 2017

De tu lengua, barca

Pasaba la luz por tus ojos. Y el olor por tu cuello. Y circulaba el lugar de tu cuerpo. Ahora, encima de tu vestido, tomo la prueba de tu existencia. Me rompo. Me quebranto. Me hago niebla. Nube tú de las palomas de tus manos. Y el tambor de tu ombligo. Y la vibración de tu sexo. Invisible el ruido de tus entrañas. Me acaricias el placer de amarte, la piel, el sudor, la dureza. De tus labios haces marea. De tu lengua, barca. Pozo, de tu garganta.

sábado, 29 de abril de 2017

Ola azul de tu olor

Estaba pasando por tu vestido como el que no quiere la cosa. Ola azul de tu olor. Blanca piel desprevenida. Circulaba tu sexo como llamando a mis labios. Sonrojadas tus mejillas. El aliento de tu boca. Chorreaba tu lengua allí dentro.

jueves, 27 de abril de 2017

Se hunde el sudor en el silencio de tu frente

Y se hunde el sudor en el silencio de tu frente. En esta entrada de tu mano vivo aposentado como un mendigo. Es el trance de tu matriz la ternura del mundo. Pasando de orilla a orilla de tu boca de tu mejilla, tomo el lugar de tu sonrisa. Y tu cuello, en tu cuello circula la niebla como el sonido de un tambor de la noche.

miércoles, 26 de abril de 2017

Hago caligrafía de tu boca

Me puse a escribir para escribir tu nombre. Y a ti te digo con estas pobres palabras que me quedan. Hago caligrafía de tu boca, texto de tu decir, carne de tu lengua. Ya te dije que no saldríamos indemnes, que seríamos nieve después del fuego, que quedaríamos para crujir como madera vieja del olvido.

martes, 25 de abril de 2017

Topa nuestro amor de lengua a lengua

Topa nuestro amor de lengua a lengua. Nos hicimos entre labios desconocidos y ahora somos. Tomé tu mano y la acerqué a la ventana. Bajo la piel de tu mano existo. Bajo tu boca vibro. Y tu cuerpo me hace sabor líquido.

lunes, 24 de abril de 2017

Te amo peligrosamente y puente

Te amo peligrosamente y puente. Nuestro amor es de cristal, y jardín. Tenemos la vida marcada en el centro de la boca. Y un puesto de enamorados ojeadores. Estábamos marcados por los hoyos de nuestros cuerpos. ¡Qué digo! Por nuestra piel. Y hablando seriamente, reconozco tu boca al primer diente.

viernes, 21 de abril de 2017

Habla tu lengua en mi boca

Y mientras los ojos se cierran y el dolor duerme, en el otro extremo de la cama se esconde el vacío. Habla tu lengua en mi boca, seca como la noche. Pasan las horas fuera de la casa. Pasa el ruido. Viene el temor. Se resquebrajan y derrumban los puentes sobre la tierra. Ya es cualquier hora.

jueves, 20 de abril de 2017

Cuando eras nube

Cuando eras nube y volaban tus piernas y tu boca agua. Breve y larga. Testigo de la fauna de mi cuerpo. Cuando eras reposo, amor y tristeza, mientras el dolor bramaba. Me tenías reservado el ángel de la noche, tu nuca y tu espalda.

miércoles, 19 de abril de 2017

Allí donde no grita nadie, grito

Allí donde no grita nadie, grito. Es la historia de mi boca: grito. Grita la lengua de gritos de carne. Gritan los labios de aire. Grita el sudor ennegrecido. Y si tus manos vinieran a tapar el grito, muerden. Allí están las sombras del grito, sus cadenas y hambre. Se comen los gritos la ausencia, el mal y la vida.

lunes, 17 de abril de 2017

Y breve, suspiro en tu ausencia

Siento tus manos como agua de gaviota. Ya sabes que se hace el mar cuando te desnudas. Me acurrucas con tus detalles. Me hago espejo y recuerdo. Cuando duermes desaparecen las sombras. Me arrastro hasta tu boca. Y breve, suspiro en tu ausencia.

domingo, 16 de abril de 2017

Te lo digo porque sé amarte

Te lo digo porque sé amarte. En la calle continúan los hitos del mundo, pasos largos, suspendidos, carta blanca del mar. Solía mirar las farolas. Solía dormir con tus recuerdos. Miraba con tus ojos allá al fondo. Sujetaba tus gestos desperdigados por la casa. Me sorprende tu presencia, sus signos, tus escaleras.

sábado, 15 de abril de 2017

Necesito tu atardecer

Necesito tu atardecer, tus estaciones, tus espejismos. Se cierra la noche. Pasa el tren. Crecen los gritos a los vientos.

viernes, 14 de abril de 2017

Sexo feliz, loco, danzante

Y eras toda latidos, saltos, belleza. Me perdonabas el cuello y las manos como pozos saciaban nuestra sed. Y tus esplendidos vestidos eran aromas frescos. Se nos quedaba la mirada blanca y deseo. Caían las gotas de nuestras risas como arte de la ventana y lluvia. Negra tu mirada de placer. Mojados dientes de carne. Sexo feliz, loco, danzante.

jueves, 13 de abril de 2017

Nos tomamos el viaje del orgasmo

¡Peligro!, viene la noche con su perfume. Se desgrana el robar. Se desgranan tus dedos. Y entre intervalo y intervalo, palabras. Cae tu sexo rendido. En la inclinación de tu cuerpo te rompes. Nos tomamos el viaje del orgasmo. Y pronto, retomamos el vuelo. Tus párpados desaparecen. Mi boca se pierde. Estado mental desaparecido. Nos tomamos en besos. Asombros de latidos. Sensibilidad enloquecida. Y tu aire de sorpresa sobresalta sobre mi cuerpo.

martes, 11 de abril de 2017

Me desperté entre tus dientes como una huella rota

Con tu cuerpo como muralla y armados ojos, vigilabas las puestas del sol nefastas. Era tu jungla. Eran tus senos apretados. Cubiertos por arroyos caudalosos. Me desperté entre tus dientes como una huella rota. El color de las piedras chorreaba de tu boca. Los hombros empapados por la turbina de tu pelo. Fui saliendo de esa casa de arena en los intervalos del espacio.

lunes, 10 de abril de 2017

Rezabas descalza la oración de la uva

Rezabas descalza la oración de la uva. Cuando todo se pierde. Cuando irnos. Ves el caminito de la tristeza por donde las últimas horas huyen, antes que se evaporen las gotas. De tu frente desnuda cuelgan suspiros indefinidos. Y en tu mano creciente brotan caricias.

domingo, 9 de abril de 2017

En esta fosa común donde desaparecimos

Desde la madrugada, y más tarde. Desde el doblar de las horas. Desde el tiempo de la espera. Se hace la tarde pedazos como el morir de la guerra. En esta fosa común donde desaparecimos quedaron las manos fuera. Fue blanco su color hasta en la penumbra de la noche. Y triste como el sonido de unas débiles alas.

sábado, 8 de abril de 2017

Y si lloro, será porque duermes

Y si lloro, será porque duermes. Es tu boca, la que me llama tu boca. Es tu desnudez la que sostengo. Y si silencios me pones, gimo como una carne flaca, de amor, digo, de hambre. En la pérdida gruta de tu boca, se apaga mi sed y rabia. Tuvimos, para compartir, palabras viejas de almohada, ambas sendas de tu cama. Estaban los presentimientos al alcance de la mano, evocando, descorazonados, el miedo.

viernes, 7 de abril de 2017

Desviábamos la inocencia

Por las tardes en esta tierra me acoges. Me invitas a volver como si fuera hierba. En la claridad de tus besos lleno las dunas de tu cuerpo. Es siesta en tus brazos, tranquila y larga. Desviábamos la inocencia más allá. No había heridas en tus suspiros. Manos abiertas, bocas abiertas, desgarraban los velos de la noche.

jueves, 6 de abril de 2017

A dos manos apartábamos las sombras

Tiene tu rostro el eco de tus ojos. A dos manos apartábamos las sombras. Paso a paso por tu olor. Sujetados nuestros brazos por la promesa. Me presentabas la noche de Dios. El último beso de la primavera. Y por la tarde, me invitabas a los escalones de tu escalera.

miércoles, 5 de abril de 2017

Tus manos mojadas

Y en la fuerza de los árboles encontré tu deseo amoroso. En los dobles suelos de la tierra, en el verdor. Tus manos mojadas de mi narcisismo. En ese enigma. En tu invencible llamarada me invade el mundo. Era tu alcoba un atardecer infinito, eco de nuestras miradas, sombra del día, luz de nuestros rostros.

martes, 4 de abril de 2017

En el umbral del susurro

En tu sombra interior, en tu revuelta, tomabas caminos extraviados. Eran tus labios de los que no se equivocan, y tu origen, secuelas de la tierra. En mi ignorancia interior, hueco. En mis pies, silencio. En el umbral del susurro, espera.

lunes, 3 de abril de 2017

El agujero del canto

Ya, presente. Ya, distancia. Ya, el agujero del canto. Me toca decir. Te toca decir. Y el temblor. Y el temblor se hace verano. Y sonríe el calor de la noche. Y la oscuridad de tus labios. Fueron serenos cimientos. Y el rumor del lenguaje. Y las escapadas visibles... de tu piel. Naciste tarde. Sensata y dispersa. Entregada y molesta. A la sombra.

viernes, 31 de marzo de 2017

Lleva dentro el amor un naufragio

Ahora tengo un recuerdo inacabado. ¡A ver cómo escapo ahora de la tristeza! Te amo por encima de tus labios. ¡Ya quisiera yo tener tus ojos en mi melancolía! El amor es sordo, y ciego, y despistado. Y lleva las horas muertas colgadas al cuello. Lleva dentro un naufragio, una lluvia seca, los ojos hinchados.

jueves, 30 de marzo de 2017

Por si un día

Por si un día el horizonte se achica, y el corazón aún verde, y se limpia desgranado el pasado, y llega el aviso de tu vida como una primavera limpia, y tomo la copa de tus manos, y constato que ya no estoy triste, ...

miércoles, 29 de marzo de 2017

No está permitido olvidar

No está permitido olvidar lo que crece en tu boca. Ni tu nombre, ni tu amor, ni tus besos. Mucho me temo que tú algo borraste. Aquella imagen de tu cuerpo nocturno. Aquel despertar sin consciencia. Evaporada de mí. Evaporada de ti. Me borrabas la noche, distraída, somnolienta, en esa frontera más allá de nuestros cuerpos.

martes, 28 de marzo de 2017

Dando vueltas a tu mirada

Dando vueltas a tu mirada la oscuridad se arrojaba hacia tus ojos. Suspendida y desnuda, abierta y precipicio, deshecha y vientre, se perdía tu cuerpo como una palabra loca. Así comienza el mundo a dar vueltas, a arrepentirse, a traicionar la máscara.

lunes, 27 de marzo de 2017

Probabas el ombligo de mi boca

Me atraganto en tu boca. En el contorno de tu lágrima. En el fondo de tu vestido, acaricias. Y tengo que decirle a mi sombra que se vaya. En tu cama, brazos y torso. En tus ojos, llanto y llama. Allí vi un grita de distancia. Allí vino tu silencio. En tu vestido, desnuda. En los adentros de tu cuerpo. En tus ojos, agitado. El deseo llama a tu garganta. En tu fuerza oculta. Probabas el ombligo de mi boca.

domingo, 26 de marzo de 2017

En tan fugaz

En tan fugaz. En tan solo el viento. En el pasaje de un beso. En el turbio recuerdo. Y ya, preferí dar la vuelta a tus labios. En su periferia serena. Me escapo y vuelvo. Al contorno del deseo seco.

viernes, 24 de marzo de 2017

Ciego como una tormenta silenciosa

Te hablaba despacio como el que no quiere despertarte, como el que balancea el tiempo en primavera. Estaba en la ofrenda de tus manos, en tu llanto, en el nombre de tu divina sangre. Ponía suspendida la vida muy cerquita de tu fuego, ciego como una tormenta silenciosa. Descansabas viva y suelta en tu boca insaciable.

jueves, 23 de marzo de 2017

Con tatuajes me hago tu cuerpo

Con tatuajes me hago tu cuerpo. En la nevada de tus ojos soy nieve. En los bajos de tus pies soy pasos. En tu culpa, remordimiento. En estas alas de las alturas, vela. Es como si contemplases el balcón de la tristeza. Sonríes en el abandono. Se riza el amor en tu cabello. Me hablan despacio tus dedos. Y, poco a poco, eres atadura de mis manos.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Ser camino de tus manos y sombra

Cuando paso por el museo de tus manos, son las marcas del invisible tiempo que hacen señales. Tal vez sea tu red y aliento. Tal vez cerca de tu rumor garabateo. Quisiera ser olfato de tus palabras. Regresar insomne a tu cuerpo. Ser camino de tus manos y sombra. Ser perfume de tus ojos cerrados. Quisiera ser la clave con la que te sostengo, tu tatuaje, tu amor y tu sexo.

martes, 21 de marzo de 2017

Dame un grano de sombra

Pero calla, calla y no me adivines lo que cae en pedazos; ya es suficiente con que el tiempo me hable. Dame tu mano. Dame tu presencia. Dame, para olvidar, un viejo olvido. Dame un grano de sombra. Con ese despertar tengo el pliegue de tu cuerpo. Tengo claridad de tus murmullos. Tengo el cristal de tus muslos.

lunes, 20 de marzo de 2017

La entrada de árboles retorcidos de los sueños

La entrada de árboles retorcidos de los sueños traiciona la memoria, le crecen las mentiras, antes, antes, antes del amanecer. Es entonces cuando el espacio de tus ojos, por no haber hablado, se hace oscuro y negro. Coge el silencio tu mano y se hace dolor.

domingo, 19 de marzo de 2017

Se disolvía el viento

Éramos una nueva noche en el círculo del misterio. Allí, en el origen de nuestro nacimiento, se concentraba el mundo. Nos traicionó la memoria. Veíamos archipiélagos del pasado, máscaras de la vivencia. Se disolvía el viento como nudos de la vida.

sábado, 18 de marzo de 2017

Fui vaso de la humanidad de tierra

En ti, en tu verso de carne, alma y corazón me convierto en terrestre, divino interior, exterior, y me pronuncio sobre ti oculta. Mis pies irrelevantes tomaban sombras y temblores de falsos velos hasta encontrarte. Fui vaso de la humanidad de tierra. Fui columpio del viento, eterna espera.

viernes, 17 de marzo de 2017

Extraño mundo de instantes invisibles

Extraño mundo nos lleva como a muertos la corriente. Esclavos de la invisible vida. Instantes del vasto universo. Me he encontrado en la hierba el olor de lo que nace, la revelación ciega del perpetuo movimiento en la carne. Fui fruto bendito del hallazgo, presencia del dentro y del fuera, indivisible y separado, limitado e infinito, triple carne de una unidad oculta, repleta de misterios.

jueves, 16 de marzo de 2017

En esa sombra germen

En esa sombra germen del cuerpo estábamos al límite de nuestras fuerzas, casi rotos como preguntas sin respuestas. En ti me alcanzo. En ti para tenerte. En la vida de tu limpia carne me busco visible. En esa senda tuya que amenaza siempre con despedidas, tiemblo de temor y miedo ante ti desvaneciente. Mudo, esclavo del pánico que me produciría la aparición de tu sombra.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Plagiábamos Lunas llenas azules

En nuestras manos estaban la noche y la vida como una llama larga y unos cuerpos que arden. Eran los juegos y el circo de la noche, donde hacíamos juegos irremediables. Y muy cerquita de tu cuerpo y de la lluvia, plagiábamos Lunas llenas azules. Estábamos allí en la prehistoria de los ojos, en las paredes de sombras, germen de la vida y del misterio de las preguntas.

martes, 14 de marzo de 2017

Morían en nuestros ojos las palabras

Tal vez los presagios. Tuvimos un plan para hacernos una vida. Pero la oscuridad estaba baja. Tomaba el sitio de los cristales. Las cuerdas paralelas creaban muros virtuales. Nacía la nieve por las noches. Morían en nuestros ojos las palabras. Fue largo e irremediable.

lunes, 13 de marzo de 2017

Hicimos noches eternas

Hicimos noches eternas con piruetas. Pretendíamos echar fuera al futuro. Estábamos con los cuerpos rendidos y nudos. Salíamos, a veces, a mirar las sombras. Al final de nuestra mirada la teníamos perdida. Febril y originaria se concentraba la lucidez en la noche. Era terreno para todos los presagios. El plan no nos sacó nunca de donde estábamos.

domingo, 12 de marzo de 2017

Te recibo en un beso pegado en la retina

Te recibo en un beso pegado en la retina. Yo pluma, tú viento. Se le cae la piel a la noche y los dedos a escalofríos. En aquel momento, en el tacto del recuerdo, estabas antes y cerca. Fuimos campo recogiendo primaveras. Dormía el pez sobre una hoja acuática espesa. Hicimos noches de temblor y cama.

sábado, 11 de marzo de 2017

Retirado de ti, siguen las páginas de la vida

Retirado de ti, siguen las páginas de la vida. Amaneces en otro lugar. Cualquier estación sirve. Es demasiada la tinta de la vida. ¿A qué viento retorcido vas? O son las olas que te llevan, viento, mueves, navegas. ¿Acaso es el agua camino retirado por todas partes?

viernes, 10 de marzo de 2017

Te hacías distante y rota

Descubren tus ojos las puertas de la sonrisa. Estaban los silencios colgados, la primavera presente. Era la tristeza corta. Tu dulzura vello de mi piel, milagro de la luz de tu cuerpo. Y, a veces, criatura de la timidez. Te hacías distante y rota, otra y encierro, lento silencio del golpe de la pena.

jueves, 9 de marzo de 2017

En la orgía del silencio

Estaba en nuestra garganta huecas la lengua seca, y ávida, y gigante. Nuestros labios hinchados en la orgía del silencio. La voracidad con sus puertas, sus bocas gigantes, y su sonrisa de milagro. Nuestros ojos descubiertos como un campo de flores salvajes se abrían a la satisfacción del bosque.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Desprevenidos nos cogió el silencio

Desprevenidos nos cogió el silencio con esa cara de cachorros inocentes. Gemíamos tumbados bajo nuestros vientres mamando nuestra piel, insaciables. Hace mucho tiempo que nuestra respiración tenía frío. Olían nuestros cuerpos al baile de la vida. Ya podía morir el mundo en nuestro tiempo continuo.

martes, 7 de marzo de 2017

Habíamos conocido el silencio delirante

De tus manos de placer deriva el mito. De la sagacidad de nuestros cuerpos nacía la sonrisa. Nos convertíamos en orgasmos victoriosos, pies temblando, manos mojadas. Habíamos conocido el silencio delirante antes de volvernos música.

lunes, 6 de marzo de 2017

Perdíamos el sentido de la memoria

Estábamos en el torbellino de la lluvia y de las noches haciendo piruetas de amor y cama. Se asomaba el naranjo por la ventana. Pretendíamos borrar el futuro para protegernos. Manteníamos los días y las horas muertas. Éramos las almas del perpetuo movimiento, perfectas, sin conciencia. Perdíamos el sentido de la memoria, sin hambre del saber, sin incertidumbre ni misterio.

domingo, 5 de marzo de 2017

Pasa las hojas de mis manos

Este es el aire de esperar. Este es el lugar fijado para el encuentro. Tuve, tuviste, siempre. Fui, fuiste, siempre. Y prenderás el fuera y el futuro. El tiempo compartido como agua. La tierra mirándonos. El aire con alas. Mírame dentro donde te tuve. Pasa las hojas de mis manos. Cuéntame las piezas del alma.

sábado, 4 de marzo de 2017

Al principio de lo escrito hubo un secreto

Al principio de lo escrito hubo un secreto; un secreto de lluvia, la vida sagrada vistiéndose con la vida de los cuerpos. Entonces, llegaron tus manos como olas, y la espera de arena, y el silencio. Hubo un principio de quererte, como ahora recuerdo, un fuiste y un darme, un lugar esperado lleno de aire.

viernes, 3 de marzo de 2017

Es solo confusión el suspiro

Es solo confusión el suspiro. En esta piel ansiosa, hiperventilada y sola, te encuentras de menos. En este cuerpo, por tus manos escrito, te espera tu secreto. ¡Sagrada lluvia de tus besos! Es este el ritmo de mi desvarío. La pérdida, sin ti, de mis manos.

jueves, 2 de marzo de 2017

Tu piel me hace ansioso y débil, y lluvia

Paso yo disperso para decirte, con voz del te amo, como voy desnudo sobre los lomos de tu deseo. Acostado estaba tu perfume, tú incompleta, escribiéndome interminable, a la velocidad del tiempo. Te he descubierto dura como el abismo, dolorosa como una ruina, y a pesar de todo vehículo de mi vida. Y para confusión, tu piel me hace ansioso y débil, y lluvia.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Permanecía tu calor como un dolor con memoria

Velo es puente, velo olvido. Extendí tu ausencia como una falta de muerte, se cerró mi cuerpo como una peste solapada. Permanecía tu calor como un dolor con memoria. Disperso me hizo desnudo, perfume incompleto, hoja de la ciudad exterminada.

martes, 28 de febrero de 2017

No hay espacio en tus ojos

No hay espacio en tus ojos para otro mundo. Doy gracias a Dios por haberme ellos tocado. De hecho, su veneno convierte mi amor en instante. Extendí mi falta y ausencia, mi alma y mi cuerpo, hacia tus manos siempre presentes. Volábamos sin cara de dolor, con ojos permanentes en nuestros ojos.

lunes, 27 de febrero de 2017

Te regalo mi memoria

Te regalo mi memoria para que la deposites en tu alma. En ese lugar, alma. En mí, condena. En tu vivir, aunque abismos, vida. En el fuego de tus hojas. En las grietas de tus lágrimas. En ese largo espacio que cubren tus ojos se hace mi vida, me tocas. No hay espacio para el mundo y su veneno. No hay aire para la vela que dirige al puente.

domingo, 26 de febrero de 2017

Se declara la vida ruina de la memoria

Amante del ruido y del refugio de permanecer pillado. Duerme la casa. Duermen los espejos. Y todo el curso de la vida se deforma. Mi cuerpo antes y tus manos. Tu aliento, mi boca y tu boca. Desgarro de mí. Se declara la vida ruina de la memoria.

sábado, 25 de febrero de 2017

Y vi el desgarro en sus sueños

Me he quemado sobre tu cuerpo en este misterio de la tormenta. La vida fuera nos dice que no somos. Éramos habitantes de la nada. Pero nos desbordaba ese desorden. Me amaste antes y ahora. Me parecía tu rostro el mundo, tu cuerpo mi espejo. Y vi apilados los que duermen. Y vi el desgarro en sus sueños.

viernes, 24 de febrero de 2017

Me tomo tus labios

Me tomo tus labios nuevos como algo que nunca he tenido. Me ardía la novedad de tus labios como una mañana nueva, como un rocío desconocido y extraño. Impaciente te busco, te alcanzo, me reúno, y veo en el vano tiempo el mundo hundido de tantas veces que no estuviste. Veo los silenciosos detalles en la lectura de nuestros cuerpos. Veo como cae el desborde de la noche, sin freno, como guiño de amarte.

jueves, 23 de febrero de 2017

Tu mojada boca

Nunca duró nada como tú y tu cuerpo, y tu amor, digo, y tu aliento. Estábamos en esa ducha brillante comiendo nuestros cuerpos, y el sexo luminoso, y tus manos, digo, y tu mojada boca. Nos recibió tu mesa limpia mientras preparábamos los orgasmos, calientes, a fuego lento de llama con la madera que nos animaba. Topamos en una vuelta con el suelo y nos partimos el deseo en mil pedazos de llamas que nos ardían por dentro.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Veo el correr de tu cuerpo

En tu roce. En tu espacio. En mi cabeza. En tu vestido. Llevo sobre mis ojos tus ojos hablando. Veo el correr de tu cuerpo como humo de mi cuerpo hambriento de penumbras.

martes, 21 de febrero de 2017

Tomábamos tu piel

El sol pesado sobre tu mano hacía la siesta. También te esperaba como yo te esperaba. Ambos, acostados sobre tu vientre, tomábamos tu piel como una taza de té en primavera. Huele la tarde, huele. Huele a tu cabello solo sobre tu rostro. Tomo tus labios y tu hombro, tus ojos sonrientes hablando, tu suave respiración en mi boca.

lunes, 20 de febrero de 2017

Nuestros cuerpos excedían en laberintos

Nuestros cuerpos excedían en laberintos. Era como estar en todos los lugares al mismo tiempo, vivos y en sueños. Caíamos en el sopor de las paredes, en agujeros secretos. Sin causas de dolor en el pecho esperábamos acostados el resurgir de nuestro aliento. Olía a tarde.

domingo, 19 de febrero de 2017

Gritos agua

Mi lengua arraigada en tu boca ahora desborda, ahora agua, ahora fruto. Cabes en mi cuerpo como todas las causas que cambiaron mi mundo. Gritos agua. Cuerpo disperso. En tus piernas aterrizo pecho sueño. El dorso de tu mirada hace agua en mi boca, por mi lengua navega, muere en mi garganta.

sábado, 18 de febrero de 2017

Las piernas de las horas entrelazadas

Las piernas de las horas entrelazadas. Las manos testigo. Los pagos de la noche. Y en este momento el mundo oculto. Se sobrescriben los amores quemados. Y esos gritos encendidos del regreso, mezcla de aire y pulmones. Te quiero encendido, iluminado como un ojo loco. Te quiero como ojo y boca, lleno como un cuerpo, y ahora fruto delirante.

viernes, 17 de febrero de 2017

Tomé cita con el pasado

Estaban solas las puertas para consumir el tiempo. Era la casa un dormir. Una vez sellado el espacio verifiqué tu presencia. Vino un soplo de tus palabras escritas sobre el papel de la mesa. Quise dormir. Quise despertar. Quise tomarte como el que duerme. Tus dedos desconocidos quedaron como pedazos. Se me entrecortaba el sentimiento con pereza. Tomé cita con el pasado a la hora de la esperanza.

jueves, 16 de febrero de 2017

En los locos pedazos de la fiebre

Estábamos en los locos pedazos de la fiebre en las noches que cruzábamos el mar. Discutían nuestras manos como un agitado viaje. Parte de ti crecía como una vela, como un cifrado equipaje. No había regreso en aquellas noches de intuición, solo magia desnuda. Estaban las puertas del dormir cerradas. Mientras, dormía el silencio entre nuestras piernas.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Duerme el árbol de nuestros orgasmos

Para desconfianza... las preguntas de la sospecha. Y de repente el dolor. Y de repente mi pecho retorciéndose en sus cenizas. Duerme el árbol de nuestros orgasmos. Duerme la sombra donde te quise loco. Duerme la fiebre de nuestras manos como un viejo barco sin vida.

martes, 14 de febrero de 2017

La noche de los pájaros locos

Me encanta tu delito de amarme. Yo, que nunca aprendo a ganarte en confianza. Tú, que te mereces hacerte. Y voy a hablarte con este cuerpo convulsivo hasta que la mañana amanezca y más allá si se puede. Voy a darte la noche de los pájaros locos del amor y nocturnos.

lunes, 13 de febrero de 2017

Se ha corrompido el desorden de nuestras

Se ha corrompido el desorden de nuestras manos mientras el recuerdo se pasea solo por las calles. Me dueles; a trocitos me dueles. Se precipita la confianza por las calles del tiempo como bolas grises de las manos de los niños inocentes. Botan, ruedan y botan, chocan, suenan contra la dureza del asfalto. Y allí, muy lejos, acaban siendo diminutas como grises copos de nieve.

domingo, 12 de febrero de 2017

En tus saltos de luz

En tus saltos de luz y de espaldas se hacen las bienvenidas de tu boca. Tengo la fortuna de tus dientes, el sobrecogido secreto de tu aliento, y tu nombre. De repente, me muestras tu cuerpo como una colmena caliente, donde la miel se derrite en el desorden de los negros picos y entre las alas transparentes.

sábado, 11 de febrero de 2017

En los bordes de tu cuerpo

Bajo tu vestido, en los bordes de tu cuerpo. Bajo tus palabras, en el borde de tus labios. Sobre tu piel caminaba mi hambre. Allí todo brilla. Allí hablan todos los idiomas de tu cuerpo. Allí la luz salta. Y yo en tu centro como un avaro anticuario retomo tus detalles hasta que la noche me duerme los dedos.

viernes, 10 de febrero de 2017

Cantaban nuestras manos como pájaros ladrones

Cantaban nuestras manos como pájaros ladrones sobrevolando tu pecho a la sombra de tus cicatrices. Vienes de acuerdo con la vida en el sentido fugaz de tu presencia. Bajo tu vestido se hizo el hambre, se acurruca la distancia, y brillan los idiomas de tu cuerpo.

jueves, 9 de febrero de 2017

Iba heredando las huellas de tus pasos

¿Qué tiene de esperanza esperarte como un golpe de calor que me perturba? Andaban perdidas tus palabras en otros brazos como si las calles fueran suyas mientras yo robaba farolas para seguirte en la oscuridad, ni demasiado cerca ni demasiado lejos, cerquita como para captar el vuelo de tu olor. Iba heredando las huellas de tus pasos. Las guardaba en una caja nueva de zapatos al lado de mi cama. De vez en cuando, cuando el letargo me agotaba, la abría con la incertidumbre de que se hubiesen ido de noche en noche.

miércoles, 8 de febrero de 2017

En el umbral del amor

En el umbral del amor como un clima abierto juegan nuestras miradas para ver en cuantos puntos se acercan. En mi celda de pájaro, vuelo cohibido por culpa de tus labios. En breve, tu mano.

martes, 7 de febrero de 2017

Me llamas asfixia

Me llamas asfixia o ahogado, fuente de un amor que te mata, y yo solamente te he dado el primer trago. Juegas, incesante, ha parar el deseo, como si hicieras un refugio grabado en tu cuerpo.

lunes, 6 de febrero de 2017

De ese lado de la fuente el amor

De ese lado de la fuente el amor tomó el primer trago. Inclinó su cabeza mirando de reojo el rayo de luz del sol que atravesaba al agua. Sonrió mientras mientas el agua cristalina enfriaba sus jóvenes labios. Puso la mano que le quedaba libre bajo su boca en forma de cuenco para que nada se le escapara. Cuando terminó le dijo a ella que bebiera, que estaba rica, que era buena. Ella se acercó, sujetó su vestido entre sus rodillas, y tomando su pelo con una mano, bebió.

domingo, 5 de febrero de 2017

Entre nuestras manos hace frío

Entre nuestras manos hace frío como cuando crujen los árboles bajo el vendaval. Ábreme la boca que me precipite en ella como la caída libre de una gran cascada. Supe en ti beber sediento. Y ahora caigo como una mirada llorosa.

sábado, 4 de febrero de 2017

Nos hacíamos bocados perfectos

Teníamos una extraña fiebre en el cuerpo. Cada vez era como relámpagos. Nos hacíamos bocados perfectos. Lo llamabas nuestra fuerza creciente, como un punto cero de donde surge el amor.

viernes, 3 de febrero de 2017

Tú escuchas el amanecer

Tú escuchas el amanecer cuando despierto. Es entonces cuando tenemos la boca clavada a la noche. Me hacías un silencio como algo transparente, impetuoso y perfecto. Créeme, esto es una repentina noche que confunde el tacto; este es tu redondo pecho como una alarma. En su codicia, nuestros ojos cayeron sobre nuestro sexo.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Ya es medianoche suspendida en el silencio

Y sin embargo, me conoces como nuestro viaje. Sabes que te escucho preparando la ceremonia de la memoria. Ya es medianoche suspendida en el silencio. Ya es aroma suave. Cuelgan las hojas de los recuerdos bajo el techo de la habitación. Doblegado el ruido y todavía no amanece. Escucha: Ya se hizo el dolor transparente. Ya no despierto con la boca clavada. Ya no. Pasaron todos los nombres como sonámbulos por los pasillos dejando el olor del dolor sobre la madera. Escucha: Tal vez despierte y te llame besando tu boca.

martes, 31 de enero de 2017

Estábamos en el descuido del erotismo

Surges escondida en tu alma participando del milagro. Estábamos en el descuido del erotismo, hermosa como una hoja al sol. Me rodeabas con tus brazos de agua, abierta como tu voz. Nuestros cuerpos, sorprendidos en la tormenta, goteaban como un divino misterio. Supe que tenías llagas por el roce de mi lengua. Y sin embargo, te percibí absoluta.

lunes, 30 de enero de 2017

La lengua del deseo crece

Es la vida un mundo de enjambre en desequilibrio. En el mundo paralelo del amor aterriza la vida en picado. Y tu vestido lleva dentro la lluvia. En ese lugar nada sufre, todo es ilimitado. La lengua del deseo crece. Crece la potencia. Crece la sed de tus manos mientras tu alma participa en el milagro.

domingo, 29 de enero de 2017

Mezclábamos nuestro lado invisible bajo el disfraz de la piedra

En la oscuridad no se hizo nada. Allí teníamos una visión borrosa. No se hizo lo vivido como una vida extra. Nos quedaban las palabras como aduanas prohibidas. No había túneles para pasar al otro lado. Nuestros ojos se miraban a través de las alambradas, aturdidos bajo el sol del desierto. Mezclábamos nuestro lado invisible bajo el disfraz de la piedra. De hecho, la lluvia nunca llevaba.

sábado, 28 de enero de 2017

La rama sostiene al bosque

La rama sostiene al bosque como los recuerdos a la vida. Tus labios paseantes ocultaban mi exilio. La claridad de tu boca siempre fue para mí un misterio. Nos mojaba la sonrisa de la lluvia. El aire se hacía, a veces, espeso. Nos convertíamos en la desnudez de la cama. Quería recorrer la languidez de tus lágrimas, pero nuestros cuerpos quebrados nos hacían dolor perpetuo.

jueves, 26 de enero de 2017

Descubrí tu sombra

Impulsándome a la superficie de tu piel, entonces, descubrí tu sombra. Me ofrecías la parte de ti más desconocida. Desenroscaste mi ceguera. Abriste agujeros en mis manos, y de la duda un germen. Eras nueva en tus gestos eróticos, nueva como pasajera de otra cama. Tuve que reunir todas las fuerzas para no explotar como la dura corteza de un árbol longevo. Me sostuve en mi creencia para no tomar en serio mi propio espejismo. Me sostuve con duda. Transgredí los límites de la razón. Y seguí amándote como si hubiese entrado en un sueño.

miércoles, 25 de enero de 2017

Estábamos en la última culpa

Mis manos usadas de tanto manosear el recuerdo terminan gastadas, por golpe de piel, por ejemplo. Pienso suplicarte para que me empujes a la desesperación. Me atormentan tus manos ausentes, tu sonrisa, su locura. Estábamos en la última culpa cuando te fuiste. Me viste gritar, ¡y nada! Me viste pelearme con las paredes, ¡y nada! ¿Dónde se esconde tu voz y tu presencia? Impotente termino con mi vida y muerte. Te llamo como al metal, sin saber quien soy. Todo está lejos, ahora. Cautivo quedo en este cautiverio sin superficie ni sombra.

martes, 24 de enero de 2017

El fango de una tierra ausente

Mis brazos te recuerdan. Tu imagen aún me salpica en la cara como el fango de una tierra ausente. Se ahoga un socorro en el dolor y en los desechos del silencio. Ya sabes que tengo las lágrimas vueltas, borrados los espejos. Me niego a temblar. Me niego a todo lo que se desvanece. Me niego al golpe de lo que no ha sido.

lunes, 23 de enero de 2017

Y el fluido hacía ecos

Y te preguntaba cualquier cosa para que me hablaras. Resultaba entonces una celebración en cadena. Estábamos locos haciendo sonar los tallos. Y el fluido hacía ecos. En el abismo de los viajes comíamos distancia. Flotas y te quiero. Te quiero de brazos, hombros y mirada. Y si te parece, «agüame» el regreso.

domingo, 22 de enero de 2017

En el inicio y en el cantar del recuerdo

En el inicio y en el cantar del recuerdo se hicieron para nosotros las vueltas de la vida. Estaba decidido a amarte por el empuje de la pasión. Habíamos encerrado los miedos en vuelta y media. El mar dejó de ser un infierno y la playa un cementerio. Fue ayer cualquier hora. Fue ayer una pregunta. Y por que negarlo: resolvimos los pasos que nos alejaban. Nos amamos como los que creen, inventando el calendario. Pusimos orden al Tiempo y celebración al cuerpo. Ya no esperábamos cualquier cosa sino la celebración de la sal de la vida.

sábado, 21 de enero de 2017

Tomó ojos el instinto

En esta vida la plenitud de la apariencia hace reino. Y fue el primer día. Y fue el primer beso. Y fue la envidia. Llegó el deseo cantando como un recuerdo olvidado. Tomó ojos el instinto. Y un asistente ciego nos llevó de la mano.

viernes, 20 de enero de 2017

Quiero producir un efecto oscuro en tu memoria

Encendiéndote la noche y el movimiento y el beso. Es tarde clara y fuerte tiempo. Es precipicio extra de nuestros nombres. Voy a abrirte las ventanas, tus aguas profundas, y todo aquello que en ti se abre. Quiero producir un efecto oscuro en tu memoria, un cambio de tu cuerpo crítico. En esta plenitud del eres diferente, voy a borrar todas las diferencias que alguna vez nos alejaron.

miércoles, 18 de enero de 2017

Te enciendo en la negra lámpara del recuerdo

El tiempo se nos rompe entre nuestras manos contradictorias. Es natural: queremos fijarlo; queremos hacerlo según nuestras visiones. Y tú, mi dulce espejismo, ya no eres tiempo. Te fijo con mirada oblicua. Te hago inevitable. Te hago misterioso beso en el que resucito. Te enciendo en la negra lámpara del recuerdo para hacer de ti ventana. Eres mi idea clara de la sorpresa, la fuerte mira del movimiento. Y si ya es tarde para la carne, me conformaré con el olor de tu cama.

martes, 17 de enero de 2017

Cae mi boca sobre tu boca

Te traigo, amor, la apertura del tiempo, su rigor y movimiento, su espera. Cae mi boca sobre tu boca como un segundo, esparcida y concentrada, alegre y silencio. Pensaba hoy detenerte un poco y romper juntos la vida que no espera. Es natural e inevitable, tonta y contradictoria, con sus visiones cruentas de lo que sentimos.

lunes, 16 de enero de 2017

Su memoria se puso en sus ojos

Su memoria se puso en sus ojos. Su cabeza, a veces, a lo loco en tu boca. Y me pregunto si vas a volver con tu boca de agua. Si lo haces, te pillo la palabra. Y en ese movimiento de aferrarte de nuevo, te hago vértebra de mi vértebra, hueso de mi hueso.

domingo, 15 de enero de 2017

Con la boca llena de olvido

No puedo amarte como otro distinto; no está en mis manos, ni en mis pies ni en mi cabeza. ¿No ves, amor, que no cambio, que soy yo como el de antes? ¿Qué has hecho para olvidarte? ¡Tantos años fuera de la órbita de mis ojos que ya no me reconoces! Desapareces como el que no dice nada, como aquel que pierde la locura y ya no ve, sin cabeza, sin boca, sin preguntas y sin palabras. Te pillo, amor, con la boca llena de olvido.

sábado, 14 de enero de 2017

Las tristes sombras toman coraza

Me gusta verte en nuestra estancia de agua, verte otra, y la de siempre. En tu rostro camina la noche; y el día, a veces, se maravilla. Te llama la noche. Sonríe el día. Salta tu esplendor a la vista. Y las tristes sombras toman coraza.

viernes, 13 de enero de 2017

Me gusta verte anestesiar el tiempo

Si estuvieras en el amor de cuerpo y cara, de emoción permanente, sería eterno el árbol de la puerta. Me gusta verte sentada bajo su sombra mientras el brazo alargado de su rama te roza. Y ese agua que bebes. Y esa escalera del parque que a veces miras a lo lejos. Me gusta verte anestesiar el tiempo, tomarlo en tu mano y hacer ovillos de lana.

jueves, 12 de enero de 2017

Si fueras árbol o agua

Si fueras árbol o agua, o la sabia que corre por sus brazos, serías fluida emoción que me hace. Si estuvieras aquí como espacio serías la corteza que me sujeta y la clorofila circulando por mis venas.; serías la madera de mis muebles, mi techo, mi salida. El agua roza por tu ventana; pareces tú pidiendo al cristal que te acoja. Miro, un momento, a través de ti, pareces luz que me habla, calle que me llama, espacio abierto de tu alma.

miércoles, 11 de enero de 2017

Hicimos la insaciable noche

Hicimos la insaciable noche. Le hicimos una boca perpetua. Yo me llevaba a tus manos. Me arrojaba en tu lengua. Y salvajes, nos confesábamos en la oscuridad. Ahora gritan las paredes. La vibración del calor desuella. Mis brazos están pegados al silencio. Mi lengua muerta.

martes, 10 de enero de 2017

El nervio de la soledad borrada

Mi bella desconocida... El ángulo de mi vida. En ti reposan todos los troncos secos del desastre. Vendaval de desnudez. Ventana de las hojas rojas. Luz del cielo reencontrado. Noche del tiempo donde estuvimos inmersos. Tú, mi presente, eres la fiesta de mi boca, el nervio de la soledad borrada.

lunes, 9 de enero de 2017

Todos los miedos hicieron tormentas tropicales

Todos los miedos hicieron tormentas tropicales y abundante colección de fantasmas, un canto tropical de pájaros locos. Creyeron que sus plumas multicolores los hacían dueños del aire, amos de la tierra, amados de los árboles. Y vino por aquel entonces una creación definitiva donde ellos eran puro ornato, trastos de museo de cera y objetos de taxidermia.

domingo, 8 de enero de 2017

Mirábamos con horror

Nos sorprendió un día lo siniestro en el fondo del amor. Desde fuera conmovidos mirábamos con horror. No creíamos en su existencia. Pero sus alas incomprensibles parecían tener vida eterna. Te miré sorprendido por tu vecindad. Me miré allí desconocido. Un profundo miedo puso ángulo a nuestros sentimientos. Fuimos por un momento apresados en el horror.

sábado, 7 de enero de 2017

La llamada de nuestros ojos coincidían

Ella y yo tenemos dos o tres o más palabras confusas, una chimenea, un patio, una almohada y la piel; y el ombligo de los sueños. La llamada de nuestros ojos coincidían. El enigma se abría en la confusión de las mariposas. Lo siniestro adornaba las calles fuera de la puerta. Y el miedo era neblina corta de la mañana.

viernes, 6 de enero de 2017

Y en el vértigo, la niebla ciega

Murió su mirada cautiva como una hoja seca tras la tormenta aplastada por la pesadez del aire. Ahora las nubes cortan las torres del silencio. Y en el vértigo, la niebla ciega los ojos antes vistos. Hacen callar las mudas aguas que ya no coinciden con nada.

jueves, 5 de enero de 2017

Me olvidaste como a un nombre de piedra

Me olvidaste como a un nombre de piedra se olvida. Después me tapaste con la duda y pusiste el candado del secreto. Pasa la oveja negra del amor balando con lengua del Infierno. Va derecha a la hoguera ardiente del holocausto. Entre niebla y niebla sus pezuñas se derriten dejando una mancha perenne en la tierra.

miércoles, 4 de enero de 2017

El amor en su desnudez

Y el amor en su desnudez es ceguera, ceguera desnuda de ojos ciertos, desproporcionada criatura de los fondos marinos del alma. El amor es ver en definitiva el secreto, el secreto de no estás allí donde te busco. Me arrastro en mi desnudez boca abierta a tu boca en el acto de encontrarte, criatura.

lunes, 2 de enero de 2017

En esa dimensión de tus manos

Amada quemadura ¡qué olor tan bueno! A carne viva, a duelo. Y en esta parte donde te estás quemando huele a la piel de tu deseo, a esa dimensión de tus manos donde lamo mis elogios. Ansioso y agitado voy presto a tu amor amado. Amar como un ruego me cruza la boca, me hace playa y arena de tus labios. Allí, desorientado, me desnudo, me hago criatura de tu deseo.

domingo, 1 de enero de 2017

Las cortezas de los árboles hacen el silencio

Cuando las cortezas aparecen se hace un árbol del silencio. Una sosegada tarde anuncia la noche. Un ayer se hizo hoy. Y el mañana... ¡quién sabe el mañana! Un hermoso árbol se hizo silencio, y una fuente agua potable, y tu mano, mi pecho. Un debo dormir se pierde como un pájaro perezoso de la noche. Un desecho de vida se pierde por el olor del desagüe. Una identidad amada se quema. Y la carne viva es ahora atentado.