sábado, 22 de julio de 2017

Viene la lluvia a la manera del silencio

De aquellos que no olvidaron, la última llegada. Se pueden esperar todos los caminos a través de la espera. Se hacen bocas de aire y piernas. Se miran la piel como florece y sus orillas; brotan y tiemblan como semillas verdes. Viene la lluvia a la manera del silencio. Con sus invisibles manos echan raíces, se encarnan como dedos crecientes, llamas de la viva tierra.