jueves, 31 de octubre de 2013

Sentí la noche moverse mientras tú soñabas



Airi, he salido a la calle.
Allí está el puente curvo y los almendros.
¿Y cómo son los almendros?
Los almendros son rosa.
¿Y qué piensas?
Pienso en ti.

¿Y tú qué has hecho?
Dormí entre las puertas.

Yo tuve una noche de  fiebre.
¿Estuviste enfermo?
No. Estuve febril.
¿Y eso?
Te estuve pensando.
¿Y qué pensaste?
Pensé en huidizos sueños.
¿Se te escaparon?
Se me escapaban. Se repetía tu nombre, Airi. Veía tu cara de ayer callada.
Me callé por culpa del silencio.
Me dejaste mudo.
Me quedé muda.
Me dejaste solo.
Me quedé sola. (...) Te llevé conmigo a mi casa. Me preguntaron por mi tristeza en la mesa.
¿Y qué le dijiste?
Bajé los ojos.

Airi, tuve sueños ... donde tú estabas. Solo retuve tu nombre y tu cara.
¿Y no me recuerdas en tu cama?
Sí te recuerdo ... pero no las palabras. Miro los almendros para ver si me vienen. Veo palabras sobre sus hojas.

Yo dormí contigo en mis sueños. Te arropé entre mis sábanas. Veía como entre mis manos te alejabas.
Yo no me alejo. Se aleja mi cuerpo; que emprende el viaje.
¿Tanta prisa tiene?
El cuerpo es lento. Y se va antes.
Yo lo retengo con mis manos.

Airi, ¿Cuánto tiempo queda?
Queda poco, Hazumo.

[Y se movió un hoja de este otroño.]

Tuve un sueño: que te venías conmigo.
Contigo me voy, Hazumo.
¡Ya quisiera!
Quiérelo fuerte.
Lo quiero.

[Este aire es silencioso como un aire muerto.]

Será un tiempo eterno, Hazumo.
Será terrible, Airi.

(...)

[Andan pasos la gente. ]

Se me hizo la noche muy corta.
Si estuviste conmigo.
Por eso.

(...)

Sentí la noche moverse mientras tú soñabas.
Soñé dando vueltas. Tal vez por eso.

[Sonrió Airi.]

No se oía nada. Solo tu nombre.




[En este 31 de octubre 2013, esa mañana después de un sueño, su nombre moviendo la noche.]

.                                                                        ****

miércoles, 30 de octubre de 2013

Airi


He salido a la calle, Airi.
Es como un puente curvo,
rojo de madera.
El suelo está blando.
Hay palomas.
Airi, pienso en ti.
Estás en tu casa.
Tengo que decirte algo.
Mañana me voy.
¿Pero volverás?
Sabes que volveré.
¿Y si no vuelves?
Sabes que volveré.
[Se produce en ella un silencio.
Mira el rojo puente.
Sobresalen rosados almendros, frágiles.
El agua baja fría del cercano monte.
Es espesa y densa.]
Hazumo, pero te vas.
El viaje estaba previsto antes de conocerte.
[Su silencio le pareció duro.]
Iba a estudiar.
Quiero que estudies. [Después de un silencio.]
Quiero que veas; pero te vas. [Y ella miró hacia un lado en el espacio.]
Veré todo para ti. Y te lo iré contando. [Un nudo se hizo en estas palabras.]
[Ella pensó en un beso. Pero se retuvo.
Acercó su mano. Rozó la suya. Lo miró brillante. Y una leve sonrisa hizo gesto.]
Sabes que te amo.
Sé que me amas. Pero ...
[Hazumo cogió su mano. Se la llevó a los labios. Sonrió con pena.
Pasan unas alas. Es un insecto. No sabe su nombre. El puente cruje.]
Serán largos los años.
Sí.
Te hablaré todo el tiempo.
Yo te hablaré todas las noches.
[Él pensó en esas noches. Un cable eléctrico recorrió su cuerpo.]
[Ella estaba roja sobre un fondo pálido.]
Airi.
Hazumo.
¿Qué?
Nada. [Sonrió triste; con tristeza.]
[Sus pasos dudaban.]
[Ella rozó las yemas de sus manos. Lo tocaba antes del recuerdo.]
El Destino nos ha jugado una mala pasada. [Airi dijo esto, amarga.]
El Destino ha hecho que te encuentre.
Sí... pero en mal momento.
[El Tiempo no quiso saber nada de ellos.]
Hazumo, te amo.
Airi, mi vida.
[Una sonrisa en sus labios rojos.]
[Una niña pasaba. La miró a ella. Prolongó su sonrisa.]
Airi. Dime ¿Qué piensas?
Nada.
Sí, piensas.
Nada.


[El día 30 de un frío octubre 2013, año de las tormentas. Son las seis de la mañana.]

.                                                                        ****

martes, 29 de octubre de 2013

Tú, mi amante, más allá de todos los infiernos marchitos, más allá de los gritos



Cuando?
serán tus manos
como dos permanencias,
tan débiles e inquietantes,
de nadie manos,
a mí entregadas.
A nosotros seguidas,
en un coma permanente de vida,
rígidas a las horas,
cerradas a todas las fuentes exteriores,
y después, todas nuestras.
En espera de vida
dentro de las puertas.
Cortar todas las llamadas.
Huír de este mundo
en nuestra demencia desesperada.
Tú, mi amante,
más allá de todos los infiernos marchitos,
más allá de los gritos
desesperados de los que no aman.
Cuando, el dolor emana
con un centímetro de la ausencia
con una palabra no dicha
me haces sufrir con su significado.
Cuando miras por la ventana
y yo no estoy del otro lado;
y veo tus pensamientos por la espalda,
y tu pelo me dice que tal vez en otro pienses.
Por los hombros te recojo
con un beso en la nuca.
Alimento tu cabello con el fruto de mis labios.
Y tú te vuelves y sonríes a mis dudas florecientes.
Recoges mis manos sobre tu vientre,
las tuyas sobre las mías,
sus palmas ardientes
me dicen te amo.
El dolor se cae al suelo por mis rodillas;
y te beso te beso el pelo
oliendo tu cráneo de orilla en orilla.

.                                                                        ****

lunes, 28 de octubre de 2013

Sus pechos sabían a sábana; su mirada, a almohada


La casa, las escaleras, la barandilla,
un día la cama no estaba;
su lugar parecía una calle.
Entré en ella y era un colchón invisible.
Apoyándome en los codos verifiqué su dureza.
No estaba cansado ni quería dormir.
Tenía la calle bajo mi vientre, abierta.
Fui andando hasta el centro, despacio.
Oí un crujido de hueso.
Sonreí a la carne.
Puse bien mis pies, mis piernas.
Encajadas.
Noté el contacto de las rodillas;
hueso contra hueso.
De la calle recta salían luces.
Mi cama parecía alba.
Empezó a salir el sol por su cabecera.
La habitación temblaba.
Agarré por los extremos la almohada invisible.
Estaba tierna.
Le dije algo al oído.
Me atrajo los ojos.
Su boca era grande y abierta.
La cama respiraba adolescente.
Hizo mucho murmullo con las sábanas.
Parecía decirme: "Coge mi espaldas".
Busqué su espalda transparente
con mis dos manos aferradas.
Eran de tela limpia y algo de suavizante.
¡Qué débil perfume me llegaba!
"Coge mis filos", me dijo.
"Cojo tus manos", le digo.
"Coge mi boca", me dice.
"Cojo tus labios", le digo.

Estaba a mi lado de canto.
Mirando mis ojos; con su vientre respirando.
Sus pechos sabían a sábana;
su mirada, a almohada.
Notaba la respiración de su cuerpo empujarme.
Sus manos inquietas se aferraban.
Y dos besos de nadie salieron sueltos entre las sábanas.

.                                                                         ****

Ojo temprano no mira la fuente


Ojo temprano no mira la fuente.
mira incendio.

Cortado está el mundo
y no queda
mas que la imagen.

Te lleva te lleva por los vericuetos
de la luz.
Te deja te deja
con la mirada
sentada a tu lado,
intolerable.
en la agonía de las sombras.

Y las paredes son escaleras
que llevan a ninguna parte.

En la casa los muebles han desaparecido.

.                                                                        ****

domingo, 27 de octubre de 2013

Y su prójimo ausente estaría en un incendio


Cada palabra tiene un espejo donde se ven reflejadas sus mil caras.
¿Y dónde está ella, la que dice justo?
¿Cómo seremos nosotros entendidos por las palabras?
Se reirán de nuestros esfuerzos.
"¿En qué piensas cuando me escribes?"
"La tierra no es tierra.
Ni esta frente es la guerra.
Ni estos pies para andar sirven.
Estas piedras son letras.
Y dicen que el árbol no piensa y vive.
El mar no come y engorda.
El agua nunca obedece.
El pez es ciego
sordo y tonto.
porque no conoce al aire.
ni al pájaro ni al hombre.
Si el hombre tuviese oscuridad en todas partes,
ciego, no hablaría.
Y su prójimo ausente
estaría en un incendio.

.                                                                        ****

Escribir en un no-tiempo


Escribir en un no-tiempo.

Yo tengo que luchar con el dolor del sueño.
Lejos aquí instantáneamente
en el nido de la presencia
en la ola simultánea de todo lo vivido y sido
más la acción actual del mundo.

Todo es tan fuerte al mismo tiempo!
y ponerlo
es siempre imposible.
Y el silencio que también actúa.
¡Hace tanto ruido! todo lo nombrado y las cosas.
que solo es posible decirlas a trozos.
cada texto un poco.
cada instante completo ahora.
sin tiempo ni cronología.
porque la causa es simultánea.
vivenciada.
Solo se buscan razones para que tenga sentido.

(Esto es un trozo simultáneo.)

.                                                                        ****

Huitzilopochtli cuenta que tuvo más allá de la guerra un amor no dicho y secreto


Huitzilopochtli cuenta que tuvo más allá de la guerra un amor no dicho y secreto.

Ella escribía cosas sobre la arena.
Yo no sabía que la arena borra.
que la arena es el límite entre la tierra y la vida.
que es un largo tiempo tendido
al sol.

El espacio del camino es ella.
y sus brazos son dos ramas cuyos frutos me esperan.
y muy cerquita del corazón tiene una parte
que hace borde sobre su cuerpo y mis labios.

Es una isla dulce de deseo,
un campo de gaviotas.
pan de labios
Es el orden del mundo en su cuerpo dibujado.

.                                                                        ****

Me encontré entre dos tiempos con la avidez de la existencia



Cuando llegan las señales
y me acerque
serás real para asegurarme.
Me encontré entre dos tiempos
con la avidez de la existencia
con la verdad de la muerte supuesta.
Será ahora preferible
- que ha llegado el momento -
dejarme de mitos de la vida,
olvidarme de lo vivido,
hacer mesa nueva,
"volver de lo crudo a lo frito",
ponerle a la muerte la mesa,
servirle un buen vino,
para que, poco lúcida, no me vea.

.                                                                        ****

sábado, 26 de octubre de 2013

Tiempo extraño


Es el tiempo extraño.
Tiempo extraño.
su cuerpo,
vulnerable tiempo.
Debió ocurrir algo.
Pasaron algunos minutos.
Debió ser eso.
Observa ese tiempo extraño.
Al menos unos minutos.
Apenas recuerdo fragmentos.
aquellos trozos de vida oídos.
Siento no comprender.
Estoy helado.
Y aún no ha llegado la nieve al patio.
Es abril. Y me entristece.
Hay sol y no lo oígo.
Se fue el agua.
Hay fiebre.
A cada nacimiento.
Ser anuciado.
por el pétalo preparado.
Hay un mundo anunciado.
Y aún no es invierno.
Te preparas, tiempo extraño.
De mí le hablas.
Y yo, hecho, surjo.

.                                                                        ****

Tiene Hazumo un ojos de silencio


Tiene Hazumo una perla
que sonríe con su mirada blanca
y unos recursos de almendros silenciosos.
Me hace daño su mirada
No lo sabe porque apenas mira.
Y mis deseos duelen como finos pétalos cayendo.
Tiene Hazumo algo completo,
sus manos, por ejemplo.
Me desgarra en su silencio.
Tiene blanca la cara y una "petite bouche"
y me importa me importa.
Tiene un querer abrazarme
que elimina la pereza,
un amor que impide la muerte a pequeños tragos.
Un imposible con ella no romper la noche.
Un elimino el polvo de los árboles.
Un tragaluz de mampara.
Un abrazarte abrazarte.
Tiene Hazumo un ojos de silencio
tan grandes como la noche.

.                                                                        ****

El nacimiento del espacio


El despertar de la escritura siempre amanece manchado.

detiene el alma
frena como una palabra
al significado ama
aspira sueña fantasea
ser amado por el sentido
aprendido como hombre.
aprendido como habla
así se habla
así día
así palabras.
Un día, hice y me callé.
Hice la Historia.
Hice mi alma.
era letra.
del alfabeto de las emociones.
previstas palabra a palabra.
previstas con tiempo dentro
hasta su nacimiento.
Hice la unión de las cosas.
La unión de la hora y de la hora.
El nacimiento del espacio.
previsto desde hacia tiempo.
La distancia.
colocada.
El movimiento.
las formas.
lo lejos.
el paso.
abandonado.
toda la sorpresa.
La historia del pensamiento.

.                                                                        ****

De vida te visto y alimento para que de luz no pases hambre


Así de audaz y con tanto miedo, insensato!
amigo mío temerario
desafías "te"
con mi propia ignorancia
tan fiel soy a mi ceguera.

al amor al amor a su canto
me quita la pena
me da la vida que me pertenece.

No siempre no siempre pero cada día.
hago de amante y amante
que se ofrecen la vida.

desgraciados y alegres
sin dolor y amor
sin amor y dolor
permanecen permanecen.

Es una trampa ... ¡y!
a ella mis brazos tienden.

Con vestirte tengo bastante de vida.
De vida te visto y alimento
para que de luz no pases hambre.

Y devora devora la vida nuestra esperanza
con los ojos de la que ha visto siempre a la muerte.

.                                                                        ****

"Seré duna de la sombra."


Mi cómplice.
Aquí,
entre ambos,
el amor rojo que te tengo.
señala más allá al desierto.
¿Ves aquellas dunas?
Cada vez que las veo en ti pienso.
En lo que hubo de ti antes
En su silencio.
¿Quién las amaba sino un viento ausente?
Luego de pasión tormenta.
que se las lleva y mueve
y en otro lugar lloran.
Las veo en su ventana de aire
suplicando al tiempo
odiando el paso de las estaciones.
Dunas dunas montones inestables y sueltos.
Silencios. Siempre voz pidiendo.
"Entrégame el amor la vida."
¿cuando vendrá la tienda con su resistencia y cambio?
 "No puedo perder más paso del viento."
Un día acabarás en el reposo de la sombra.
mirando por la ventana de tela.
"Un día, la vida acabará cediendo.
Y eso será alegría de la mañana."
Quizás. Pero ahora solo soy la belleza del aire.
"¿Y mañana? ¿Y mañana?"
"Mañana estaré contenta como una duna en un patio."
"Y cuando todo sea insoportable viajaré en caravana
por el desierto del aire."
"Tengo el corazón de arena suelta."
"Me baja por las entrañas."
"Me hace duna prisionera."
"Y cuando esté contenta seré piedra,
consistente piedra de alegría, de nueva primavera."
"Y cuando esté triste miraré el vacío de la Luna.
El silencio de la piedra."
"Seré muda duna.
Curva derrumbándose."
"No me hace gracia la oscuridad interior de los granos.
Esa sombra troceada por la piedra."
"Allí dentro fluye la sombra líquida."
"Sale por la boca entre una sonrisa ausente."
"Seré duna de la sombra."
"Duna reluciente brillante que la tapa."
"Por eso la noche se confunde con mi sombra."
"Su hermana."
"Se puso un día del corazón dentro,
tomó de la sonrisa sombra,
invadió el pelo y el cuerpo,
bajo la luz de la piedra."

.                                                                         ****

El amor, entonces


Creí oír
que observa
lo que depende
de las horas
El amor, amiga!
la vida.
Mi dueño
¿Por qué tanta prisa?
El amor, entonces,
me arremete,
me sorprende, me decepciona.
A veces, tierno; a veces, humano,
me toca,
me mata; a veces, llora.

.                                                                        ****

Tu cuerpo mudo espera


Tu cuerpo
mudo espera;
mientras, se divierte
con el temblor de mis celulas.

Esa es la espera.
No la única.

Me divierte "que" tiembla
como un gatito mojado
sacude el agua
que lleva dentro.

Te obstinas. Tú te obstinas
sin hacerme daño.

Y aquí espero
tus señales.

La próxima, una y otra
se aproxima desafiante.

Ahora confiesa!
que me deseas
en tu gusto de la calle.

Esas parejas, ya están puestas
tomando el aire de los parques.
Y tú me exaltas el aliento en mi boca.

Dame la espalda
en este banco que quiero besar tu nuca.
Ponte de frente
que quiero besar tu boca.

.                                                                       ****

Tweets sin límites


Un libro es una casa de citas a ciegas.
Mi memoria de nuevo me trae a mi cuerpo.
Poner mucha atención a la orilla porque ella habla de los límites.
Ella con sus tres lenguas tiene la lengua dividida, Alejandra;
no intenta, como parece, disociarla sino unirla en un esfuerzo nocturno imposible.
Trozos reunidos en un libro.
La muchacha de las aves rosas.
La juventud tiene fecha de caducidad puesta sobre la última cifra de la lápida.
La letra es espejo negro donde uno es tragado.

.                                                                        ****

miércoles, 23 de octubre de 2013

Cita la cita de todas las memorias


Pero,
ahí,
donde,
da todo vueltas
he contestado a todas las preguntas
a los signos de las oraciones
al mármol de las columnas
a las palomas que se posan sobre los ventanales
He oído su vuelo dentro del templo
entre los velos arrodillados
cuyos salmos hacían eco
Huele a libro de muchas manos
huele a silencio a amplia vela
Cita la cita de todas las memorias
Nosotros ocultos a su mirada
No sé si se acuerda
de la flor creada.

.                                                                        ****

lunes, 21 de octubre de 2013

Allí donde estés, silencio


Llenar un vacío con un vacío.

Y después silencio.

En el mundo, silencio.

Donde te busco, silencio.

En el grito, silencio.
y extravío.

Allí donde estés, silencio.

.                                                                         ****

Como un grito que niega la existencia y la afirma


El fruto de la vida negación de la negación
semilla que niega el vacío.

Y el mundo ahí solo.

donde te busco abierto a todos los sentidos
sin nombre.

Y el mundo que no está y desaparece
Y tus pasos sombra.

¿Quién soy? ¿Quién eres?
¡A saber!

Me dirigía un día
un día de esos
donde el mundo está vacío
aquí y en todo lugar
un día como todos
tal vez, te he seguido,
para llegar quebrado.

Hasta ti noche.
Mano y quiebra.
Necesaria.

Como un grito que niega la existencia
y la afirma.

.                                                                        ****

Entre la creación de las primeras palabras


Él agita las sombras
como un águila de papel el viento
volando entre sus manos
el aire el tiempo.

Él se cree el cielo que come
como el límite de la materia
espera lo lejos
como si viniera.

Él habla de te busco.
como si al hablar caminase
entre la creación de las primeras palabras.

Aún en su primitivo desnudo se encuentran
con un lápiz-rama de escritura
ante el mundo de los signos abiertos
todos a la letra extranjeros.

.                                                                         ****

Y desde que indica el nombre existe escritura


La escritura del descuido nombra.
Y desde que indica el nombre
existe escritura.

Reivindico mi nombre que aún
no existe.

mi nombre extremo
y debido.

mi inocencia sin traza de nombre
indemostrada
aún no existente, volada.

.                                                                         ****

No tienes nombre fuera de ti


por último,
a ti.

crees decir
tantas cosas

múltiples

que, como yo, cambian.

ajena
soy
a ti,
conciencia.

No tienes nombre.
fuera de ti,
ni rastro.
ni duda.

.                                                                       ****

domingo, 20 de octubre de 2013

La plaza suplente del ojo cuando llega la oscuridad


La plaza suplente del ojo cuando llega la oscuridad
la ocupa la luz de la memoria.

O el cementerio
allí donde descansan los ojos
los viejos padres
la arena que sube por debajo de la tierra
el padre, la arena muerta
descansa en las tumbas
mi hermana-la-mar
ciudad sepultada
acoge los cuatro vientos de tierra
las veinte sombras
los países, las familias,
en la muerte se conocen
sin fronteras
ni dolor ni nada ni lenguas
a gritos a miradas a existencia
a la velocidad del tiempo
de la sepultura

.                                                                         ****

sábado, 19 de octubre de 2013

Con tu nombre, con tu nombre a la boca amarrado


A través te necesito.
Recobrate, amor, recobrarte.
con todas tus fuentes y tus caminos.
para ser por ti nombrado.

y entrar en el universo
con tu nombre de la mano,
con cada sonido de tu sílaba,
siendo perpetuo.

Con tu nombre, con tu nombre
a la boca amarrado
como un canto de esperanza un idilio
surge.

Y canto y canto
en este real nacimiento,
en esta dimensión ensanche.

.                                                                        ****

Para existir el libro en las preguntas y no ser borrado de la memoria

 
Para existir el libro en las preguntas
y no ser borrado de la memoria.

obsesión.

y lágrimas.

En esta vida de voz
en esta vida imaginaria
cuya voz se destrona
a cada instante.

mía y vuestra compartida
vendrá.
como dos amantes.

vendrán intentado al margen
de las palabras, en el centro de los cuerpos.

Vendrán a recobrar lo primero.

.                                                                         ****

Para-lógica del decir imposible


Este agujero de la palabra hace destrozos.

El azar y la discontinuidad del texto es indis-pensable
para plasmar el caos de la unidad
en una estructura siempre reordenándose,
infinita, nunca acabada, en el instante en el que se manifiesta.

La exposición de la mirada interrumpida
hace signos imposibles de expresar
la parte ilógica del lenguaje.

.                                                                       ****

Desvaríos de la infantil Naturaleza


Es a ti, hacia la meta guiada
En tu interior es
hacia todos los sentidos de los hombres
guiados hacia sus metas
verdaderas y vida
más espirituales que los años
- No se ocultan, no se ocultan -
Y es que los hombres se encuentran
con tal vida, con tal vida,
que hicieron riquezas como mañanas.
¿Qué tal va el gozo
 antes de la soberbia?
La Naturaleza no se esconde
para quien la contempla.
Entre el día y la vida
se hicieron sombras.
En los lazos del Espíritu
se olvida el hombre.
Pues florece el olvido, brilla, brilla.
Humildemente llega como trazos de verano.
Como un día se inclina.
Como un día desmoronándose
gotean las horas.

.                                                                        ****

viernes, 18 de octubre de 2013

Para que la letra no derive hay que tatuarla en la carne


Si mi carne no es mi alimento.
Para que la letra no derive hay que tatuarla en la carne.

Así, conocerse.
hacerse hombre.
Más allá de la Creación.
En sentido grabado convertirse.
Entonces, nombrar, nombrarse.
Vivir como nombre.
Conocer, conocerse.
como vida encarnada.
Letra.
Nombre.
Hombre.
Meta que se hace.
Posible.
Conocimiento
en la ignorancia de la Vida.

.                                                                        ****

Son estos los signos, prodigios


Cubrir parece
el dolor
alejando las imágenes
que los hombres muestran.

En esa lejanía
antes la luz se hizo.

Y el tenue declive de la claridad dulce
hace, a veces, el último crepúsculo.

Son oscuros los días
con sus sonidos cerrados

Cerrados parecen en la duda del mundo.

Un sol florece
sembrado de campos
desciende y nace.

Esta es la fiesta
de cada día
Hace diario
para que lo lean los hombres.

Son estos los signos, prodigios,
del hombre objetivo
Escoge la vida
libre de recuerdos.

Embellece sus días
con trajes nuevos
de gran sentido.

Y puede  ser, que ella, la vida, ni siquiera lo sepa.

.                                                                        ****

jueves, 17 de octubre de 2013

Del piano las cuerdas cortas


Desde tu lejana casa
a esta altura de los siglos te hablo,
descubierto,
como para amarte.

Desciende de tu tumba
para que te encuentre en esta página de tu jardín verde.
Es nuevo este día que te conozco,
nuevo y despierto
entre las sombras de tu ventana
a la humanidad te asomas y ríes
como esos campos del cobijo.

Engalanada y blanca es tu boca
que hizo esos versos de gozo.
Y te dicen suave
Y solo, te dicen
perdido en tu cuarto
como aquella deriva poética.

La humanidad a ti te recuerda
aunque yo nunca supe de haberte oído
y ahora soy suave a tus palabras.

Tu porvenir nuevo te desea vida nueva abrirse
que así hablabas con las flores, a cortes.

Coge un ramillete y destroza los restos en tu bolsillo
huele a verde campo y a palabras sin razones.

Con las flores alegres haces de esos paseos mudos
una tierra donde yaces, un valle de la muerte.

Se te cubre el piano de cuerdas muertas cortadas por las palabras que ya no haces.

.                                                                        ****

miércoles, 16 de octubre de 2013

En la ausencia de pensamientos escapan


Quizás, ya veremos.

Y con todo
Ya.

Y en ésos.
Un no sé qué agudo.

Por entre.
Abatidos.

Que plantados
en medio de los pies.

Ya es tarde en la calle.

Densos, los pies
casi tachados.

Y es su vida,
esta.

Y es su risa,
lúgubre.

Increíble ¿cómo pueden reír?

Inclinados como un río de piedras.

Oh, espera!
Súbita.

Cuando otros mientras
en la ausencia de pensamientos escapan.

.                                                                        ****

martes, 15 de octubre de 2013

El blanco de las palabras


palabras
a medio añadidas
metidas entre las uñas
ciertas como la carne
allí
hondas
allí viven
son aire
sobre aire
deficientes
barrancos
de la mente
altas
planas
arañan
vuelven
mismas
otras
sangrientas
cualquiera
fundamentales.

Mañana
y otras aguas.

Esta vez.

bolsas

y ellas, un día ...

con sus gestos

ven.

Ese niño mudo
mira.

el blanco de las palabras.

Mejor otros ojos.
amarillos.

Esa niña guía.
con sus ojos leves.

La misma.

leve.

frágil,

suya.

Oído fijo.

Cabeza imposible.

desde entonces rama.

otra doblada
cadencia segura.

anónima.

allá va
sobre las piedras.
allá sobre las pilas.

roja pendiente.
misteriosa.

Los apellidos no tienen letras.

son de chapa.

fantasmas.

ventanas

corrientes

filos de hombres.

voz.

venida.

destrozos blancos.

desafíos.

.                                                                         ****

lunes, 14 de octubre de 2013

La memoria empezó con el amor


estabas allí
entre líneas
altas

hondo fue el daño
y el escalofrío en el cuerpo

estabas allí
y nunca lo supe
- prevenías mi soberbia -

vives
y es agua

quisiera arroparte

y sólo, diáfano y solo,
azul sombra.

nadie y soledad
aunque el tiempo
es ceniza cambiante.

apenas,
burbujas

antes olvido.

allí,
entre.

vive un sueño.

sorprendido, inocente.

allí, siempre.

olvidados.

entre otros horrores desconocidos.

ellos, allí, solamente.

eternos.

.                                                                         ****

En el mar negro de tu cuerpo


Solos solos con alegría
a la orilla de nuestros cuerpos
yo te adoraba.

Dos tímidos cauces
se abrazaban.

En el mar negro de tu cuerpo
con tus olas me rodeabas.

Cuando la luz nace
cuando el cielo clama
danzando loco
hasta la mañana.

Dos bocas solas
hacían nudos
se abrazaban.

Cerca de allí había un campo
grande como un mundo
que nocturno crece.

¡Y qué hambre!
¡Y qué tierna!
estaban tus piernas.

Palabras enredadas
como dos parras
de tirabuzones verdes
y de uvas plenas.

Se miraban, se miraban
con ojos hambrientos
cada mañana.

Solos solos, de pronto, solos,
el deseo nos rodeaba.

Calor desesperado
como una flora
que crece y crece.

A la orilla de tu cuerpo
el mundo se nos apetece.

Confundidos
como dos islas
en la marisma.

Ella temblaba.
Yo temblaba.
Casi lloro.
Ahora recordaba.

.                                                                        ****

domingo, 13 de octubre de 2013

La piel suave de tu mirada


En ti bajo la lluvia tiritabas.
Fuera el fuego,
entre nuestras manos,
paisaje invisible y alejado.

Eres llovizna
perdida en el campo
fuera, fuera,
flotando.

No es música
lo que allí suena.
Son tus labios, sutileza.
Y mientras llueve
bajo la lluvia
pasan hambre los techos.

Parados los campos
al entrar la noche
leen entre líneas
nuestras emociones.

Vienen de tu pecho
como alas vibrantes.
con los ojos cerrados
como dos amantes.

Y esas maneras, tuyas,
esa forma de echarte,
hace silencio
con mucho arte.

Eres visión
de la inquietud de mi alma.
en ti encarnada.

Tú, mi fuerza
temblaba

Y eres
todas mis manos sensitivas.

mi fiesta, mi campo,
mi instinto
mi atardecer diario.

Oh, mi vuelo
tendías tus manos
como llamas calientes
sobre mis dedos.

Temblaba, temblaba,
cuando me mirabas,
y a tus pies caía de madrugada.

La piel suave de tu mirada
iba siempre cerquita de mi alma.

.                                                                         ****

Por debajo de nuestros cuerpos huyen todas las criaturas embriagadas


Tú deshojada como una noche-libro
con viento de tramontana
con medianoche entre los ojos,
llana llana.

Tú apagada entre los árboles
de isla llana
huyes de tus formas cada mañana.

Y te viene el sur.

Grácil vestido donde
tu cuerpo de mujer exige y replica
el amo y deseo
agitada piel
que no espera.

inquieta flota
como un aire vivo
infinito.

La noche espesa
calienta tu cuerpo
y busca y busca
todo repentino.

sin detenerse, agua,
camino,
flor de loto,
sol ardiente.

Sentada o dormida.
En sueños despierta
siguiendo los nervios de la noche.

ligera y pesada
torturados sueños
se comen los deseos

así criatura
más allá te buscas
alcanzando el fuego
del cuerpo

inmediato y sublime
tuyo, del amado,
semilla floreciente
agua que corre
en tu fuente.

líquido universo
de acuerdo con la vida
paisaje y casa
acuerdo de la vida
siempre sonriente.

disuelves la sangre
al pasar por tus labios
tu alma de esteta
única y diferente.

eterna amante de la vida viva
fogoso deseo perpetuo

llama del árbol
de la vida del hombre
noche noche noche
fantasma infinito.

viento que sopla de aliento
se agita agita
empuje infinito
rojo y palpitante

Esta noche en mis manos floreces
traviesa, efímera,
floreces líquida
de tormenta esta noche
por debajo de nuestros cuerpos huyen
todas las criaturas embriagadas
de nuestros movimientos.

Mientras, tiembla la noche
de tu cama inquieta
de tu sábana limpia
de mis manos mojadas
plenas de sonrisas
y un beso largo cumple
el último suspiro de la noche.

.                                                                        ****

sábado, 12 de octubre de 2013

Ignorados nos abrimos la noche como una bolsa de palomitas


La calle
flotante
indirecta
siente el pobre amor nuestro,
impertinente.

Mentira!
Ella se equivoca
tan cerca ve nuestros pasos.

Borracha de tanto loco suelto,
con botella.

Vergüenza debería darle
a esa pobre muerta
de hambre.

Calle solitaria
que nadie quiere
que tiene que tomar cerveza
de las botellas que deja la gente.

El único que sabe que yo te amo
soy yo y un perro abandonado,
con su mirada celeste.

Ni el cielo desde lo alto lo sabe.
Se abre demasiado de ojos
para ver lo que dentro se siente.

Ni nubes ni aire ni gente,
nadie sabe lo que se siente.

Ni un día que pasó caliente
ni ese sabe.

Los frutos de la tierra van al cielo
menos finos y enamorados que nosotros.
Ni llegan al aire tan ardientes.

y todos, y todos
alma tienen.
Pero menos que nosotros

Ignorados nos abrimos la noche
como una bolsa de palomitas
cuyo vuelo hace derroche.

.                                                                         ****

Ya es dura la tristeza


Los sueños se derraman
como una flor a todos los niveles.
Más allá del olvido
ya no se busca los trazos de uno mismo.

Todo espera en una pose desnuda
con las llamas encendidas.
Limpia las manos de la noche.

En el centro mismo de nuestra ignorancia
la hierba baila.
Cruje el frío que nos despierta
corta la vena.

Dura el día
efímero pone a prueba.
Y pronto llegan las luces
a la cabeza.

Los ojos sentados
sobre los ojos de la tarde.

Ya es dura la tristeza.

.                                                                        ****

viernes, 11 de octubre de 2013

Natural eres como un infinito presente


Ella ella
y esto es un canto
que se escapa de sus manos
tomando el nombre de los hombres.

Hila sus hilos con sus trenzas
alas de mariposas.

Llegas aquí profunda como un paisaje
al perfume sensible
al color de tu boca

Muchas veces destino
de mis labios jocosos
involuntarios.

Y tú, mi circunstancia,
me diriges invisible
jugando jugando, con la tierra jugando.

Natural eres
como un infinito presente.

Mi don, mi ternura, suprema.
pones mis sentidos como dos grandes visiones.

Y esta melodía se encuentra con los abimos
de nuestros amores.

.                                                                        ****

Y en esta soledad viva he puesto la esperanza de la vida


Lo que queda por vaciar.

y los miedos y las noches
por el canto de las lilas
se hacen conjuros
hasta de nuestras iras.

Que cese el desencanto
que me toca el muro
que duermo seguro.

Y tú mi amada
que llegas temprano
en esta estampida
del sin sentido de la vida.

¡Oh, maravilla!
de tanto amor y flores perfumas las orillas.
mora y mora cerca de tu cama
el umbral del río callado callado.

Escóndete, amor, en mis manos
y mira y mira como en ti crece.

¿No oyes las campanas?
pues desde aquella orilla
por ti mi amor crece.

Blanca es el arca
blanca la paloma
blanca las ramas
que en los almendros florecen.

Tengo un tornado de amor deseado
en las ribera de tus manos
alguna vez ahogado
me he hallado.

Y en esta soledad viva
he puesto la esperanza la vida.

Ya su nido nace
como guía de agua
como soledad creciente,
querida.

Así que, amor, gocemos,
que es tiempo para ser amado,
y hermoso monte y hermosa vida.

.                                                                         ****

Deja que ningún tiempo esté vacío


Nuestras palabras se desvanecen en tu silencio.
cuando.

a lo negro haga halago.
por igual al amor triste al amor alegre.
deja que.

te ame
y de ti me aproveche.

eso para que no olvide
ni lo anterior ni lo presente
ni otra cosa piense
deja que

no me tome el espacio en blanco
que a las imágenes se come
Que el olvido es un sueño de la mente.

Deja que
pasen las horas
igual que las promesas
Pero yo aquí me quedo
cerca de tu mesa.

Mueve hacia mí tu ánimo
y después toma mi mano
que ya es medianoche
en todos los prados.

Tómame como camino
aunque vengas con retraso
que ya habrá tiempo
para morir en nuestros brazos.

Deja que ningún tiempo esté vacío
ámame diversa
y si la hierba crece
haremos una fiesta.

Yo por ti inflamado
de amor y dolor presto
que solo codicio en tus labios
la carne de tu cuerpo.

Esa es la magnitud fiera
la loca locura
que me hace decir
que solo deseo tu cuerpo.

Tú a mis palabras sonríes
porque sabes bien que son locura
de amor casi tremendo.

Y todo me lo perdonas
incluso mi codicia
de este cuerpo sin ti seco.

Entonces entonces
hazme tu objeto
y de amor el máximo grado
yo a ti me someto
con el corazón alterado.

.                                                                        ****

jueves, 10 de octubre de 2013

Los tweets del silencio


Los tweets del silencio :


Creo que son las promiscuas ratas las que transmiten la peste.
Gracias a Dios las ratas no piensan.

.                        ****

Se acerca a ella los sueños y se la comen en un banquete dionisíaco
Su boca sin labios mudos


.                     ****

Las parejas no se desintegran en las puertas de las casas

Un dios de nieve se derretía en los jardines por falta de calor humano

El que no se avisa de hacerlo entra en la catástrofe

Se ve obligado a la complicidad

Su metáfora imperativa es cosa de espejos

.                     ****

miércoles, 9 de octubre de 2013

Probamos todas las doradas incógnitas

 
Como si algo intentara deshojarse.
Como una seducción secreta.
Vivir contigo con tus múltiples dualidades sin conflicto.
Sí, amor, ya sé : no parecía imposible.

Probamos todas las doradas incógnitas.
Discutimos con los ríos.
Y algo más con los ojos cerrados.

Mas allí quedaron nuestras dudas.

Cuando tú viniste a enamorarte.
Y hacia ti mi mundo nadaba.

Por cada hora de entrega.
Me concedes el amor que me dabas.
Te entrego a Dios de mis manos.
Cuando amor absoluto me pides.

.                                                                        ****

Para quien el sol no existe


Sin duda
Con todas las dudas sabría
si pudiera
sin duda, prefiriera,
ser de tu amor todo.

Cierto,
en fin cierto
y medio planta,
pues, incluso, dudas.

Y aman, y aman.
Y dudas, y dudas.
Sobre todas las cosas en su conjunto.

Y todas y todas, y algunas.
Y nada.

Si sólo fuera,
como es la certeza
una sombra, un cuerpo de pensamiento
al menos tendría alguna certeza.

Y más y más
nada.
De eso se trata cuando te levantas.

Y hoy volver
y levantarse
a los amantes en sus dudas.

Para quien el sol no existe
en su tormento.

Ahora gira
por un sendero
de un verano muerto.

En este hastío disfrutan.
dudan de la noche.

Hacia ella
a esta hora
¿es de día o es de noche?

.                                                                         ****

Si yo fuera hombre aún no nacido no sabría esto que vengo de la muerte


Nocturno sobre lo breve.
Y más breve es la vida.
Y más breve el año.
Y nada el día.
Esta es la media tarde.
Media noche, medio año
que apenas se descubre y siente.
Redondo se extingue.
Débil envía
más que un rayo inocente.
Luces incesantes
ya lo sabía.
Del mundo fue esta vida un bálsamo de la muerte.
De tierra los cuerpos eran.
A buen término llevados.
Bebidos por la muerte.
Con pies derechos.
Trozos escogidos.
donde.
Difuntas manos de aire enterradas.
Mas en todas partes se comparte alegría.
Y esta cosas extremas.
Parecen sonreír de nosotros
como cuando el vivo piensa en el epitafio.
Entretanto amantes del bien de la carne
como si ella fuese siempre para todas las primaveras.
En el próximo mundo creemos todos que será de tierra.
De la vida alquimia.
Del amor expreso.
De la quintaesencia de la vida.
En todas las privaciones nos vemos inertes
ruina y vida
reproches engendrados por la mala muerte.
Nos deja en ruinas.
En sombras de la vida.
En cosas.
Y otros, todos, nos creemos en espíritu.
Por el que accedemos a la teoría del mundo.
Elixir evaporado de este breve aliento que es la vida.
Y yo, afortunado, también me creo en la ilusión cada día.
Muchas veces he sido vivido, repetido y fuerte como el que dura.
Inundado en carne me hago el fuerte y a la vida.
Nadie entiende el llanto ajeno.
Oye y siente caer las lágrimas como un peso.
Llegamos como un caos.
La tierra se estremece.
Sonríe, nos mira, y muchas veces nos miente.
Nos miente y empuja a ser dos en este frente.
Acercamos el éxtasis a nuestras almas malditas
arrebatadas de vida siempre vistas diferentes.
Y somos cadáveres aún no venidos que la muerte es vaga y no viene de frente.
Mas yo no le doy la palabra para que ella se enuncie y me diga lo que le dé la gana.
Ella es antes y primera que la vida
pues es el nacimiento algo resucitado.
Y si no me creen pregúntenle a esos que en la tumba esperan.
Si yo fuera hombre aún no nacido no sabría esto que vengo de la muerte.

.                                                                        ****

martes, 8 de octubre de 2013

Como todo remedio del amor la alquimia


Como todo remedio
del amor la alquimia.

Y eres esa que en mi amor reluce.
Tú.

Eres la mitad del nosotros.
Y somos somos
juntos tan felices!
Que nosotros es uno, que lleva lleva el mundo dentro.

Luego todos los extremos en nos se juntan.
En nuestro reposo bebe y bebe
para calentarse la boca.

Brilla brilla nuestro amor-Luna
como dicen los amantes.
Que la Luna es fría al lado de nuestras manos.

Y nosotros, de estar juntos siempre,
se nos calienta mucho el lecho.

.                                                                         ****

La letra profanada queda como revuelta de lo siempre dicho


La letra profanada queda como revuelta de lo siempre dicho.

 
A aquellos que quemaron sus autobiografías, un saludo persecutorio.

Y ahora hablemos de amor.


¡De qué  manera te amo!
y me llamas me llamas
a través de tu mente
por todas las ventanas.

¿Acaso acaso siguen nuestros pasos?
Y ven la lumière en nuestra frente.

Ven insolente. Ven que te ame.
Ven de repente. Que aún es temprano.

Yo huraño como un aprendiz ciego
no veo el amor si no me deslumbra.

A todas tus manos hago reverencia
tarde o temprano.

Anuncia tu llegada una rápida tarde que salió de caza.
La cosecha crece al otro lado de la calle, en el campo.

Amor, nunca las estaciones me cambies;
que las horas son de goma y ya pronto es tarde.

Llega el tiempo con sus prisas.
Como un rayo juzga
fuerte e impertinente
a este amor nuestro
que anda vivo por la calle.

Y hubo un eclipse
Y un parpadeo
Y una noche sola
Que ahora te veo te veo.

Mas sin ti no puedo estar
mirado solo por la noche ;
que tiene mirada negra negra.

Si tus ojos andan tristes
Si la duda los apaga
Dime dime a qué hora regreso
para encender su llama.

Fíjate bien de la hora
vaya a ser que en esta perturbación del tiempo
me olvides me olvides.

Y si mañana regreso como una especie nueva
prosigue estas manos conmigo.

En su sitio para ti están siempre.

Ellas son tus reinos
y yo y yo, tu príncipe.

.                                                                        ****

lunes, 7 de octubre de 2013

Y te bañarás más real


Y te bañarás más real
en mi piel propia
más adentro que yo mismo.

Y te diré lo que no puedo decirte ahora.
Protegerte.
Inocente.

Recuerda lo prohibido
y ahora reparado por nuestro derroche
de aliento y suspiros.

Recuerda, pues, lo que tú has sido.

Así, de este amor excesivo
triunfo de la nada
victoria.

.                                                                         ****

Tú y yo entonces, con nuestro temblor cruzado, haremos de tu cama un bosque


Cuando estés de mí libre,
por distancia o por muerte,
por desamor o despecho,
libre, digo, y te creas que ya no te amo,
en todos mis secretos vendrá tu nombre.

Vendrás entonces a mi recuerdo
y yo a tu lecho con mis brazos cansados
y a ti, durmiendo, te besaré sobre los labios.

Se moverán cerrados tus ojos como un recuerdo
y, entonces, dueño de tu sueño,
te haré una pesadilla, de esas de amor, sabes.

pensarás : "esto es un sueño
pero de bello no me despierto"

Y si me pides que más te bese,
pegaré mi boca a tus dormidos labios
sobre el olor de tu almohada.

Feliz y abandonada,
tú y yo entonces,
con nuestro temblor cruzado
haremos de tu cama un bosque.

.                                                                         ****

En esa enfermedad del exceso te tengo escrita


a hacerme amar a la mar.
a aquella que entiende
a dar

a aquella que fuiste entre mis dudas
me hago entrega.

en esa enfermedad del exceso
te tengo escrita con un beso.

Tú, amor, antes.
Cuando llora, allí triste.

mi pena engendras
a esta hora, amor antes

.                                                                        ****

domingo, 6 de octubre de 2013

En la bajada de mis oídos

 
me has enseñado, antes, mi amor, antes,
como se da, sin morir, amor
con los ojos con las manos
como un regalo, como un legado.

a mis ojos, sí, a mis ojos.
Y si alguna vez están ciegos,
ciegos, te los entrego.
Con lengua, amor, ojos con lengua.
en bajada, en bajada de mis oídos;
como dos charcos.

A ti mis lágrimas.
A ti, amor.
A ti mi constancia.

mi ingenua franqueza.
mi silencio.
de eso está mi amor hecho.

allí, allí.

dar solo.

Y mi refugio
Y me entrego

a tus buenas manos, todas.

Y tú mientras jugando, jugando.

.                                                                        ****

Apasionado de tu ausencia

 
Devuélveme.
y los ojos y la boca.
Después coges las fotos y las quemas.
Mis ojos largos.
Mi mente.
Ya mucho tiempo desaparecida.
Sobre ti crecida.
"Estada", vivida.
Y más allá de todos esos males
he aprendido a no poder vivir sin ti.
Forzado y falso,
solo conducta.
Apasionado de tu ausencia.
Por ti
por nada
por todo.
por lo bueno y por lo malo.
Me quedo para siempre.
Devuelto a mi corazón
y a mi pensamiento,
indigno, mancillado,
por el tuyo enseñado
burlado
amado
roto y resquebrajado
por tu palabra, por tu juramento,
por el tuyo, por el mío,
siempre olvidado.
Y quito el mío
pues el tuyo ya no lo encuentro.
Devuélveme.
Ya usado.
Las mentiras.
La angustia y las risas.
La tristeza.
Por todo, por ti, por todo,
por aquel "ahora"
que ya no llora,
falso.

.                                                                         ****

Vienes roto de sus manos

 
Estás, corazón, loco.
Ese es tu estado.
Más un cero a cien grados.
Así de pronto del uno al otro
con esos saltos de temperatura me enfrías me quemas
diez veces en cada plazo.
Te juro.
sufrido como una plaga.
Te río.
Y lloro.

¡Ay, corazón que se me cae de las manos!
Pesar en cualquier momento
sitio y reclamo.
Vienes roto de sus manos.
Me arrastra, me engulle todas las esperanzas.
Y por él, por ti encadenado.
En esta dulce condena que no muera.
Con la bala encendida.
Con el cañón de tu boca apuntando.
¡Ay! Sí, así.
Que no pase.
Que lo tengo cuarteado y duele.
Pero solo quiere verte.
Cada mañana le pongo un traje nuevo.
Y sale en tu busca, reluciente.
Y si contigo hubiera de morir roto, sea.
Que ya lo tengo bien enseñado.
¡Ay, corazón que vive a golpe!
De amor de dolor resquebrajado
Y nada y nada en sensato lo convierte.
Ni en lugar vacío ni solitario.
Así, pues, en ti pienso.
Poseso de tu pecho.
Fragmento.
Y aunque mil veces se rompiera
no importa : mi corazón no es un espejo.
Y ahora, y ahora, como siempre en ti pienso.
Y tu rostro me muestras
menudo y delicado.

.                                                                        ****

Antes se desata de su nudo la muerte que el lazo de la vida


Un día te adelantarás y yo detrás te espero
entregando amando hoy y mañana cuando vuelvas
mañana y hoy me dirás "amado"
como siempre antes de la fecha
y marchas ahora recién hecha como pan bueno
o dirás "siempre somos" como antes
los mismos y otros : nuevos amantes.
Y me prometes ahora por temor a perderte
con amor y sin ira, que cualquiera en este caso la tiene.
La desesperanza como una imagen se disuelve;
imagen primera -que ahora es otra-
aunque el sueño se mantiene.
Antes se desata de su nudo la muerte
que el lazo de la vida.

.                                                                        ****

sábado, 5 de octubre de 2013

Que sus noches cabalgan como de regreso


fugaz mandrágora
dime dónde está ella
y quién.

enséñame, descúbreme el camino
que tengo el oído ciego.
dime hacia donde empuja el viento
que hacia ella lleva.

dices que invisible por ahora
que mirar no sirve
que sus noches cabalgan
como de regreso.

cuéntame sus prodigios.
y de ningún lugar juramento.
       
dime si la encuentras en su peregrinación de primavera.

.                                                                        ****

Y no puedo negar que por ella ando en todas las versiones de tu mirada


En la puerta de tus ojos hay una senda.

ella parece ser nada.
engaño.
Sí hay una senda abierta y blanca.

Diré, por ahora, que es un alivio
esa senda blanca,
un progreso que nunca falla,
y no puedo negar que por ella ando
en todas las versiones de tu mirada.
 
 .                                                                        ****

Pues con solo que tus ojos me enseñes todo lo demás no es nada


Amor

Nunca me has abatido
ni arracado los ojos ni hecho presa
digo
hasta donde mi triste memoria se remonta.

mas dado
aquello que de ti proviene
sentido, emoción e inteligencia.

puede, que un poco de sufrimiento, puede.
Pero eso mi amor aviva
Caldea mi fuego
tú, mi amor, aviva para que este amor no fracase.

Simple y perfecto tu amor puede contra todas las fuerzas negativas.

A todo lo que en mí amas, digo,
dale cifra y cuerda
para que a todos les parezca enigma.

Tú y yo por emoción sabemos
aquello que ellos ignoran;
aunque el fondo desconocemos del misterio.

Nosotros, -¡qué bella palabra y alivio!-
conocer no necesitamos la razón o trama
pues con solo que tus ojos me enseñes
todo lo demás no es nada.

.                                                                         ****

No es, no es, el nudo de tu lengua


no es
no es.

tu mirada angelical o tu cuerpo.
no es.

ni la médula de tu mente
ni el encuentro que jura
ni tu escucha.

no es, no es, el nudo de tu lengua
ni ese griterío crudo
ni ese día de tus curvas.

Es, sin duda, tu belleza tu inteligencia.
 
.                                                                         ****

Contra el cristal tus labios


Por tu ventana sale un burbuja.
Esta sombra, este esfuerzo.
Contra el cristal tus labios.
Amor que empieza.

Para ser feliz soportas
la burla de la gente
que dicen de mí que demasiado te amo;
que eso no es corriente.

Breve te digo
que qué sabrá la gente
que tanto asegura
que un amor así tiene que ser malo.

.                                                                        ****

Alquimia de amor es la que usan tus labios cuando callan tu tristeza

 

 Alquimia de amor es la que usan tus labios cuando callan tu tristeza.

Algunas veces dicen, amor,  la felicidad que los toman
que hondo, amor! en las fibras de tu cuerpo
dicen cómo y dónde han amado
en su centro en la periferia

Se hallan, amor, felices
poseídos y amados
mas, ¡quién de nuevo los poseyera!

ese misterio de ellos, de ti, en tu boca,
encendido; y yo quemado.

En la alquimia de tus labios estuve
todo y toda mi alma toda plena
repleto, repleta de manos llenas.

Hermoso deleite como caldo extenso
pleno y prolongado
cuerpo de la noche bruja y extrema.

.                                                                        ****

El sabor de la espera reposa en mis labios


El sabor de la espera
reposa en mis labios
dulce como un manzano

y allí a tu sombra
dormí sobre tu vientre
cogidos de la mano

y fuiste dulce sueño
de amor reparado

a las aves que miraban
les hice giños sonrientes
cómplices plumas
de nuestro amor ardiente

.                                                                        ****

Cogernos las mariposas


y eso
de amor mío que te adora
de ti que en ti veía
de ti que en ti vivía
y no quieres y quieres
de mi amor el color moreno
tocar y mirarme
hermosa! y después te dejaste
mirar mirarte
cogernos las mariposas
como se cogen rosas o flores

ya florecidas
ya racimos como piñas
que cuerpos parecen
detente, detente,
que de esta muero
ven a mi huerto
y corre corre
sobre dulces olores
que los nuestros unidos
parecen flores

.                                                                        ****

Sobre tus pasos me imprimes sobre la vía real de tu reino


y todo
guardado a buen recaudo
al servicio del amor
guardado y ganado
que en los poros de la piel ya tengo
y de ama de amar ya vengo
en esta vida sola
en esta vida ejercio
pues ya hoy amado y perdido
fuera y dentro
perdido y ganado
en tu amor florecido
entre tus hilos entretejido
como tu suelto cabello
en tu nuca y cuello
preso y preso
de tus ojos amorosos

y cuando desde ellos me miras
como mirada-paseo
sus pasos me imprimes
sobre la vía real de tu reino.

.                                                                        ****

viernes, 4 de octubre de 2013

A tu huella a tu camino


A tu huella
a tu camino
al toque abandonado.

Al interior
a mi amada-amado
todo presta presto

cuando salga
de tu pecho
de mi corazón hecho
te enseño el latido
a ti a mí prometido
a ti abierto.

.                                                                         ****

jueves, 3 de octubre de 2013

Tu vientre campo de mariposas


y las montañas, y el silbido de los ríos,
y las cosas extrañas que de ti dicen.
tus valles poblados
tu vientre campo de mariposas
tu tierna isla nunca solitaria,
tembloroso, memorioso, solitario,
te pienso como un extraño,
tus ríos como columpios
en las noches negras sin auroras.
solitaria música de tu alcoba
a la par de otras manos
cenas y te enamoras
en nuestro lecho ausente,
púrpuro y amarrado
como una tendida cueva

.                                                                        ****

miércoles, 2 de octubre de 2013

Como un cielo vulnerado


Y tomas
todo
y me apaga.

y pues y pues
ya basta!

y ninguno y ninguno,
destello.

y veo y veo
en tus ojos.

y sólo y solo
te quiero.

¡oh fuente! ¡oh fuente!

en esos ojos de repente
te formas deseada

y vuelo y vuelo
como un halcón sobre la paloma.

fresco y fresco
como un cielo vulnerado.

por el aire asomas

tú, mi amado,
yo, tu amada.

.                                                                        ****

Y las ventanas llagan


Te espera la ventana de la eterna primavera.
Acaba de entregar, ya veo.
hoy, como un mensajero.

y no sabe qué decirme
y todos vagan
mil
y las ventanas llagan
se están muriendo
balbucean
primavera.

Mas, perseveras,
vida, vives, recibes.
concibes amado
llagado y abierto, corazón.

robado y dejado
y, pues,
así lo dejaste.

.                                                                        ****

martes, 1 de octubre de 2013

Te quiero, amor. ¡Amor, cuánto te quieto!


Como un gemido te escondiste,
amado,
en esos bosques de la verde huida
como una herida fiera fuiste de amor llorando
y yo tras de ti ida
lanzándote besos de amor amado.

Por esos ocultos sitios nunca conocidos
verdes como un te quiero
parecía yo salvaje o pastora
loca por tu amor y por tu cuerpo.

Fue más profundo el bosque que mi cuerpo
por ventura fue larga la espera
corría fuerte tras tus pasos
con ramas tropezadas en el poblado suelo.

Mas aquella pena
más te quiero
de más aliento adolezco
más quiero y padezco
más decirte que de amor muero.

Cogía flores entre pausa y pausa
hacia fronteras como fieras
entre amor conseguido y amor buscado
tú escondido entre las sombras
cómplices de tu huida.

En estas espesuras bien plantadas
hago prados en mis manos
de tu cuerpo florecen mientras esperan.

Dime, amor, desde lejos
cuánto tiempo ha pasado
entre tus pasos y mis pasos
infinito me parece
aunque sé que solo es un rato.

Llevo el rostro mirando
de alegría derramado
pasos son hermosura
los míos hacia tus pasos.

Con este solo rostro
quisiera a ti entregarme
con esta piel vestida
con este tu traje.

Ven, amor, entrégate.
Envíame, amor, tu cuerpo mensajero.
Ven, amor, y decidme :
"Te quiero, amor. ¡Amor, cuánto te quieto!"

.                                                                        ****