miércoles, 16 de octubre de 2013

En la ausencia de pensamientos escapan


Quizás, ya veremos.

Y con todo
Ya.

Y en ésos.
Un no sé qué agudo.

Por entre.
Abatidos.

Que plantados
en medio de los pies.

Ya es tarde en la calle.

Densos, los pies
casi tachados.

Y es su vida,
esta.

Y es su risa,
lúgubre.

Increíble ¿cómo pueden reír?

Inclinados como un río de piedras.

Oh, espera!
Súbita.

Cuando otros mientras
en la ausencia de pensamientos escapan.

.                                                                        ****