miércoles, 30 de septiembre de 2015

Aquí donde duele

Nos quitábamos el encierro con nuestras manos. Las palabras son agua. Y nuestras manos dentro. Nuestras salidas el cuerpo. Mientras llueve entre nuestros dedos. Ven, mi hoja caduca, aquí donde duele.

martes, 29 de septiembre de 2015

¿Quieres la costra de esta sombra?



Ella me hablaba con su boca calcinada. Yo me quemaba. ¿Quieres vivir de este fuego? ¿Quieres quemar todas las salidas? ¿Quieres la costra de esta sombra? Quiero tu encierro, el agua de tus palabras, el sol de tu boca, tus ojos, tu nada.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Nos golpeó la sombra del tiempo



Nos golpeó la sombra del tiempo, nos hizo juntos silencio, nos hizo rumor y aliento de sueños, nos hizo diálogo y puerto. Fuimos consuelo del viaje, golpeada duda. Fuimos el callar del cuerpo, nuestros nombres borrados, el olor de la salida. Fuimos el antes de las palabras, el “solo puedo hablar por tu boca” en nuestras bocas calcinadas. Y ahora, después de todo, el hablar me quema.

domingo, 27 de septiembre de 2015

En el chorrito débil de tu boca el rumor tomó al sueño como puerto a ninguna parte.



El chorrito débil de tu boca, en tu vientre negro, en tus nidos huecos. En tus muertos huecos, en las piedras del amor, en el poco de tus manos. En tus labios dices la espera, en tus brazos abandonados el abandono, en tu mudo silencio mudo, encontré labios de tormentas. En los ojos levantados ante la penumbra vimos que la oscuridad estaba muerta. Nos golpeó la sombra del tiempo, nos hizo cercanos, y el rumor tomó al sueño como puerto a ninguna parte.

viernes, 25 de septiembre de 2015

En el nido de los huesos, esas aves blancas



No serán palabras muertas las que como muros se queden dentro. ¡Te escucho, mi secreto! mi muro, mi sangre! No será esta tierra mezclada y repentina el final de las cosas. ¡Este hondo separarte! ¡Este dolor, esta hazaña! ¡Este hielo inadvertido! ¡Este horrible peso! Todo se borra en nuestro vientre negro. Las aves como barrancos y grietas de piedra. En la nada te miro pasión abandonada. En el nido de los huesos, esas aves blancas.

jueves, 24 de septiembre de 2015

De los tatuajes del recuerdo



De los tatuajes del recuerdo… De nuestros cuerpos como mariposas azules que vuelan… De la esperanza que se inclina… De la insuficiente sangre de la vida… De las suaves heridas que se pierden…; de las que pasan inadvertidas… ¿Comprendes? Sí, comprendo tu voz como nave. De las plagas que crecen. Del tiempo aclarado. De torpezas distintas. De las lenguas que se afilan. Y pensaré… ¿Qué piensas? Que tu palabra decide, me conoce, que tus palabras son acantilados en mi boca que reciben el murmullo de la vida.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Y te acercas lejana y rota



Y te acercas lejana y rota con tus hijos futuros en el vientre. Y las ráfagas sangran, y se inclina la esperanza. Y allí quieta con tu vientre pleno reclamas las heridas.