viernes, 28 de febrero de 2014

Cuando truenan dentro de las palabras esas sensaciones roedoras de la carne


Pero los ojos

pasan

como velas encendidas en la noche

en un inmundo pretérito,

cuando truenan dentro de las palabras

esas sensaciones roedoras de la carne.

.                                                                  ****

jueves, 27 de febrero de 2014

Vuela, ven paisaje


Vuela, ven paisaje
Ven, atraviesa
la máscara, levanta la imagen y, sin más, vuélvete al alma.

.                                                                         ****

Sigue a la muerte como una colmena


Sigue a la muerte como una colmena y después después los árboles de la vida salen
por la boca picando sus labios con sonidos guturales.

.                                                                               ****

martes, 25 de febrero de 2014

Una cama de carne un ya basta


Con cada nombre el corazón late como si hubiera carne y existencia.
agotada y vasta.
Es el pasado un expolio un día perdido de la existencia una cama de carne un ya basta.

.                                                                             ****

lunes, 24 de febrero de 2014

Un día un lugar aparece una calle


Un día un lugar aparece una calle.
un codo invisible apoyándose en los árboles.
No tenía en aquel momento vientre.
ni centro ni espacio.
Oí un crujido de huesos y vi que aún quedaba cuerpo.

.                                                                   ****

domingo, 23 de febrero de 2014

Sonreí a la carne y puse en carcajadas bien unidas esa alegría salvaje


Sonreí a la carne y puse en carcajadas bien unidas esa alegría salvaje.
Noté las luces brotando en línea recta por todas partes.
Los agarres temblaban La carne tierna
Se calló el oído Ciegos los ojos Grande la boca transparente aferrada.

.                                                                         ****

jueves, 20 de febrero de 2014

Estaba en un canto tus ojos


Estaba en un canto tus ojos
Un empuje
Notaba
Ojo temprano
una fuente un incendio.

.                                                   ****

En la agonía de las sombras



Cortada queda la imagen. En la agonía de las sombras,  te deja te deja, intolerable.
En las paredes, ninguna parte. En la casa En los muebles Cada palabra espejo.

.                                                                          ****

El sentimiento onírico libertad


Finge el sinsentido para que el sentido no lo engañe.

Caminamos juntos hasta el amanecer sobre las cuatro esquinas de tu cama.

El sentimiento onírico libertad.

.                                                             ****

Y salió del sol al atardecer


Y salió del sol al atardecer.

En ese lugar vivía el tiempo prestado.

Veía el sol bajar del cielo.
recto, como un péndulo.

Quemaba los árboles al menor roce
con su bola inmensa explosiva.

.                                                           ****

Las máquinas deseantes sin cabezas y ciegas


Las máquinas deseantes sin cabezas y ciegas.

Le abrió los ojos.
No encontró mirada.
El líquido casi transparente goteó.

.                                                            ****

Librarse del libro


Esto no es un título
ni una nota
(librarse del libro)


De todas formas es imposible de escribir.
No es posible que se acumulen tantas páginas.
Además, sería incapaz de volver a leerlas.

.                                                                               ****

miércoles, 19 de febrero de 2014

El grito del llanto estaba dentro, más allá de la tristeza


El grito del llanto estaba dentro, más allá de la tristeza.
más mudo que el que no tiene lengua,
pero no sordo,
gritaba como el que se ahoga
debajo del agua con una soga al cuello.

.                                                                               ****

Nosotros somos sobras que la Naturaleza va dejando.



Al estar ella siempre ahí
no puede vivenciarlo como una caída,
como un desastre.

Del vértigo nace lo sublime:

la disolución del cuerpo,
la descoyuntura de las palabras.

El silencio se me hace eterno como el Infierno.

Dejando unos bungalows petrificados se llega al final del precipicio.

.                                                                              ****

martes, 18 de febrero de 2014

Y esas señales que en ti tienes de desierto



Y esas señales que en ti tienes de desierto
y aquellas dunas como pensamiento
y aquel mar rojo de arena.
Hubo en ti antes un silencio que amaba como viento ausente.

Llueve y se mueve. En otro lugar llueve
como una ventana que llora.
Tu aire suplicando estaciones de tormenta y viento.
Luego las leo como montones.

Veo algo suplicando sin verle la cara.

.                                                                               ****

lunes, 17 de febrero de 2014

Ahora espero poder besar tu boca



De hacerme daño, espero.
Las próximas señales.
La próxima, una a una
se aproxima desafiante.

Ahora confiesa tu casa la calle
el aliento de tu parque
la espalda de tu banco
de madera tu nuca.

Ahora espero poder besar tu boca.

Creí oír y observo
que todo de ti depende.
La vida de su dueño ¿y tanta prisa, entonces?

Tanta prisa, entonces, me arremete,
me sorprende, me decepciona.
A veces, tierno, a veces, humano,
me toca,
me mata; a veces, me llora.

Y tú, mi cómplice,
aquí,
entre ambos,
dándonos señales de desierto.

.                                                             ****

domingo, 16 de febrero de 2014

Me duele tu ojo como un pétalo cayendo



Me hace daño tu mirada pero no sabías.
Ni sabes ni miras.
Me duele tu ojo como un pétalo cayendo.

Algo completo en ese de la caída instante.
Y tus manos son silencio como un derrumbe que se desgrana.

Un silencio de "no importa",
un silencio de cara blanca
No importa no importa.
Un amor a tragos.
Una imposible noche.
Un elimino todos los árboles.

Se traga la luz del silencio al abrazarte.
Una gran noche tu cuerpo.

Tu cuerpo mudo y espera.
Un temblor y espera.
Se sacude el agua de la noche.

.                                                                         ****

sábado, 15 de febrero de 2014

Eso observa como un fragmento


Debieron pasar los minutos y estoy helado.
Algunos minutos. Eso observa.
como un fragmento
como un trozo de oído.

Y aún nada ha llegado,
ni oído ni visto.
Agua fuerte de la fiebre.

Ser anunciado del mundo
prepara un invierno eterno.
De mí no habla.

Sonríe, de mí, ridículo
de mi mirada blanca
de almendro.

.                                                   ****

viernes, 14 de febrero de 2014

Y eres una isla de gaviotas en el orden del mundo


Un amor no dicho y secreto
escribía ella sobre la arena.
Sobre la arena rota que hace límite
Y no sabía la hora hace tiempo.

En el espacio, ella.
En sus brazos, la espera.
En aquella parte de tu cuerpo, mis labios.

Y eres una isla de gaviotas
en el orden del mundo.

Tu cuerpo dibujado
es un tiempo extraño
y vulnerable.

.                                                             ****

jueves, 13 de febrero de 2014

Más allá de todos los marchitos infiernos



Y tú, mi amante,
más allá de todos los marchitos infiernos,
más allá de los gritos desesperados.
Cuando, el dolor emana
como un centímetro de ausencia
como una palabra no dicha.
Cuando miras por la ventana
y ya no estoy del otro lado,
y te veo en tus pensamientos,
y tu pelo me dice que tal vez no estés y pienses.
Por los hombros te recojo
con un beso en la nuca.
Alimento tu cabello con el fruto de mis labios.
Y tú te vuelves y sonríes a mis dudas florecientes.
Recoges mis manos sobre tu vientre,
las tuyas sobre las mías,
sus palmas ardientes
me dicen te amo.
Y el dolor cae al suelo;
y te beso por la orilla de tus rodillas.

.                                                                     ****

No faltó nadie ante el dolor



Y a pesar de los rostros el mundo había desaparecido.


No faltó nadie ante el dolor.
Ni un impasible testigo del dolor.

Cuando mis manos ya no eran dos pertenencias,
ni servirían para nada,
ni eran manos sino gritos en el cielo
débiles e inquietantes,
de nadie, de manos,
seguidas por un cuerpo.

A nosotros, en coma
rígidas de horas,
cerradas todas,
y después, vino la vida sin puertas.

Cortadas, puertas.
Escapando de este mundo.
Huyendo de la demencia.

.                                                             ****

miércoles, 12 de febrero de 2014

Y no iba a bailar en esta tarde sangrienta



Y no iba a bailar en esta tarde sangrienta
ahora al son de los golpes,
con la precisión de los puños
como víctima propiciatoria del baile de su deseo.

Era una tarde sangrienta.
Al baile de las cuchillas.
En los golpes de acero
los pensamientos se derraman.

En algún momento hubo nadie
describiendo el dolor de ese cuerpo martirizado.

Se cerraron los espejos.
La habitación muda gritaba.
Una manta ensangrentada chorreaba.
Y hubo, de derrumbe, un grito ciego de esperanza.

.                                                                               ****

lunes, 10 de febrero de 2014

Se hace la lluvia en tu rostro



Ya no era ni cielo
ni nocturno ni diario.
ni adolescente vestido de negro
ni pareja de la lluvia
en cuyas manos soy.

Se hace la lluvia en tu rostro.
En tu rostro mi rostro mío tuyo.
Rehenes acosados abiertos a la tristeza.

Ya no te pienso. En mí piensas
hostil y amada, roja como el espacio rojo y solitaria.

Temo perder tu futuro.
Sin futuro, tú y nuestro.

Y si algún día la puerta del Tiempo se abre,
se abre y cierra
y nadie pasa y yo sentado en la espera.
Y tú dentro, eterna.
y yo nuevo dentro
y yo de espanto, muerto.
Si algún día llegara
esa casualidad eterna
delante de cada puerta sentada
que ni se abre ni se cierra
bajo la gran sombra del deseo.

Es sorpresa, catástrofe anunciada,
fermento de los golpes, víctima sacrificial del Destino.

.                                                                                ****

domingo, 9 de febrero de 2014

Y ella en común siente con la distancia que el tiempo es piedra



No se van las sombras en su impaciencia
ni en el avance nocturno
de los pliegues de la memoria
en su consumo disuelta.

Y ella en común siente con la distancia
que el tiempo es piedra dentro de cada cabeza.
Piedra redundante, piedra.

Pero he visto alguna vez un mundo vacío de tiempo y memoria.
Con esa una mirada extraña a los ojos
he visto tantas horas grises en los huecos relojes
que estuve convencido de la disolución del Tiempo.

.                                                                               ****

sábado, 8 de febrero de 2014

Los cortes de la noche sangran



Aquí, aquí. Mira el mar.
Los cortes de la noche sangran.

Los cuerpos vulnerables.
Almas del silencio.
Las calladas noches.

Tumbada la memoria
sin párpados
sin boca.
Se ha ido
sin voz suya.

.                                                             ****

viernes, 7 de febrero de 2014

Y a veces es hambre a veces deseo


Babeo mil veces mis manos babean.
sienten más de lo que sienten.
Y a veces es hambre a veces deseo.
Sonríes como una hoja
como la hoja de tu cuerpo ardiente.
Hoja somos. Hojas manos.
Piernas y vientre.

.                                                                      ****

jueves, 6 de febrero de 2014

Ya es a propósito este sueño ardiente



Yo con mi rostro despierto
hago un día como un sueño eterno
qué pronto llega la noche!
Y ya es a propósito este sueño ardiente
Sueño de hambre. En mi sueño me revuelco.

.                                                                              ****

miércoles, 5 de febrero de 2014

Ella me odia con una envidia serena como el que no sabe



Me odia con una envidia serena como el que no sabe.
No sabe que estoy fuera y en ti comienzo.
No sabe que vienes del silencio.
Y allí mi agua llora como una patria perdida
Llora y llora como una llamada.
prepara los caminos
Y es la vida un segundo
y me mira fuerte.

.                                                              ****

martes, 4 de febrero de 2014

Y ahora sin ti el cielo está calcinado



No te muestres tan insolente, mi amor, que esto es tierra.
Allí un corazón en ti tuve gran urgencia, frente a la demencia.
Allí fueron todas mis palabras como gradas de cielo.
Y ahora sin ti el cielo Está calcinado.
Allí fui piedra y terror vivido
Allí fui algo de muerte
Con las manos abiertas te miro como si fuéramos historia.

.                                                                              ****

lunes, 3 de febrero de 2014

En esa palabra que es la distancia



En esa palabra que es la distancia
en esta distancia puesta que escribo
con toda la distancia puesta
allí suena tu nombre
allí suena el hijo culpable de la muerte.
Allí inocente
después de la muerte
y antes del olvido.

.                                                             ****

domingo, 2 de febrero de 2014

Me opongo a la muerte de forma sencilla




Y ahora que eres mi orilla,
me opongo a la muerte
de forma sencilla
como el que no quiere la cosa
Y en el mar escribo
como el que no quiere la cosa
todas mis palabras.

.                                                          ****

sábado, 1 de febrero de 2014

Sales y eso es designio


Sales y eso es designio.
Sales ileso.
tú, maravilla
Y es designio
Es pena un día tumbado
sobre los años perdidos.
Sí, sin ti, sin manos
me opongo a la verdad del Destino
que de ti de mí dice: "Rehago la hora".

.                                                                        ****