viernes, 14 de febrero de 2014

Y eres una isla de gaviotas en el orden del mundo


Un amor no dicho y secreto
escribía ella sobre la arena.
Sobre la arena rota que hace límite
Y no sabía la hora hace tiempo.

En el espacio, ella.
En sus brazos, la espera.
En aquella parte de tu cuerpo, mis labios.

Y eres una isla de gaviotas
en el orden del mundo.

Tu cuerpo dibujado
es un tiempo extraño
y vulnerable.

.                                                             ****