jueves, 31 de marzo de 2011

Las leyes escritas caducan sobre mi piel

Conocieron tus manos las leyes escritas caducas sobre mi piel.

Sobre los muros quedaron las sombras muertas

Sobre el muro, las sombras naturales quedaron impresas por las ráfagas de amor y otras crueldades.

El trigo a la altura de los ojos parecía árboles

El trigo a la altura de los ojos parecía árboles con finas ramas que picaban las mejillas.
Piensa en la primera vez que viste la luz

Cuando te encuentres con los ojos abatidos, piensa en la primera vez que viste la luz y ábrelos con la misma inocencia.

Y en el cuerpo del abandonado, tinieblas

Y en el cuerpo del abandonado, tinieblas.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Volar contigo en los sueños de los pájaros

Tengo las palabras lejos de las hojas verdes y puntiagudas de los árboles. Tengo el pico gastado por el grano y la tierra que se lleva el viento. Tengo sed de clorofila de la mañana con gotas de rocío. Tengo ganas de volar contigo en los sueños de los pájaros.

Más allá, lejos en el trigo

Más allá, lejos en el trigo, vi por primera vez tus ojos brillar.

Luchaba contra el humo y me encontré el fuego dentro

Luchaba contra el humo y me encontré el fuego dentro.

Sueños densos como la lava

No sé por qué se les llaman etéreos si mis sueños son densos como la lava.

Ya tengo toda la imaginación robada al mundo. Ahora podré imaginarte mi amor.

La imaginación tomó el lugar de mi escasa razón. Ya tengo imaginación para ti, para envolverte con ella. Ya tengo toda la imaginación robada al mundo. Ahora podré imaginarte mi amor.

De ti, palabra perdida en medio de cualquier página

Estás ahí en cualquier página. Paso. Apenas te veo; te quedas indiferente. Vuelvo a buscarte. Te cojo por los puntos extremos; te extraigo y reparo tu soledad. De ti, palabra perdida en medio de cualquier página, salen en todas direcciones todas las páginas de los libros.

Conocí a una persona feliz; lloraba todo el día

Conocí a una persona feliz; lloraba todo el día porque quería asegurarse de antemano para toda la vida la felicidad.

Me saludas al amanecer como si nos hubiésemos separado durante la noche.

Me saludas al amanecer como si nos hubiésemos separado durante la noche.

El columpio terrenal

Los pies al aire sin apoyo terrenal se columpian sin alegría ni pena en esta tu última hora.

Me gustaría guardar nuestro amor en secreto

Me gustaría guardar nuestro amor en secreto par que nada participara de él; para que permaneciera como una absoluta complicidad entre tú y yo.

martes, 29 de marzo de 2011

En el precipicio de tu boca como en un sueño que no acaba

Caigo a diario en el precipicio de tu boca como en un sueño que no acaba.

La noche dilatada en su sueño eterno no quiere saber nada de mí

La noche dilatada en su sueño eterno no quiere saber nada de mí.

Ese amor que surge en el fondo de las raíces

Porque somos el secreto de la tierra: ese amor que surge en el fondo de las raíces.

Las pruebas que hemos dejado al futuro

Las marcas que hemos dejado en la tierra convencerán a los que vengan que hemos sido inteligentes hasta un momento antes del fin.

Nos ahogamos en la debacle de nieves milenarias

Nos ahogamos en la debacle de nieves milenarias.

Lo que ocurrió en un beso

Se agotan los colores enmohecidos del vino mientras tomabas el sabor a madera de mis labios.

Aquí quedo en el silencioso vacío del eclipse

Aquí quedo en el silencioso vacío del eclipse.

La ilusión a dentelladas

Dicen que han visto cuerpos retorcidos cargarse la ilusión a dentelladas.

Ya no necesito soñar

En tus ojos perdí la ausencia y lo invisible.

lunes, 28 de marzo de 2011

Sufro porque ella se ve como gotas de aire

No llegaba el amor a tus ojos nublados. No llegaban mis manos a tu cuerpo envuelto en humo. No supe enfriar tu pena.

No ser más que un grano de sal del mar muerto y saber a ti

No ser más que un grano de sal del mar muerto y saber a ti.

Vi estatuas de cera que se consumían como velas perezosas

Vi estatuas de cera que se consumían como velas perezosas.

Son los monstruos marinos que como gigantes enfurecidos mueven los abismos

Dicen que las aguas agitadas se elevan hasta las nubes. ¿Pero ellos no saben que son los monstruos marinos que como gigantes enfurecidos mueven los abismos haciendo rebosar el mar?

Trae tu cuerpo piedras brillantes hijas del silencioso mar

Trae tu cuerpo  piedras brillantes hijas del silencioso mar.

Salía un pájaro amarillo con aires de triunfo

De entre los troncos derribados salía un pájaro amarillo con aires de triunfo.

Las réplicas también son volcanes

Las réplicas también son volcanes.

Secretos que viajan recto hacia la fosa común

Secretos que viajan recto hacia la fosa común.

domingo, 27 de marzo de 2011

La luz se oculta en tu ojos absorbida por tus tristes pensamientos

Tengo la extraña impresión que, a veces, la luz se oculta en tu ojos absorbida por tus tristes pensamientos y sale como nueva ante mi presencia.

Destino filibustero que sufre el amor herido por tormentas de espadas

Destino filibustero que sufre el amor herido por tormentas de espadas.

Se transformaron en pájaros al abrir sus brazos bajo la lluvia

Pienso en aquellos que se transformaron en pájaros al abrir sus brazos bajo la lluvia.

sábado, 26 de marzo de 2011

En esta inestable realidad, retorno; cojo lo que me debe el pasado; vuelvo

En esta inestable realidad, retorno; cojo lo que me debe el pasado; vuelvo. Con lo revivido, tomo el presente y lo hago más bello. Un día, cuando te vea distraída o adormilada, con lo nuevo te rodeo y espero tu gesto de sorpresa. Si preguntas, te diré: He recuperado mi parte perdida para ti; allí ya no me servía de nada.

Las raíces subterráneas guardan sus misterios bajo nuestros píes, inocentes

Hemos identificado las hojas y las ramas de todas las raíces subterráneas cuyos misterios estaban bajo nuestros píes.

Los impactos y algunas llamadas del mar

He visto miradas que me han borrado todos los impactos y algunas llamadas del mar.

Te vi, amé, me perdí entre tu ropa y la piel y no sé cómo salir del estrépito

Dice ella: Te vi, amé, me perdí entre tu ropa y la piel y no sé cómo salir del estrépito.

Nuestros juegos favoritos de ojos y besos

Nuestros juegos favoritos: el juego de los ojos cruzados, de las miradas repentinas, de los besos escapados.

viernes, 25 de marzo de 2011

Misteriosas cartas marinas que hablaban de una mujer desesperada al otro lado del mar

Aquellas misteriosas cartas marinas que hablaban de una mujer desesperada al otro lado del mar me hicieron soñar con el amor posible.

y rápido para la vida que no espera el final

Pasa lento el tiempo cuando se espera y rápido para la vida que no espera el final.

Pasa lento el tiempo cuando se espera y rápido en el transcurrir de la vida

Pasa lento el tiempo cuando se espera y rápido en el transcurrir de la vida.

Archipiélago de las palabras: enjambre de pequeñas islas

Sobrevuelo el archipiélago de las palabras: enjambre de pequeñas islas flotando sobre las aguas.

La espera está siempre en mí atenta a mis esperanzas

La espera está siempre en mí atenta a mis esperanzas.

Y bebo en el hueco de mis manos tus gestos misteriosos

Todos tus misteriosos gestos son símbolos de adorables promesas que acojo entre mis manos huecas.

Abres mis pasos al abismo y estoy preparado

Sabes muy bien, mi amor, que eres la cerradura y la llave que abre mis pasos al abismo y que estoy preparado.

¿Cuántas veces en el incendio de tus pasiones me he inmolado decidido?

¿Cuántas veces en el incendio de tus pasiones me he inmolado decidido?

jueves, 24 de marzo de 2011

La vida en sombras chinescas

Por ese juego de las sombras del jeroglífico de la imaginación, que la razón no entiende, se realizan sobre el escenario de la vida las sombras chinescas.

La sorpresa de las noches, tus labios y tus manos acordes a mi cuerpo

La sorpresa de las noches: tus labios y tus manos acordes a mi cuerpo. Y este incrédulo fanático de tu amor.

Dicen de los primeros hombres que empezaron a amarse cuando le pusieron nombre al amor

Dicen de los primeros hombres que empezaron a amarse cuando le pusieron nombre al amor.

Tengo en la mente la imagen de una estatua de hierro

Tengo el fuego de la fragua, el incendio contenido en el hierro domado, la fuerza en el martillo y el impulso vital en el brazo. Tengo en la mente la imagen de una estatua de hierro.

Caen las palabras sobre el texto como un diluvio para inundarlo

Caen las palabras sobre el texto como un diluvio para inundarlo con su belleza.

Con las yemas de mis dedos leo tus labios de piedra

Con las yemas de mis dedos leo tus labios de piedra.

El silencio fue más largo que la noche

Allí te encontré indecisa en la oscuridad. No cabían palabras. El silencio fue más largo que la noche.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Aquella que hace aparición

Es el secreto de la suerte ciega aquella que llega sin ser esperada.

Tal como en un viaje difícil y subterráneo a través de la estrechez de las cavernas

Tal como en un viaje difícil y subterráneo a través de la estrechez de las cavernas fui buscando tu imagen sobre el fondo de una roca.

Suave como zapatillas de ballet sobre las tablas del escenario

Suave como zapatillas de ballet sobre las tablas del escenario.

Me renuevo a través de tus ojos cada vez que sale el día

Me renuevo a través de tus ojos cada vez que sale el día.

En los colores del mundo hay uno ahogado por la luz

En los colores del mundo hay uno ahogado por la luz que solo es visible entreabriendo levemente los párpados.

He visto los campos de batalla llenos de brazos muertos

He visto los campos de batalla llenos de brazos muertos.

Las fuentes están llenas de agujeros

Siempre amé el agua que sale de la tierra; pero las fuentes están llenas de agujeros.

Tiene el amor una respuesta unánime para el sufrimiento: ámame

Tiene el amor una respuesta unánime para el sufrimiento: ámame.

En el fondo de una biblioteca pública leyendo a un autor mentiroso

Te vi, por primera vez, en el fondo de una biblioteca pública leyendo a un autor mentiroso que decía no saber nada. Sigo yendo a la misma mesa para leer ese libro que me ayuda a soportar lo que pasó con el tiempo.

martes, 22 de marzo de 2011

La lámpara mágica de los eclipses

Sería conveniente una lámpara mágica para pedirle cada día el deseo de eclipse.

Para guardar los eclipses es necesario poseer

Para guardar los eclipses es necesario poseer una botella y un tapón.

Encontré candados sin llave

Te busqué entre cadenas y barrotes; y aullabas.

Los sueños celebran mi existencia

Hoy he visto como los sueños celebran mi existencia porque gracias a ella ellos pueden vivir.

Viví con la ciega sensación de tu existencia

Viví con la ciega sensación de tu existencia.

Estás en las nudosas revoluciones de las nubes

Estás en las nudosas revoluciones que las nubes mantienen con el desierto.

He inventado el don del presente para ti

He inventado el don del presente para ti; para que los sufrimientos no te recuerden.

Vi un loco correr por la calle con flores despeinadas prisioneras

Creía yo que por amor los locos no podían perder la razón.

La sorpresa sobre la que el silencio se ha sentado

Y la sorpresa sobre la que el silencio se ha sentado lo tiene cogido por el cuello hasta nuevo aviso.

Como insultos al espejo de la noche

Como una falta de imposibilidad, como una extraña impotencia, como insultos al espejo de la noche.

lunes, 21 de marzo de 2011

Pongo palabras a la memoria que nunca escribió

Pongo palabras a la memoria que nunca escribió, a la memoria de las esquinas, a la memoria de las preguntas, a la memoria callada a golpe de juicio, a tu último glorioso día.

De toda la noche he escogido el mirlo

De los pájaros de toda la noche he escogido el mirlo que canta tus sueños y anula el silencio tenebroso de la oscuridad.

Hoy envidio todos los versos imposibles

Hoy envidio todos los versos imposibles.

¿Por qué mi frío envidiaba a la primavera engalanada de cerezos?

¿Por qué mi frío envidiaba a la primavera engalanada de cerezos?

La particularidad de tu luz amada tiene en celo a las sombras

La particularidad de tu luz amada tiene tal influencia sobre la claridad del día que veo zozobra en las sombras.

Con esa atracción fatal que nos lleva hacia ella.

Tomados por la tierra, con los pies echando raíces, con esa atracción fatal que nos lleva hacia ella.

Tus manos están llenas de espíritus juguetones.

Tus manos están llenas de espíritus juguetones.

Naciste con ojos para la belleza; con ellos aprendí a amar.

Naciste con ojos para la belleza; con ellos aprendí a amar.

domingo, 20 de marzo de 2011

Tú, mujer, has nacido de una porción de primavera.

Tú, mujer, has nacido de una porción de primavera.

El silencio de las quimeras mantiene la voz cautiva

El silencio de las quimeras mantiene la voz cautiva entre paredes selladas debajo de ojos múltiples.

Y sus aletazos crearon los vientos

Los pájaros volaron en todas las direcciones a la vez y sus aletazos crearon los vientos.

Estatuas sin sol ni oleaje

Para los que no creen en estas cosas, la tormenta no puede cambiar barcos en sirenas. al menos que sean sirenas posadas sobre la húmedas arenas del fondo marino como estatuas sin sol ni oleaje.

sábado, 19 de marzo de 2011

Allí aún no llueve sobre las charcas

He recibido noticias de las alas migratorias. Dicen que por allí aún no llueve sobre las charcas.

Se cayó la esperanza cuando paseaba

Se cayó la esperanza cuando paseaba por el borde del mar. Bajo la superficie de una ola vi su cara sumergirse como queriendo volar.

Pero no he perdido el sabor a nuevo de tus besos, ni el gusto por tu nombre

Me has vencido mil veces y otras tantas noches, que he perdido la sorpresa, he perdido la fiereza, he perdido el optimismo e incluso las fuerzas. Pero no he perdido el sabor a nuevo de tus besos, ni el gusto por tu nombre.

Y la casa aún ardía mucho tiempo después de tu partida.

Y la casa aún ardía mucho tiempo después de tu partida.

De esas épocas que no guardaron la memoria

De esas épocas que no guardaron la memoria quedaron los ecos difusos rebotando entre las rocas.

Los frutos abortados no temen los cantos de los pájaros

Los frutos abortados no sufren la gravedad, ni caen por desenfado o por inercia, ni son roídos por los picos de los pájaros, ni arrancados por manos sedientas, ni llegaron a la primavera. Los frutos abortados no temen los cantos de los pájaros.

viernes, 18 de marzo de 2011

Cerca del Este hay un árbol cargado de moras y de mariposas

Cerca del Este hay un árbol cargado de moras y de mariposas que sueñan en su letargo.

Ese mar vaporoso que pasea sobre el manto azul

Ese mar vaporoso que pasea sobre el manto azul devuelve a la mar el líquido prestado. Y el mar se hace ligero evaporando el agua que le sobra.

Anfibios que nacen en los árboles

Para algunos anfibios, que nacen en los árboles, su primera vivencia es el vuelo; o la caída, según su espíritu.

Hoy suenan las palabras como piedras

Hoy suenan las palabras como piedras magnéticas o como cuerdas.

Estuve mirando con entusiasmo la belleza

Estuve mirando con entusiasmo alrededor y he visto que todo lo que nos rodea está rebosante de belleza.

jueves, 17 de marzo de 2011

Por los lazos del amor que nos contempla

Veo tu mirada unida a la mía por los lazos del amor que nos contempla.

Al recibir tu verdadero amor de mujer pasé más allá del amor

Al recibir tu verdadero amor de mujer pasé más allá del amor conociendo en un instante su auténtica naturaleza.

Solo queda de nuestro amor fragmentos robados al recuerdo

Solo queda de nuestro amor fragmentos robados al recuerdo.

Tienes besos desconfiados en tus labios

Tienes besos desconfiados en esos labios que hablan de tristeza y una cinta roja en tu pelo como promesa.

Inquietudes tenebrosas ocupadas en ti

Los días se paran bajo inquietudes tenebrosas ocupadas en ti. Tampoco estoy muy seguro de que pasen aunque tú te vayas. Ya saben: los corazones no entienden palabras.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Cuando las estrellas sean un triste recuerdo en el firmamento

Cuando la luna se convierta en polvo, cuando el sol esté triste y apagado, cuando las estrellas sean un triste recuerdo en el firmamento, entonces seguiré amándote.

Las tormentas existen como existe el amor

Porque es cierto que las tormentas existen como existe el amor entre sus aguas.

Las palabras trocean el mundo; y te miran y me miran

Las palabras trocean el mundo en frases. Las tengo clavadas en la pared desde donde me miran; a mí y al universo.

Juegan los torbellinos del tiempo sobre ti toda

Juegan los torbellinos del tiempo sobre ti toda.

Déjame disfrutar de tu belleza. ¿O no son bellos tus labios?

Déjame disfrutar de tu belleza. ¿O no son bellos tus labios? ¿O son un territorio estéril que dejarás abandonado?

Implosionan las palabras al caer por el borde circular del abismo

Implosionan las palabras al caer por el borde circular del abismo. Son ellas esa energía que modifica el espacio y el tiempo que nos separan.

martes, 15 de marzo de 2011

Ese rayo de luz, sinuoso y ramificado, que llevas sobre tu mejilla

Ese rayo de luz, sinuoso y ramificado, que llevas sobre tu mejilla, me guía hacia tus ojos cada vez que te miro.

Aquella noche de amor la luna estaba cargada de agua

Aquella noche de amor la luna estaba cargada de agua; pero no vi crecer las flores.

El giro del tiempo me pilló más de una vez desprevenido

El giro del tiempo me pilló más de una vez desprevenido.

He tirado mis manos al cielo

He tirado  mis manos al cielo y se me ha quedado entre los dedos algo nuevo sin nombre.

lunes, 14 de marzo de 2011

Ámalo como si no hubiera otra cosa en el mundo

Hagas lo que hagas ámalo. Ámalo como si no hubiera otra cosa en el mundo.

domingo, 13 de marzo de 2011

Hace tiempo que llueve

Te hablaría del puente de los pájaros que une a los enamorados, pero sólo está despejado en las primaveras secas.

Árbol torcido, enroscado sobre sí mismo

Quisiera ser un árbol torcido que espera, enroscado sobre sí mismo, las lluvias del nuevo milenio.

Oí hablar de la esencia invisible de algunas diosas

Oí hablar de la esencia invisible de algunas diosas. Soñé que tú eras una de ellas. Largo tiempo estuve buscando en lo invisible y domando mis ojos para verte.

Cuando el tiempo llegue a su fin quedaremos tú y yo

Cuando el tiempo llegue a su fin quedaremos tú y yo fuera del tiempo.

Ilumina con tu amor el abismo

Ilumina con tu amor el abismo por el que caigo.

Dicen los pájaros que alguna vez desaparecieron los puntos cardinales en el horizonte

Dicen los pájaros que alguna vez desaparecieron los puntos cardinales en el horizonte y que vieron los peces desorientados chocando contra las rocas.

Recojo las palabras escritas en cada hoja de árbol; las verdes y las secas

Recojo las palabras escritas en cada hoja de árbol; las verdes y las secas, las que crujen y las que sueltan savia, las pisoteadas por el despreciable otoño y las que están en los retoños.

El que no ve un árbol en su jardín es porque no sabe que la semilla enterrada está esperando

El que no ve un árbol en su jardín es porque no sabe que la semilla enterrada está esperando el agua de su mano para crecer.

sábado, 12 de marzo de 2011

Cuando el vacío no soporta la lógica del laberinto

Cuando el vacío no tiene causa ni fin, cuando el vacío responde al desorden y está dilatado, cuando el vacío no soporta la lógica del laberinto, no hay salida como respuesta.

Las estrellas retenidas por el cosmos

Retenidas por el cosmos, algunas estrellas, tragadas por la oscuridad, no resplandecerán ni podrán conocernos.

En el mundo de los sueños los seres estaban inacabados e inmóviles, sumidos en el letargo

En el mundo de los sueños los seres estaban inacabados e inmóviles, sumidos en el letargo, e insensibles al mundo de las cosas.

Torbellino en medio de los bosques

Hemos hecho crecer un verdadero torbellino en medio de los bosques.

Hoy he salido de mis sueños como un hombre imperfecto

Hoy he salido de mis sueños como un hombre imperfecto.

Un halo amarillo tenebroso anuncia ciclos amenazantes

En tus noches queda el reflejo cambiante de las cuatro lunas. Y un halo amarillo tenebroso anuncia ciclos amenazantes.

Tengo recuerdos atroces de ojos de tierra quemada mirándome

Tengo recuerdos atroces de ojos de tierra quemada mirándome.

Mujer de pies negros de ceniza manchados

¿Dónde vas mujer de pies negros de ceniza manchados? Tus labios parecen implorar la memoria del ausente. Esos ojos que sólo ven sombras van negando la belleza. Esos ojos blancos van negando la luz.

viernes, 11 de marzo de 2011

La noche es más negra en el mar

La noche es más negra en el mar porque faltan las luces de la Humanidad.

Tus amorosos artificios para hacerme sonreír

¿Ignoras que yo conozco tus amorosos artificios para hacerme sonreír y para hacer que me olvide del enfado que tus palabras han causado en mí? No lo ignoras; pero usas artificios sin los que no puedo vivir.

jueves, 10 de marzo de 2011

En las fosas de tus labios corre un mar de piel infinito

Me ahogo en las fosas de tus labios. De ellas parte un mar de piel suavemente infinito. Y llego a un promontorio; lo rodeo o, a veces, me quedo.

Me dejo caer en todas las trampas que vas dejando tras tus pies

Me dejo caer en todas las trampas que vas dejando tras tus pies. Extasiado quedo en cada una hasta que desapareces.

Al que toma todas las formas en mis sueños le he pedido que me engañe

Al que toma todas las formas en mis sueños le he pedido que me engañe con tu semblante cada noche al dormir para hablarte reposadamente aunque no pueda oler aquel perfume que llevabas ni tocar el hilo de tu falda; ni pueda, amor, quererte más que antes.

Se abren las imágenes de la noche, cuando tú no estás

Se abren las imágenes de la noche, cuando tú no estás, en ese conjunto de espejos que son mis sueños.

Mi lengua languidece cuando hablo de los amores perdidos

Mi lengua languidece cuando hablo de los amores perdidos.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Ese silencio de rosca, diferido, farragoso y abultado

Te hablaría, si pudiera, de ese silencio de rosca, diferido, farragoso y abultado, que nos separa del mundo cuando callamos.

Metí mis ojos en las tinieblas y encontré la insensata oscuridad

Metí mis ojos en las tinieblas y encontré la insensata oscuridad.

Me he curado de todas las enfermedades

Me he curado de todas las enfermedades. He saciado hasta la última sed. Pero no puedo arrancar lo que tú has depositado en mi mente: esa telaraña insinuosa que no deja a mis pensamientos moverse.

Escucha por primera vez mis labios

Párate, mírame y escucha mis labios. Voy a decirte lo que nunca te han dicho: te amo.

Mantendré en mi corazón murallas invencibles

Mantendré en mi corazón murallas invencibles hasta que tu amor no llegue.

Para poder amar hay que ser inmune

Para poder amar hay que ser inmune a la corrosión del tiempo.

martes, 8 de marzo de 2011

Clavando la muerte en la roca del acantilado

Múltiples sepulturas se extienden por las tierras bajo las ruedas de los carros clavando la muerte en la roca del acantilado.

Los perros ladran en la hacienda vacía

Los perros ladran en la hacienda vacía mirando los caminos.

No es suficiente excusa el dolor para no amar

No es suficiente excusa el dolor para no amar.

La visión del laberinto

Sigue cada hilo de seda, sus bifurcaciones, y, cuando los recorras todos, tendrás la visión del laberinto.

Que el daño nos rompa

Para poder amar hay que evitar que el daño nos rompa.

Brillábamos sobre el fondo reluciente de la mañana

Y los dos, sentados en la cama por la mañana, brillábamos sobre el fondo reluciente de las sábanas.

La libertad consiste en no ceder ante lo inexorable

La libertad consiste en no ceder ante lo inexorable.

Cuando todo está perdido

No encuentra uno la respiración cuando todo está perdido.

Bésame los ojos para verte mujer

Bésame en la boca, en las manos, en los ojos. Bésame los ojos para verte mujer.

lunes, 7 de marzo de 2011

Un árbol enraizado en el pecho

Tengo, como otros, un árbol enraizado en el pecho.

De horizontes invisibles y granos de arena

Allá voy gateando como un insecto sobre una duna. Y el horizonte se me hace invisible.

Vestido sin memoria

Borras con tu vestido nuestros pasos y con tus besos la amargura.

Soy el niño de las cometas, de las olas y del viento de alta mar

Soy el niño de las cometas sobre las olas del mar. Soy el niño de las olas que parten y no volverán. Soy el niño de las nubes viajeras que siguen mis olas. Soy el niño amigo del viento que se va a alta mar. Soy el niño amigo de los rayos de sol que les enseña el camino. Soy el niño del mar, amigo de las olas, de las nubes y de las cometas.

domingo, 6 de marzo de 2011

¡Qué grande es la soledad sobre la cara de los acantilados!

Fue tomado por una extrema soledad en los precipicios oculta. Se dejó colgar de una cuerda amarrada a su cintura para tocar con los pies el mar. Bebió el precipicio y el aire. Rozó con las mejillas las alas de las gaviotas. Vio nidos blancos y alas desplumadas. Vio huevos crujientes llenos de promesas. Vio alas negras hambrientas planeando a contra viento sobre las rocas.

En ese mundo desconocido

¿No vivimos aún en ese mundo desconocido? Ese mundo abyecto porque desconocido.

El tiempo se va porque no tiene casa donde parar

Amigo mío, el tiempo se va porque no tiene casa donde parar. Nadie quiere acoger a un huésped que sólo habla del pasar de la vida y que le da por contar alrededor de la chimenea las desgracias por venir. Nadie quiere como huésped al que sabe como naciste y en qué estado vas a vivir y morir.

Enterró su cuerpo y sus alas

En esa isla donde acababa de perder la vida enterró su cuerpo y sus alas; lloró con destrozo en el corazón y maldijo su invento.

sábado, 5 de marzo de 2011

El amor huele con un olor que nunca antes has olido

Ve y reclama a la vida treinta siglos de amor debido. Ve y recupera ese amor que te debe. Atrévete, anda, siente. Reclama el amor debido que está esperando. Búscalo allí donde nunca nadie lo ha buscado. Te daré una pista: el amor huele con un olor que nunca antes has olido.

Maldita flor callada que no perfumas el aire

Que las flores no exhalen perfumes no sería perdonable. Maldita flor callada que no perfumas el aire. ¿Acaso estás enfadada porque vas a morir? Déjame tu olor como recuerdo; déjame que te cante flor y verás desde el más allá tu perfume en mis palabras.

La Tierra es un inmenso iceberg con varias cabezas rocosas rodeadas de mar

Está el mar triste por lo que le ha dicho un marinero. Dice el marinero que la Tierra es un inmenso iceberg con varias cabezas rocosas rodeadas de mar.

Llora la piedra soñando con el camino y con huracanes

Está enamorada la piedra del camino. Un pie descuidado la ha alejado de su amante. Sueña la piedra con huracanes para reencontrarse. Sueña la piedra con el camino y odia al sol con mirada implorante. Vete sol que ahuyentas a los huracanes; apaga tus luces e inunda la Tierra de frías noches y  nubes torrenciales. Trae vientos a mi costado que yo bailaré cuando ellos me alcen.

Te has enterrado viva en la pena silenciosa y esperas

Has apagado la llama de tu amor y te has enterrado viva en la pena silenciosa. Esperas que te busque y que mi agua transforme la tierra en arcilla. Esperas que mis manos cubran tu cuerpo y lo limpien. Esperas que abra tus ojos con mis dedos y puedas ver de nuevo el amor naciente.  

Ya no tengo pena ni añoranza

Ya no verán las lágrimas en el filo de mis ojos ni las verán caer por mis mejillas. Ya no tengo pena ni añoranza; el amor has traído con tus manos plenas.

Cruje la Tierra por las noches y por la mañana tiembla

Tiembla el hombre por el temblor de la Tierra. Cuánto horror recorre sus entrañas. Cuanto miedo sube por sus pies. Crujen los huesos del cráneo;  las cúpulas crujen. Las camas se desplazan; y en sus sueños los hombres el peligro desconocen. Cruje la Tierra por las noches y por la mañana tiembla.

viernes, 4 de marzo de 2011

Que venga el racimo de uva repleto de carne

Que vengan todas las nubes a mí llenas de agua; que vengan y me inunden de frescura. Que venga el racimo de uva repleto de carne; que vengan y en mi boca se funda dulce y apague mi hambre. Que vengas tú mi amor de sonrisas llena; que vengas sobre los temores que en mí arden.

Vuelan mis alas inseguras sobre frías corrientes de aire

Sostenedme vientos planeadores; sostened estas alas inseguras. Empujadme hacia las corrientes más altas; que quiero sentir el frío en mi pico y en mis patas; que quiero andar sobre el aire y ver la tierra más bella desde lejos.

Nieve marina: Dícese cuando nieva en el mar el maná de las aguas y de los abismos

Nieve marina: Dícese cuando nieva en el mar el maná de las aguas y de los abismos. ¿Nunca has visto nevar en el mar mi amor?

jueves, 3 de marzo de 2011

Oigo retumbar las paredes del corazón

¿Quién está librando batalla en mi corazón? Pues oigo retumbar las paredes.

¿Sueña la perdiz con un nido en los árboles?

¿Por qué hace la perdiz un círculo perfecto en la tierra con el pico de sus alas? ¿Está acaso marcando el lugar donde hará su nido? ¿O lo traza primero en el suelo para subirlo luego a la rama de su árbol?

Tengo en el corazón una colonia de bocas ciegas

Tengo en el corazón una cueva de murciélagos cuyas alas cayeron en el torrente de mi sangre. Tengo en mi corazón una colonia de bocas ciegas para siempre hambrientas.

Sé que nuestra fuente nos está esperando

¿Cuando iremos mi amor a aquella fuente donde nuestros pies se refrescan? Y jugaremos con nuestros dedos bajo el agua. Y nos reiremos de los que nos miran como locos. Y te besaré entre juego y juego.

La avaricia muere en un charco de sudor verde

La avaricia muere en un charco de sudor verde.

En la nebulosa de los sueños nefastos

Vivías como el que cae en un sueño y despierta luego en la nebulosa de los sueños nefastos.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Mis manos tienen alas invisibles que llegan hasta tu piel

No pierdas el tiempo intentando despreciar mis caricias; mis manos tienen alas invisibles que llegan hasta tu piel.

Como en esos sueños febriles volteados en norias gigantes

Todo sucedió como en esos sueños febriles volteados en norias gigantes sobre la noche callada de la ciudad.

El viaje solitario a las sombras

Conocí testigos mudos del viaje solitario a las sombras.

El dolor grita con aullidos que no oyen los hombres

El dolor no da puñaladas secas ni abre boquetes en la carne. El dolor oprime desde dentro del tuétano de los huesos; los oprime, los hace crujir bajo las embestidas de su oleaje.

Ver la división de las sombras y el movimiento

¿Cómo pudiste, amor mío, con tus tristes ojos ver la división de las sombras y el movimiento?

martes, 1 de marzo de 2011

Y en tus labios la espera

He visto paisajes en tu mundo interior. He visto bosques de un verde perenne en tu retina, y una lágrima pendiente. He visto un suspiro retenido en tu pecho y en tus labios la espera.

Sobre tu cabeza, el liviano espacio del cielo

La felicidad de tu cara parece sostener sobre tu cabeza el liviano espacio del cielo.

Son los bellos recuerdos del pasado los aromas del presente

Son los bellos recuerdos del pasado los aromas del presente.

En la charca de los cuentos infantiles

Acababa siempre, en mis varios destinos, en la charca de los cuentos infantiles.

Vivir en tus sueños sonámbulo

Quiero vivir en tus sueños sonámbulo sin miedo a ser despertado.

Me enamoré del viento

Por esa bella costumbre que tiene el aire de hacer remolinos en los campos de trigo y en tu pelo me enamoré del viento.

La piedra girada sobre la palma de la mano

Cuando llevabas tu anillo con la piedra girada sobre la palma de la mano temblaba el temor y vibraban los platillos de acero equilibrado.

Amor, una hora y media antes del atardecer

Amor, una hora y media antes del atardecer, vienes a saciar tu sed y descansas bajo las alas de los sueños.

Triste destino sufre el amor

Los amores que no fueron cantados caen en el olvido.