sábado, 30 de abril de 2011

Los vuelos de los aviones en las manos de los niños

Las manos de los niños tienen una fuerza increíble: hacen volar aviones con la punta de sus dedos.

Me absorbe tu perfección. Me ahogo; aunque no dejaré de respirar para llenarme de ella

Me absorbe tu perfección. Me ahogo; aunque no dejaré de respirar para llenarme de ella. Nadie creerá que eres perfecta; pero yo lo sé. Lo he comprobado en ti. La he conocido en ti. Y de ella hablo siempre que te nombro, mujer.

viernes, 29 de abril de 2011

jueves, 28 de abril de 2011

La verdad, el semblante y los monstruos con múltiples cabezas

Algunas verdades aparecen, a veces, bajo el semblante de monstruos cuyas cabezas lanzan fuego, huracanes y fríos vientos que cuando no nos queman nos dejan congelados.

La única forma de reencontrarnos sería secando el mar y teniendo deseo de andar

La única forma de reencontrarnos sería secando el mar y teniendo deseo de andar.

Con las sombras indicaba el camino al futuro incierto

Cuando niño tapaba los castillos con un dedo erguido cuya sombra indicaba el camino al futuro incierto.

miércoles, 27 de abril de 2011

Que tenía que aprender a leer con ambigüedad

No se quién me dijo una vez que tenía que aprender a leer con ambigüedad.

En las cicatrices tengo la soledad desaparecida

Hay que abrir las viejas cicatrices que duelen con el mismo instrumento que las hizo. Si te hirió el amor, clávalo en el mismo lugar donde yace el dolor. Si fue el mal el que dejó su marca, disponte a recibirlo para que te haga insensible a su crueldad. Si el abandono te dejó plantado en medio de este mundo, hazte soledad hasta que la odies con pena. Entonces, abrirás todas las puertas y todas las ventanas, amarás, tendrás el odio dañino olvidado y la soledad desaparecida.

Me conmueve y lo cuento. Las palabras se embellecen al hablar de lo extraordinario

¡Qué difícil es vivir sin toparme constantemente con lo extraordinario! Me conmueve y lo cuento. Mientras más lo digo en palabras más me lo parece. Y compruebo que las palabras se embellecen al hablar de lo extraordinario.

Leo buscando vida nueva aquí, entre los humanos

Leo buscando vida nueva aquí, entre los humanos.

Si pudiese cantar, cantaría a todos los que mueren sin nombre en los campos de todas las batallas o en las guerras de mar

Si pudiese cantar, cantaría a todos los que mueren sin nombre en los campos de todas las batallas o en las guerras de mar.

martes, 26 de abril de 2011

La soledad primera dura el tiempo que tardan los ojos en ver. Luego vendrá la otra soledad

Nacemos como soledades. Aunque la soledad primera dura el tiempo que tardan los ojos en ver. Luego vendrá la otra soledad.

Las piedras solo miran al sol; hablan con los vientos; y sueñan bajo la lluvia

Las piedras solo miran al sol; hablan con los vientos; y sueñan bajo la lluvia.

Y el pan irrisorio. Y el pan decidido. Y el pan que aún no conoce boca, desconoce su destino

Y el pan irrisorio. Y el pan decidido. Y el pan que aún no conoce boca, desconoce su destino: acabar fundido en el paladar de las palabras.

lunes, 25 de abril de 2011

Odiarás la ceguera donde estás ausente

He seguido la pista de tus palabras contradictorias. Afirmas que se puede querer y odiar a la vez. Y todo eso recae sobre la misma persona. ¿No serán dos? Y tú solo vez una. ¿No irá tu amor hacia una parte y tu odio hacia la otra? Tal vez te confunda su cuerpo. Escucha. El cuerpo es tan inmenso que a veces encierra multitud de universos. Puede contener un amor tan inmenso como el odio furioso; así como la sorda indiferencia hospedada al lado de la brutal ignorancia. ¿Por qué dices que lo amas y lo odias a la vez? ¿No amarás su amor y odiarás la ceguera donde estás ausente?

Podremos viajar por los canales subterráneos que unen bajo tierra los desiertos

Tengo pozos subterráneos cuyos canales unen bajo tierra los desiertos. Tengo un pozo para ti, para tu sed y para mi sed. Podremos viajar por ellos manteniendo los pies frescos. Saldremos al espacio abierto cuando las noches se apoderen de las arenas.

Tus huellas repiten las palabras dichas

Allí donde has dejado tu huella, se repite. En cada cosa que has tocado, tu huella se hace otra tú. Te veo y tus huellas repiten las palabras dichas. ¿Cómo no voy a mantener una conversación perpetua contigo? Si estás en cada huella que tus dedos han dejado.

domingo, 24 de abril de 2011

En el lugar del incendio, mi miseria

En el lugar del incendio, mi miseria. Entre llamas quema. En el fuego transparente arde. Acaba en ceniza y en flama. Sube acompañada de aire. Allí queda para siempre; puesto que... ¿Quién ha dicho que el aire alguna vez desaparece?

Es la sal orgullosa. Orgullosa de ser la única que escapa de los mares sin anzuelos ni tormentas

Es la sal orgullosa. Yace brillante bajo el sol. Del sol solo conocía sus desviados reflejos. Yace extendida y seca; orgullosa de ser la única que escapa de los mares sin anzuelos ni tormentas.

Sufren los ojos de una especie de superstición: creen que si miran van a ver siempre lo que desean

Sufren los ojos de una especie de superstición: creen que si miran van a ver siempre lo que desean.

sábado, 23 de abril de 2011

Podrá venir el viento helado que seca, corta y endurece el campo

Un rumor infinito de alegría se propaga sobre las tierras bajo las cuales los segadores han enterrado la siembra cortada.

La oscuridad se posa sobre la superficie de las aguas antes de bajar a las profundidades

A veces, la oscuridad se posa sobre la superficie de las aguas antes de bajar a las profundidades.

Dicen que he tenido un sueño a voces que hablaba de ti

Dicen que he tenido un sueño a voces que hablaba de ti.

viernes, 22 de abril de 2011

Estamos en cada palabra escrita y en cada boca que habla saltamos

Y descubrir que cada palabra se dirige a nosotros. Estamos en cada palabra escrita y en cada boca que habla saltamos. Vivimos en cada historia contada entre cuyas tramas amamos, odiamos, morimos y siempre nacemos.

jueves, 21 de abril de 2011

Estoy enamorado del principio de las cosas

Estoy enamorado del principio de las cosas. De la primera escena de las películas. De las primeras notas de las canciones. De la primera frase de los libros. De todos los primeros besos. De la primera vez que coges una mano. De las primeras miradas. De todos los arranques de los trenes. De cada despegue cuando los aviones se separan de la tierra. De todos los brotes primeros. De los frutos al nacer.

miércoles, 20 de abril de 2011

Déjame, al menos, elegir la piedra sobre la que me repose de este incidente que me obliga a vivir sin ti esta vida

Déjame, al menos, elegir la piedra sobre la que me repose de este incidente que me obliga a vivir sin ti esta vida.

El gran drama de perderte no es nada para el gran amor que siento

Entre todas esas cosas que pasan en la vida: el gran drama de perderte. Pero eso no es nada en comparación con la gran alegría que trajiste a mi corazón.

En la destilería de nuestros cuerpos olía a uva y a viñas salvajes

Pasábamos los días en la destilería de nuestros cuerpos. No es de extrañar que nuestra casa oliese a uva y a viñas salvajes.

martes, 19 de abril de 2011

He visto corazones borbotar a fuego lento, callados, gritando, desesperados

He visto corazones borbotar a fuego lento, callados, gritando, desesperados, dando golpes a las paredes como cabezazos; y eso provoca brillo en los enamorados.

He visto alguna que otra verdad mutilada caída en las aceras

Hoy he visto alguna que otra verdad mutilada caída en las aceras. Nadie se ha parado a ayudarla. La habrán tomado por un pobre mendigo.

Cuando una mujer se enamora, un hombre se transforma en gigante de amor, y viceversa

Cuando una mujer se enamora, un hombre se transforma en gigante de amor, y viceversa.

lunes, 18 de abril de 2011

No perderemos el amor, ni su gloria, ni su arquitectura

No perderemos el amor, ni su gloria, ni su arquitectura. Quedaremos delante de sus muros haciendo puertas.

Si tienes la tormenta y el fuego es tu mensajero

Si tienes la tormenta, y el fuego es tu mensajero, ¿cómo no voy a elegir tu voz calma y tu presencia, amor?

Una oleada de pájaros de agua entraron por los ventanales justo antes que el mar

Una oleada de pájaros de agua entraron por los ventanales justo antes que el mar.

domingo, 17 de abril de 2011

Historiadora de mi espíritu reinventado

Eres la historiadora de mi espíritu; así te concibo. A veces, traviesa; a veces, la reinventas para que no sufran mis recuerdos.

El laberinto de tus deseos viaja recto

El laberinto de tus deseos viaja recto.

Hace tiempo que tus besos cayeron de mi cuello

Hace tiempo que tus besos cayeron de mi cuello.

sábado, 16 de abril de 2011

En la arborescencia de la memoria, en la nebulosa de mi mente antes del amanecer

Te tengo en la arborescencia de la memoria. Están tus ojos en la nebulosa de mi mente antes del amanecer. No quiero escapar del sueño. Quiero quedarme en el árbol de los sueños. Tal vez no vuelva sobre mis pies y me quede en tus hojas.

Los cortes de tus palabras sobre mi cuello abierto

Usabas finas navajas de afeitar para que yo no notara los cortes de tus palabras sobre mi cuello abierto.

El Sueño es ciego porque siempre vivió en la oscuridad de la noche

El Sueño es ciego porque siempre vivió en la oscuridad de la noche.

No le hables al Sueño de las maravillas del día porque él nunca las vio.

No le hables al Sueño de las maravillas del día porque él nunca las vio.

Ver las estrellas iluminar el cielo cuando el eclipse apaga el sol

Cómo me sorprende ver las estrellas iluminar el cielo cuando el eclipse apaga el sol.

viernes, 15 de abril de 2011

El nudo de tus ojos me permite mirarte

He ahí el nudo. El nudo de tus ojos me permite mirarte sin que me moleste la belleza de tu mirada.

¿Y si dejo pasar la luz para que cuando llegue a tus ojos me ilumine?

¿Y si dejo pasar la luz para que cuando llegue a tus ojos me ilumine?

jueves, 14 de abril de 2011

Sólo es el vértigo que aparece al atardecer y en cada amanecer

No te preocupes, mi amor, no me pasa nada; sólo es el vértigo que aparece al atardecer y en cada amanecer.

Mis labios se inflaman en la colmena de tu cuello

Mis labios se inflaman en la colmena de tu cuello.

Si en mi cabeza suenan las olas

Dicen que estoy soñando con el mar. ¿Qué le voy a hacer si en mi cabeza suenan las olas?

miércoles, 13 de abril de 2011

Vivo en perfecta armonía con el azar; aunque él no lo sepa

Vivo en perfecta armonía con el azar; aunque él no lo sepa.

Veo a través del deformado caos de mis ojos tu múltiple mundo

Veo a través del deformado caos de mis ojos tu múltiple mundo del que presiento me has excluido; o, tal vez, ni me has visto.

La línea del destino se ha borrado de nuestras manos

Te he leído tantas veces las manos que de memoria sé las bifurcaciones de las líneas de la vida, de tu salud y sobretodo tu amplia línea del corazón; del tuyo, mi amor. Pero observo que la línea del destino se ha borrado de nuestras manos.

Estás dentro como cuando una tormenta en calma explota

Estás dentro como cuando una tormenta en calma explota.

Nada puede ser eterno porque la memoria es lenta y rápida la eternidad

Nada puede ser eterno porque la memoria es lenta y rápida la eternidad.

Y las piedras se las come el viento.

Navegamos sobre el profundo y ancho ojo de la muerte

Navegamos sobre el profundo y ancho ojo de la muerte. Ella hace fácil el viaje para evitar la alerta.

martes, 12 de abril de 2011

¿No pueden ser incansables viajeros sin hospedaje?

Permíteme que no te compare con esos reflejos que ve mi mirada alargada. No por nada, o porque valgas menos, sino porque no estoy muy seguro de lo que veo.

¿Y si sólo veo presencia allí donde ya no hay nada? ¿No pueden ser incansables viajeros sin hospedaje? Dejaron, tal vez, el vacío hace ya tiempo y no queda más que polvo de luz; ese que tanto fascina a los enamorados. ¿Y si las veo como en sueños con ojos engañados?

No puedo compararte con la ausencia; ni con el fuego extinto o casi apagado. Tampoco me sirve lo caduco por muy bello que parezca. Ni con la materia muda e ignorante de tu existencia. No puedo compararte con nada; pues tú eres lo único a lo que puedo recurrir para compararte.

Tú vendrás a casa como después de un largo viaje sin escalas

Tú vendrás a casa como después de un largo viaje sin escalas; y yo te recibiré como el hogar siempre abierto y tranquilo.

Qué es para el amor el cielo sino el espacio donde flotan todos los besos evaporados

Qué es para el amor el cielo sino el espacio donde flotan todos los besos evaporados.

Quedabas siempre visible como el gran fuego en mis noches

Quedabas siempre visible como el gran fuego en mis noches.

lunes, 11 de abril de 2011

Para que nuestros labios se busquen a tientas

Quiero pasear contigo bajo el sol medio encendido para que nuestros labios se busquen a tientas.

domingo, 10 de abril de 2011

sábado, 9 de abril de 2011

Tengo el corazón fino y desgastado por tus manos

Tengo el corazón fino y desgastado por tus manos. Pero aún late como una membrana.

El amor, esta confusión, las caídas.

El amor, esta confusión, las caídas.

viernes, 8 de abril de 2011

He estado demasiado tiempo fuera de los muros en un mundo abierto

He estado demasiado tiempo fuera de los muros en un mundo abierto.

Te he llamado y me has acompañado en el retorno

Te he llamado y me has acompañado en el retorno.

¿Cuántas veces hemos cogido nuestro billete firmemente entre los dedos sobre los andenes?

¿Cuántas veces hemos cogido nuestro billete firmemente entre los dedos sobre los andenes? Y hemos perdido la mirada en el horizonte.

jueves, 7 de abril de 2011

El amor ama esos abismos por los que se precipita

El amor ama esos abismos por los que se precipita.

Es como si el ser humano tuviera lazos por dentro que lo sostienen

Es como si el ser humano tuviera lazos por dentro que lo sostienen y estos pudieran romperse.

La noche hace agujeros de las esponjas

Y como de noche la noche hace agujeros de las esponjas: así fui comprimido por tus pies. Y cada cinco dedos quise escapar. Y flotar.

Hay corazones que duelen y pesan hasta lastimar

Hay corazones que duelen y pesan hasta lastimar, porque tienen paredes de plomo: impermeables, maleables, sordas y espesas.

Tengo todas las nostalgias agarradas a mi garganta

Tengo todas las nostalgias agarradas a mi garganta.

miércoles, 6 de abril de 2011

Como prenda de amor te entrego mis ojos para que veas lo que los tuyos ya no vieron

Como prenda de amor te entrego mis ojos para ver lo que los tuyos ya no vieron. Luego, en el salón, me contarás si ellos han visto lo que vieron los míos. Incluso podremos intercambiar visiones.

Hipótesis peligrosas sobre los hombres: el que plantea hipótesis suele ser víctima de las consecuencias

Elaboramos, a veces, bajo el efecto del miedo o de la desconfianza, cuando no por simple interés, hipótesis peligrosas sobre los hombres.

Los mármoles sueñan con cataclismos

Dicen que el mármol tiene las venas petrificadas desde que la tierra lo dejó al desnudo. Y está a la espera del cataclismo.

Desolado, inhabilitado, embelesado como un incidente

Desolado, inhabilitado, embelesado como un incidente.

Y los grandes secretos tuvieron que esperar enmohecidos

Y los grandes secretos tuvieron que esperar enmohecidos.

Con el olor de la materia clavado en los sentidos tengo la certeza de que existe, mujer

Con el olor de la materia clavado en los sentidos, tengo la certeza de que existe, mujer, tal como te imagino y te deseo.

martes, 5 de abril de 2011

El crimen perfecto no existe. Te he matado tantas veces como noches

El crimen perfecto no existe. Lo sé ya una vez desesperado. Te he matado tantas veces como noches llevo sin ti.

Descubrí en ella, inconscientemente, que su corazón hacía tiempo que estaba desabonado del amor

Descubrí en ella, inconscientemente, que su corazón hacía tiempo que estaba desabonado del amor.

Antes y el después, dentro y fuera del amor

Antes y el después, dentro y fuera del amor: esos son los lugares que ocupo en ti; pues me coges y me dejas según los vaivenes del capricho.

Descubrí el amor en un momento de apertura

Te conocí en ese momento especial de mi apertura al mundo. Entonces, el mundo me pareció maravilloso.

Que no comías, que comías la nada que levabas dentro y que destruye

Descubrí, algún día insospechado, que no comías, que comías la nada. Esa nada que levabas dentro y que destruye.

Soy mandarina de medianoche, poco jugo, pequeña, cáscara gruesa pero dulce.

Me dijiste: Soy mandarina de medianoche, poco jugo, pequeña, cáscara gruesa pero dulce.

Nuestro conocimiento negro nos llevaba de resplandor en resplandor

Nuestro conocimiento negro nos llevaba de resplandor en resplandor, de ritual en ritual, marcado por el sonido eternamente bello de la caña agujereada por las manos del hombre.

Como los tomos del tiempo ordenados en la estantería forman biblioteca de todo lo dicho

Como los tomos del tiempo ordenados en la estantería forman biblioteca de todo lo dicho, callan para no molestar a mi consciencia dormida desde hace ya demasiado tiempo.

Y los ojos en pedazos

Y los ojos en el último amigo y la confianza plena. Y los ojos en la amistad jugada. Y los ojos en pedazos.

Todo fue como una ruptura con los rayos del sol

Todo fue como una ruptura con los rayos del sol. Un enfado que llevaba dentro y que no supe contener.

lunes, 4 de abril de 2011

No aullan los perros sagrados posados sobre el zócalo del templo. No aullan , ni miran, ni descansan

No aullan los perros sagrados posados sobre el zócalo del templo. No aullan , ni miran, ni descansan. Son dioses impasibles tumbados sobre el horizonte de arena. Vigilantes siniestros del tiempo siniestro. Están tumbados sobre sus cuatro patas plegadas esperando el turno del eterno comienzo. No tienen lengua los perros de tierra; ni babean. No tienen deseos ni amo. Solo la eternidad les interesa.

Cada vez que un sueño es alcanzado, muere un sueño

Algunos de mis sueños se niegan a realizarse porque quieren seguir siendo sueños.

En la vida, somos capaces de dar saltos entre corazón y corazón

En la vida, somos capaces de dar saltos entre corazón y corazón; pero olvidamos, en el cálculo, los centímetros de la punta del zapato.

El agua tibia me hacía soñar con ella

El agua tibia, como su estilo, corría por su tinta, y me hacía soñar con la dama que aquel adolescente amaba en silencio.

Hiciste que el agua tenga memoria

Con tu cuerpo, la ayuda de tus manos y un poco de tierra, hiciste que el agua tenga memoria.

Hoy ha entrado en nuestra fiesta una ex diosa griega

Hoy ha entrado en nuestra fiesta una ex diosa griega. Lo sé no tanto por su evidente belleza sino porque aún traía el culto sobre la cara.

domingo, 3 de abril de 2011

Dicen que hubo bajo el imperio marcas en el bosque de un amor desaparecido y aullidos de sacrificios

Dicen que hubo bajo el imperio marcas en el bosque de un amor desaparecido; y aullidos de sacrificios sobre amplias hojas tropicales. Olor a sangre. Miedo a sangre. Las cortezas no cubrieron las huellas de las uñas. Ni el aliento de la jungla perdió el pavor de la huida. No quedan casa, río, ni pozo. Entre las grietas de alguna roca se ven marcas de dientes sobre huesos añejos.

De vez en cuando pasa un reflejo que recuerda el agua.

Se avecina una monstruosa tormenta del desierto. La fiera del desierto muerde rocas

Se avecina una monstruosa tormenta del desierto. La fiera del desierto muerde rocas con diminutos dientes afilados. Su turbio vientre insaciable ruge sobre las dunas poco antes de morder.

Hoy crece la hierba con la fuerza de la música; y en las madrigueras de los topos se siente el temblor

Hoy crece la hierba con la fuerza de la música; crecen los granos enterrados bajo mis pies. Oigo sus crujidos al separar la tierra; oigo las fieras subterráneas escapar de sus nichos. Y en las madrigueras de los topos se siente el temblor.

sábado, 2 de abril de 2011

Desenredo el mechón de tu cabello enredado en el mío con un gesto de mis labios

Desenredo el mechón de tu cabello enredado en el mío con un gesto de mis labios.

Hicieron los cables de internet de acero para templar las pasiones que viajan bajo el mar

Hicieron los cables de internet de acero para templar las pasiones que viajan bajo el mar.

Tengo la piel perdida sobre la línea del horizonte errante

Tengo la piel perdida sobre la línea del horizonte errante.

Muero de rabia porque me he perdido toda la luz que mis ojos no ven

Muero de rabia porque me he perdido toda la luz que mis ojos no ven.

Bandas espesas del aire cretense sobre los restos del laberinto de múltiples puertas

Cuando las bandas espesas del aire cretense forman circunferencias sobre los restos del laberinto de múltiples puertas, veo restos de mí que apenas reconozco allá en la lejanía.

No llores más; agita las hojas del libro y verás caer las palabras

No llores más; agita las hojas del libro y verás caer las palabras.

Cada día busco en ti el nuevo detalle que te hace única

Cada día busco en ti el nuevo detalle que te hace única.

Te voy a responder con una primavera para tus ojos

Te voy a responder con una primavera para tus ojos; y con toda su cohorte de sensaciones, te haré un vestido fresco para que vengas a verme.

Las estaciones empezaban cuando la grulla graznaba

En aquellos tiempos lo importante de las estaciones empezaba cuando la grulla graznaba anunciando el momento adecuado para andar recto por los campos.

viernes, 1 de abril de 2011

He visto el mundo transparente por tus ojos adivinos y congruentes



He visto el mundo transparente por tus ojos adivinos y congruentes. He visto en ellos el amanecer temprano y noches furiosas de sangre.

De mi alegre melancolía, la suerte y el amor

¿Por qué vivir en una melancolía arraigada en la mala suerte? Yo tengo una alegre melancolía que es un lote de vida rejuvenecedora. Y tal vez no sólo hable de amor.

¿Qué trucos usabas para devolver la magia a la presencia?

¿Qué trucos usabas para devolver la magia a la presencia?

Precedió el amor a los sentidos que se buscaron locamente

Precedió el amor a los sentidos que se buscaron locamente.

Que no digan que el agua de mar no te hace un vestido de encaje, azul o verde

Que no digan que el agua de mar no te hace un vestido de encaje, azul o verde, hasta los tobillos y transparente.

¿Han visto, por aquí, una chica con ojos azules que parecen campos holandeses de lavanda?

¿Han visto, por aquí, una chica con ojos azules que parecen campos holandeses de lavanda? Porque la estoy buscando.

Divina contradicción que me hace amarte

Divina contradicción que me hace amarte y algo más que no va con el amor.