lunes, 1 de mayo de 2017

Se come tu nombre

Pasa la caricia hasta el hueso y pica. Pica como una avispa hipnotizada. Se come las alas de tu carne y por dentro, vuela. Se come tu nombre. Se hace un nido. Pone huevos y pequeños insectos para el hambre. Hacen pacto con las abejas y constituyen la promesa. Construyen un panel para miel. Sacan jugo a lo incompatible. Adornan la colmena con flores. Se mezclan y se vuelven dulcemente impuras.