martes, 31 de diciembre de 2013

Y no me quejo del fuego sino de la llegada de la primavera


Que sepa usted
que estoy cantando.
llevado por tu canto.

Pasaba por tu Destino, primero.
con otro nuevo.
con estos ojos
lloraba el tiempo perdido.

Sembrando en ti una tierra nueva.
con trozos de mi carne.
incendiaba tu cuerpo
como al que no quiere nadie.

De noche de noche
ardíamos como hogueras.
y no me quejo del fuego
sino de la llegada de la primavera.

Te digo y desdigo
con mis manos blancas.

entran en tu casa prendiendo fuego.
olor de tu huerto germina bajo la llovizna.

.                                                                               ****

Un palacio es tu brazo con una embriaguez terrible dulce como la grandeza


Un palacio, es tu brazo.
con una embriaguez terrible.
dulce como la grandeza,
enorme.
abierta risa
mirada gorda
alrededor de mi cuello giraba
como de amor guillotina
arrastrando hacia la caída mi ropa.
Mas, yo, sumiso, no protestaba,
mordía tus codos con ansia y baba.
lamía la herida de tu frente como cosa extraña.

.                                                                               ****

lunes, 30 de diciembre de 2013

Por el campo es verano y tarde


Por el campo es verano y tarde.
y canto de cigarra.
Tarde amarilla de trigo seco.
Tarde de silencio.
de tiempo herido.
Sudor fresco.
Sueño de plantas.
Cruje el viento del suelo
bajo mi pisada.
Una sombra me baña.
Miro más allá de la cercanía.
El silencio vaga.

.                                                            ****

domingo, 29 de diciembre de 2013

Con una sonrisa que faltaba



Echo sobre mi brazo tu cabeza.
hacia atrás miras
con una sonrisa que faltaba.

Me dice tu cabello.
Mi mano le habla.

Asoma tu mirada.
Mis labios se posan en tus ojos.

.                                                                       ****

sábado, 28 de diciembre de 2013

La curva del tobillo estalla



Color cereza.
Vi el color como un rayo.
Tu pecho efímero.
La curva del tobillo
estalla.

Espejo de tu piel.
tu vello marca,
del placer el castigo.

Mis dedos cruzan tus labios.
La saliva corre hasta mis manos.
suave.

.                                                                        ****

viernes, 27 de diciembre de 2013

Desnudas tus manos enfrente miran mi silencio como el que llama



Desnuda y dormitorio.
me hizo el vacío
preparando tu presencia.

La madera de los árboles en los armarios crujen.
La ventana, bocanada.

Un sillón me ofrece espacio.

Tomo asiento delante de tus piernas.
Desnudas tus manos enfrente
miran mi silencio
como el que llama.

El suelo es un metro.
duro como la distancia.

El gusto toma asiento.
Tus pies andan.

Y el olor llega hasta el borde de mi cara.

.                                                                        ****

jueves, 26 de diciembre de 2013

Allí, aurora



Unto tus manos como mantequilla pura
sobre el rostro de mi piel,
allí, aurora.

allí, destellas.

Tus ojos rutilantes.
como dos martillos de acero
saltan a la sorpresa.

vidrio devienen,
después, letra.

.                                                              ****

Solo se oyen los gritos de las cosas



Diríase que han desaparecido las cosas.
que ha invadido la impaciencia,
solo se oyen sus gritos
de un funeral de repente.

Mira allí donde no hay nada.
no quedó ni presencia
ni olor
ni traza.

No quedó ni el campo antiguo,
ni el fulgor prehistórico.

No hubo lecho de la carne,
procedencia.

.                                                                       ****

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Tiembla tu vestido sobre el aire cayendo



tiembla
tu vestido
sobre el aire cayendo.

cruza, eléctrico,
el espacio de la caída.

y tu desnudez veo.

cubre todo el espacio de mis ojos.
grita frío de corriente,
umbral del Poniente de tus manos,
se ha dormido el mundo,
y mi boca sus labios siente.

.                                                                       ****

martes, 24 de diciembre de 2013

Y juntos errábamos con la desnudez de la música


Y juntos errábamos con la desnudez de la música.

También la roca gritó.



alrededor, fuego.
distraído y quemando
creyéndose dormido,
inocente como el Paraíso.

canta el aire ardiendo
el azul se derrite hermoso,
toma la ventana,
la hace boca de fuego.

se despierta la calle,
encendiendo las luces
para ver la flama.

se embriaga la llama
sobre el escenario.

bajo los focos de los bomberos
baila y baila
alegre y desnuda
la llama.

Antes de que el chorro,
curvo y tenso,
llegue,
rompiendo el cristal de la noche,
levanta, del jardín, la tierra,
y debajo desaparece.

.                                                              ****

lunes, 23 de diciembre de 2013

La pesadilla con sus ojos secos


Pensaría en llorar pero duermo.
Los ojos hinchados es por la noche.
La pesadilla con sus ojos secos
cierra los labios.

Sueña apoyada en la almohada.
delante de la casa.

Se adentra en su cama.
¿Qué haces despierta?

Mirando el reloj.
Que todavía no es hora.

.                                                              ****

domingo, 22 de diciembre de 2013

Frases para no recordar


La ciudad de cuatro patas.

Es un silencio que está por caer.

Remontar las escaleras de la Tierra.

Hueles a tiempo pasado entre nuestras ruinas.

Lo que se anuncia crea un lugar para ser ocupado.

Lo que precede ciego prefigura.

De los dos somos presencia última.

Me conozco en tu ausencia.

En tu falta yo mismo.

En la novela de tus manos.

Todo te lo digo como en un insomnio.

En tus labios como una cerradura no entran los sueños.

No he podido con este estio.

Verano de trigo y pan verde.

No es verdad que no haya sufrido.

Suena como un niño y es la verdad de mis sueños.

Siempre lloro dentro del olvido.

En tu cama aparatosa es tu boca quien me nombra y en ella caigo siempre sin nombre.

Me pides cercanía como si el movimiento no tuviera espacio.

Entre tus labios soy inquieto y cercano.

Por fuera del cristal con mis patas verdes.

Mis manos recorren tus sueños.

En tu alma duermo si me lo pides.

Te pido un campo ardiendo.

Tus deseos me narras como un poemario.

¿Dónde me abandonaste? Dime donde.

No lo sé. Me cuentan las palmas de mis manos.

Al nacer tuve un sueño donde tú estabas.

Las mariposas de tus uñas me comen.

Vuela sobre mí tu boca.

Te ruego desde esta soledad extraña.

La ausencia es leve como el aire y el azahar.

Los dados del aire y del color de tus manos.

Eres el umbral de paja por donde cruzan las horas.

Me lanzas el aire como si nada.

Se me cruzan las horas con la prisa del tiempo.

Y siempre y siempre, nadie.

En mi abandono, en tu voraz abandono.

Derretido, con mis ojos recien pintados.

No te toco en directo con estos mensajes atados.

Y esto es vuelo. Y te escribo.

Te escribo allí donde no hay nadie.

Si mañana no estoy, que sepas.

Te confieso mi alegría.

En tu cama, real; y tú no lo sabes.

Es lenta la sensación y la locura del miedo.

Me mordió como un beso terrible.

Jamás más allá del mar.

Ayer te vi como nunca te había visto antes.

Desacostumbrada.

Y echado en tus menos.

Y revuelto e ingrato.

Peligroso, cerca y breve.

Como de un corazón latido olvidado.

Acostumbrado a las paredes.

Conocía el apagado fuego.

Amigo y loco.

Frío y escapado.

Como andan tus ojos por el índice de mi casa.

La soledad metida en los ojos.

como un préstamo

de ti sinónimo

sin los rodeos de tu cuerpo

con tus manos de larga espera.

Se me abren las venas como barcos.

¡Maldito dolor! Que ahora espera.

Y desemboca flotando.

Se cerraron antes de romperse, tú y yo.

De errores espanto.

Nos miraron

como ajenos.

Los sueños, por delante, huyendo.

temblando y duermen en su continente.

pedazos de ausencia como relojes rotos.

recuerdan nuestras manos libres.

Ella era ya la sombra

que nunca duerme

y en un espacio infinito

me toma.

Amarrado, adivino.

lo que tu silencio me dice.

Allí duermen tus palabras.

siempre.

Se me abrió el temor.

A esta hora del cuarto oscuro.

Solo falta el alivio del fin del mundo.

Las macetas fermentan el agua del pasado.

con trozos de tus manos

infranqueables.

Entonces los gatos ríen con imágenes.

líquidos y aborrecidos.

que fue una historia de espejos.

.                                                                        ****

sábado, 21 de diciembre de 2013

El silencio es lento





El silencio es lento.

Ahora.

.                                                                       ****

Ningún reflejo brilla en tu espejo



Ningún reflejo brilla en tu espejo.
Ni bajo la puerta tu luz brilla.
¿Acaso duermes o sueñas?
Sustraída.

¡Así pues, qué triste!

.                                                                        ****

viernes, 20 de diciembre de 2013

En todos los tiempos tu pecho creí oírlo entreabierto



En todos los tiempos tu pecho
se hizo oscuro.

cerrado, lejano.

Creí oírlo entreabierto.
pero era confuso.

como un pozo, hondo.
como agua estancada.

.                                                                              ****

jueves, 19 de diciembre de 2013

Te extraño dormido en esta mirada


Tienes tantas palabras
que has cambiado la casa.
Fuego! Fuego!
Me ves alumbrado.

Tu cuarto es un reflejo.
que al amor juega.

Como una mirada cerrado.
sobre el espejo de tu armario.

Tu llave. Mi llave.

Muchas veces abre la puerta cerrada.

Te extraño dormido en esta mirada.

.                                                                               ****

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Despacito me llama tu pijama


Despacito me llama tu pijama.

Despacito y lento voy en pijama.
Me llaman tus manos.
Tus manos llaman
la dulzura de mi cuerpo
en flama.

Entra la noche en tu cama
como el sonido lento de la llama.
Es libre el beso
de tu roja boca
en tu cama.

.                                                                               ****

martes, 17 de diciembre de 2013

Con las plantas desnudas


Con las plantas desnudas
paseándose por la casa
tiran verde sobre la alcoba
tiran manchas.

Se tumba. Se sientan.
Comen y hacen cama.

Llaman a tu cuerpo
para darte vida con sus palmas.

.                                                                              ****

Ningún sueño tuvo juguete


Ningún sueño tuvo juguete.
ni vestidos resplandecientes,
ni bailó en tus brazos una danza.

Ningún sueño tuvo instrumento.
Música oculta lo despertaba.

Ninguno fue alegre, a marcha forzada.
con tus labios rugosos, te frotas los sueños,
la cabeza te alborotas,
los ojos tomados
por sueños brillantes.

.                                                                               ****

lunes, 16 de diciembre de 2013

Soñaba, soñaba, un viejo sueño que vida era


Cada uno, con cada noche, hace lo que le da la gana.


Soñaba, soñaba, un viejo sueño que vida era.
Hijo de la vida, te engañas.
Solo eres un sueño que sueña estar vivo.

Te pueblas de nuestra carne como si fueras alma.
Te das huesos y articulas.
Mueves y hablas.
Toses y mareas.
Y en tu larga levitación de sueño
sonríes en tu sueño de carne.

.                                                                               ****

domingo, 15 de diciembre de 2013

Mentiroso eres, juguete de mi memoria


De la cabeza despierta el recuerdo.
despierta creyéndose dueño.
Yo me río de ti, recuerdo.

Recuerdo, mañana serás recuerdo.
Mentiroso eres, juguete de mi memoria.

Mañana, recuerdo, habrás fallecido;
y al resucitar, te creerás fresco.
¡Viejo, añejo, más viejo que el mar, recuerdo!
Mentiroso y viejo, me engañas.

.                                                                               ****

Pasan las tijeras del silencio entre cama y cama



Huérfanos los recuerdos de memoria
pasan los años en la ignorancia.

Son las cuatro. Fueron las tres.
Un breve sueño rompe la noche.
Pasan las tijeras del silencio
entre cama y cama.

Mañana los pupitres estarán solos.
entre niños somnolientos.
pasarán las moscas entre cabeza y cabeza
de sueño, borrachas.

Una pizarra negra habla de matemáticas,
un profesor calvo sueña con riquezas,
las moscas del patio huelen a pies y a sobacos.

.                                                                               ****

sábado, 14 de diciembre de 2013

Los trenes rompe-sueños



Son las cuatro de la mañana.
Ya dos horas esperan.
Ha pasado el primer tren de la mañana.

Los trenes rompe-sueños;
los trenes.
arrastraban el hierro por los suelos,
calentaban los raíles,
traqueteo.
Tiembla el suelo y la cama,
tiembla el sueño.
No habrá escuela en la cabeza,
no habrá enseñanza.
Entre lámpara, trenes y espera,
no habrá futuro mañana.

.                                                                              ****

Estas son las paredes ocupadas, criadas de nuestros sueños



Este es el hogar
donde todo confluye.
¡qué lejos está padre!
¡qué vieja la casa!

Estas son las paredes ocupadas.
criadas de nuestros sueños,
confundidas y viejas,
siempre heladas.

Ahí está ese niño solo
que la tristeza ama.

.                                                                              ****

viernes, 13 de diciembre de 2013

En esta choza, aún no llega padre



Sí, madre! Ya duermo.
En esta choza, aún no llega padre.
está pasando frío entre las máquinas.
viene por la noche, casi de madrugada,
con su cansancio, solo,
las manos quemadas.

Sí, madre! ¿No ves que duermo?
casi no pienso en las marañas.
casi se oyen por la calle pisadas.
las piedras redondas esperan
esos viejos zapatos negros
que han perdido la esperanza.

.                                                                               ****

jueves, 12 de diciembre de 2013

Piensa el espejo la larga noche



Siempre estás con tu lámpara encendida.
la noche.
y un hilo de lana corre.
tus dedos-guías,
tus manos-sujetas.

Suena el calor de la manta.
Un crujir de muro y techo.
Piensa el espejo la larga noche.
El armario la va encerrando, la traga.

Los pies levantan verticales las faldas de la cama.
Crece el jersey en tus manos.
es azul, será mañana.

.                                                                                ****

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Todas las noches fueron eternas



Pero esto es tan leve y pequeño!
en el frío, en el duerme,
en el congelado miedo.

Ya lo sabes.
Todas las noches fueron eternas.
del miedo de los animales,
tiene la oscuridad bocas,
garras y pedazos.

Ya se iba fundiendo la lámpara.
en el desgaste.
se iba haciendo la noche amarilla.
la salamandra! la salamandra!
y una temprana rata
busca hambrienta el grano de la tarde.

.                                                                               ****

Como un follaje de dormitorio


de echar todo lo previsto
una mañana sobre el cuerpo
con el retenido frío
herido
umbral de la noche que acaba
alfombra manta negra
con plumas de pájaro extendidas
como un follaje de dormitorio
duerme blanco
duerme,
en este nido.

.                                                                               ****

martes, 10 de diciembre de 2013

Alma de ceniza



Un cortejo de pliegues hacen lágrimas
de pena sonríen
mientras, bajito, la noche flota.

Escuchan como algo tiembla
y no es voz ni timbre
ni de canto estribillo
es el cuarto del alma que cruje
por el suelo tirado, helado y sucio.

es del alma la prenda
invadida gimiendo
al umbral del silencio
como un ciervo, solitario y mudo.

invade su aliento la falta,
sola y pequeña alma, hermana de la tristeza.

se ha olvidado la llama
apagada dormida
de poco uso.

Alma de ceniza

casi desaparecida se extiende
sobre el suelo de lana
como un perro hambriento
en busca de la pulga de su existencia.

.                                                                               ****

lunes, 9 de diciembre de 2013

Sombra leve que escuchas sobre mi cabeza



Sombra leve que escuchas sobre mi cabeza,
cuarto de mi cuerpo,
oye,
el respiro de mi cuerpo
triste sin cabeza
sin sueños
tiembla
como el azar-blanco
como un pájaro congelado
por el gris de la tarde.

.                                                                                ****

Tweets que nunca estuvieron en Twitter




El sonido de cada hoja hace viento de tormenta.

Las palabras me preparan cariñosamente el vacío.

Que la lengua es una húmeda pregunta.

Las berrugas del ruido.

El ruidoso espacio antes del nacimiento de la palabra.

Finalmente no puedo respirar por culpa del agua espesa.

Planear lo invisible para perderme.

Los buenos lectores queman el libro en su memoria.

Hagamos esta noche el inventario de tus nombres.

Todos los textos son sirenas de la noche.

El hombre es una coincidencia mal prevista.

Un libro condenado a desdecirse tiene que contar otra fábula indefinidamente.

Cuando tiemblen los gusanos.


.                                                                               ****

domingo, 8 de diciembre de 2013

Una especie de hombre de madera


Una especie de hombre de madera.

Yo soy un "fuga"
me pierdo entre las palabras
y allí me convierto en un animal
realmente peligroso.

entre contradicciones
entre gritos contradictorios
en la ausencia del alma
el alma escribe
como no recibido el Universo
esto es el instante
no escrito
un campo de vida y muerte, el instante.
Solo los sueños tienen Tiempo.
acaban en el Principio
donde el Infinito es Cero.
eco de la Nada,
memoria de otro mundo,
y allí donde no hay apoyo,
empieza la vida gigante.

.                                                                                ****

sábado, 7 de diciembre de 2013

Te invito a un viaje A-Dos-Sueños


La imagen de una barca tristemente volcada como la seca cáscara de tu corazón.
Seguir a la música. Sigue sigue sigue.
Es ese poema de sueño congelado
tal vez parado en el tiempo infinito.
Es un sueño que habla con la boca del olvido.
Y Yo aquí durmiendo, no enterado.
Y tú del otro lado de la cama.
Ausente y me preguntas me hablas
qué tal llevo el viaje sobre las hojas de la sábana?
El reparto de la ruina.
Te invito a un viaje A-Dos-Sueños.
Después a ti, tú plural.
Suspendida la escucha.
Y si la puerta se abre
Y si el balcón es un horizonte
Y si el horizonte me habla
Y si el horizonte se abre
Y si es tu boca

.                                                                                ****

viernes, 6 de diciembre de 2013

Tendría una sombra quieta por alma. Sería un loco cuerpo colgado en los árboles




Si 
la 
música aquí sonara me quedaría mudo
y mudo no quiero
no por nada 
sino por aburrimiento.

Si
no
caminara
y fuese posible
el "inmovimiento"
tendría una sombra quieta por alma.


Si
junto
a la vida
no llevase al lado la muerte
sería un loco cuerpo colgado en los árboles.

.                                                                              ****

jueves, 5 de diciembre de 2013

Saca tu lengua que mire el nudo que llevas desde que viste la muerte


escri

mi

crist

ar

rojo
                                                                                                                                                             
 Y

me dijo

con su media lengua:

Si contestar fuese posible
tan fácil como la muerte
no te diría fu en lugar de fuese.

Si la vida junto a la sombra
no fuese una,
sin contradicción aparente,
y el grito sin sonido
no fuese luz
entonces te diría tú
en lugar de vete.

Déjate de medias lenguas
de juegos impertinentes,
le digo.

q no está el horno pa bollos
ni otras cosas, ni agua caliente.
Saca tu lengua que mire
el nudo que llevas desde que viste la muerte.

.                                                                               ****

Seres separados inmersos


En realidad somos seres separados
inmersos en la rotunda imposibilidad
de alcanzar al otro.

.                                                                               ****

miércoles, 4 de diciembre de 2013

En tantos dedos rotos, en tantas lágrimas


Seguiré soñando
con este sueño obsesionado en darme vida
En esta marcha, en este verano, la vida misma
No veo en esta vida de acero.
los motivos
He sido un movimiento
A toda mancha
A primera voz
A La palabra
no dicha
A la bruja palabra.
aún.
Creo en los cuentos de hadas de la vida
en su voz
en tantos dedos rotos, en tantas lágrimas
Se han alzado al frío sol ante el engaño.
El sol el sol
se viste al otro lado.
donde nace la vida
con los brazos
alzados sobre los nuestros
a veces en la ausencia.
Esa lluvia está vacía
como tantas noches
como tantas.
Se han modelado
del otro lado
del otro lado del incendio
¿donde está? ¿qué está?
abierto.
Son los años
son los años abiertos
atados a tu cuello.
son un diálogo
entramado y atado.
La palabra es un olvido.
primero
una voz de nunca
estuvo
estuvo
tan
nunca
que parece olvido.
Un poema es una deriva.
así como la esperanza
así
empantanan los caminos
de hambre y miseria
una embriaguez de esperanza
yace sobre mi cabeza
en torno a unas alas.
Son abejas como palabras
y a lo lejos poema
como todos Los Hombres
que son calles.
Y he dejado la vida como si nada.
de ti velando.
Y la vida son árboles de antaño.
y un adiós a la sombra.
Son bosques, dicen.
Son flancos
del costado del baile.
del costado de la llama.
desvestida
como una orquesta
como una fuente
como un éxodo del desierto.
desvestida como del espejo las dos partes.

.                                                                 ****

Ellos hacen figuras que circulan dentro de la tumba


Todas mis vidas han sido errantes.
La soledad es como la vida: una mala cosa.

Los hombres-a-perros circulan por las calles
a horas imprecisas.
rompen la tarde con ráfagas de aullidos,
tiembla la luz del sol cerca de las aceras,
y un naranjo se recrudece,
pide noche de ausencia.

Vive hoy; mañana vivirá por ti.

Tírame de la atención.

Ellos hacen figuras que circulan dentro de la tumba.

El espacio es secreto.

Los náufragos que la poesía arrastra,
soy uno más.

Por querer nadar allí donde los brazos son inútiles.

Los senderos están tapados al final de su boca.

El paisaje no es visible detrás del muro de la mirada.

Siguiendo la comedia de la sal.

"Errancia" de un ser sin camino.

.                                                                                 ****

domingo, 1 de diciembre de 2013

Verlaine mi Yo-Rimbaud


Rimbaud escribe para el otro:
con Verlaine, Las Iluminaciones,
contra el Verlaine perdido, Una temporada en el infierno.

Viaje al des-Oriente de sí mismo.

Mi Yo nunca será mío por mucho que me esfuerce en encontrar uno de reemplazo.

Tú, Verlaine, fuiste Yo
y en Londres me dejaste sin él.
Vine al mutismo.
El mutismo de la letra.
Maintenant Je suis l`Afrique.

.                                                                             ****

Aquí te escribo porque no tengo otro lugar


Aquí te escribo porque no tengo otro lugar.
Sí. Aquí te escribo.

una marcha como un muelle,
como una esfera.
redonda y predeterminada,
provista de futuro;
dos pasos.
Las cortinas del camino.
Las terribles sombras de los árboles.
sin matices.
hacen páginas negras ofrecidas al viento.
son pliegues del campo
de ese bosque sin líneas.
encerrado por las rondas de las sendas,
abolido,
pero, a veces, grita
con aullido de bosque
con el cristal de sus hojas

.                                                                                 ****