lunes, 16 de diciembre de 2013

Soñaba, soñaba, un viejo sueño que vida era


Cada uno, con cada noche, hace lo que le da la gana.


Soñaba, soñaba, un viejo sueño que vida era.
Hijo de la vida, te engañas.
Solo eres un sueño que sueña estar vivo.

Te pueblas de nuestra carne como si fueras alma.
Te das huesos y articulas.
Mueves y hablas.
Toses y mareas.
Y en tu larga levitación de sueño
sonríes en tu sueño de carne.

.                                                                               ****