viernes, 13 de diciembre de 2013

En esta choza, aún no llega padre



Sí, madre! Ya duermo.
En esta choza, aún no llega padre.
está pasando frío entre las máquinas.
viene por la noche, casi de madrugada,
con su cansancio, solo,
las manos quemadas.

Sí, madre! ¿No ves que duermo?
casi no pienso en las marañas.
casi se oyen por la calle pisadas.
las piedras redondas esperan
esos viejos zapatos negros
que han perdido la esperanza.

.                                                                               ****