jueves, 11 de mayo de 2017

Hice la ronda del silencio

No sé en qué instante tuve enfrente a tus ojos. Sufrían de errancia. Jóvenes como la lluvia de todas la tormentas. Tuve que mantener mi boca callada para no gritar de alegría. Tuve que sujetar mis manos para no abrazarte. Hice la ronda del silencio maravillado. Y supe que el amor contigo había entrado.