lunes, 24 de febrero de 2014

Un día un lugar aparece una calle


Un día un lugar aparece una calle.
un codo invisible apoyándose en los árboles.
No tenía en aquel momento vientre.
ni centro ni espacio.
Oí un crujido de huesos y vi que aún quedaba cuerpo.

.                                                                   ****