sábado, 15 de febrero de 2014

Eso observa como un fragmento


Debieron pasar los minutos y estoy helado.
Algunos minutos. Eso observa.
como un fragmento
como un trozo de oído.

Y aún nada ha llegado,
ni oído ni visto.
Agua fuerte de la fiebre.

Ser anunciado del mundo
prepara un invierno eterno.
De mí no habla.

Sonríe, de mí, ridículo
de mi mirada blanca
de almendro.

.                                                   ****