miércoles, 19 de febrero de 2014

El grito del llanto estaba dentro, más allá de la tristeza


El grito del llanto estaba dentro, más allá de la tristeza.
más mudo que el que no tiene lengua,
pero no sordo,
gritaba como el que se ahoga
debajo del agua con una soga al cuello.

.                                                                               ****