jueves, 10 de septiembre de 2015

Duerme ahora en la playa de las aves



Duerme ahora segura en el repliegue de las sombras. Duerme ahora en el silencio de la ilusión probable. Duerme ahora en la playa de las aves, en el mar perdido, en la verde confianza. Y si procede borra la nube negra del destino. Así tiemblan mis ojos; así, al ritmo de tu mirada.