sábado, 5 de septiembre de 2015

Se descongela la tristeza.


En las estanterías de los archivos estaban los cráneos,
archivados como testigos de los crímenes,
pruebas carnales del mal.
Y ahora está cerca el cerrar de los ojos.
Cierra la Luna las tardes.
Se descongela la tristeza.
Las gaviotas son náufragos.
Cae el amor al ritmo de los pasos.