sábado, 5 de septiembre de 2015

Que las puertas de la ciudad se tambaleen

Y cuando cae el amor, el cuerpo tambaleante,
la noche accede a la soledad
y desmiente la fealdad del mundo.
Cuando hablamos es probable
que las puertas de la ciudad se tambaleen
y visiones ocultas aparezcan.