sábado, 12 de octubre de 2013

Ya es dura la tristeza


Los sueños se derraman
como una flor a todos los niveles.
Más allá del olvido
ya no se busca los trazos de uno mismo.

Todo espera en una pose desnuda
con las llamas encendidas.
Limpia las manos de la noche.

En el centro mismo de nuestra ignorancia
la hierba baila.
Cruje el frío que nos despierta
corta la vena.

Dura el día
efímero pone a prueba.
Y pronto llegan las luces
a la cabeza.

Los ojos sentados
sobre los ojos de la tarde.

Ya es dura la tristeza.

.                                                                        ****