sábado, 5 de octubre de 2013

No es, no es, el nudo de tu lengua


no es
no es.

tu mirada angelical o tu cuerpo.
no es.

ni la médula de tu mente
ni el encuentro que jura
ni tu escucha.

no es, no es, el nudo de tu lengua
ni ese griterío crudo
ni ese día de tus curvas.

Es, sin duda, tu belleza tu inteligencia.
 
.                                                                         ****