miércoles, 13 de septiembre de 2017

En esta gigante esclavitud del miedo

En esta gigante esclavitud del miedo, testigo y carne de la malvada vida. Ante los ojos de la tenebrosa Causa devoradora desaparece la vieja inocencia. Es el mal asimilado en la profundidad del Ser. Es el río subterráneo del propio Infierno que se da el festín de la vida. Corre un viento silencioso de certero acierto. Arrasa, rompe, devora.