domingo, 21 de abril de 2013

De arcilla mis palabras te quedaron pegadas







pluma de ángel corazón brumoso pluma de relámpago
anoche estaba apagado, sus cuerpos-tiempo demasiado daño,
salvo la sombra, presencia rumor mendigo
como la isla del desastre

silenciosas piernas tu desnudez se terminó como un silencio
de arcilla mis palabras te quedaron pegadas
no se supera un rostro quizás ese fue el momento
en el que termina nuestra cita

colgada de la ventana la tristeza alargada
enfrente está septiembre o quizás es solo un momento de luz
por conseguir en la hermosura de una flor

hermosa tristeza que me viene al día
desierto de boca donde yo alucinaba
gruñidos cada tarde de estómago

dudo tan fuerte que quiero entender
la mordedura de la pérdida
Cuántos malentendidos y enredos cómplices
verdes de la lluvia

.                                                           ****