lunes, 22 de abril de 2013

Destino seguro me llaman cuando en la ambigüedad me enuncio






Después del nacimiento del objeto vino la lluvia
nació un siempre inevitable recurrente como lo Real
ofreciendo su visión de lo que se nos escapa

ha tenido una inflamación del decir
que en su soberbia cree abarcar el mundo
y no va más allá de lo que las palabras crean

tengo un ajuste de dudas
como todo es interior
menos las invisibles leyes
todo, excepto el amor que se busca fuera
hoy, como siempre voy a hacer números redondos
con raíces cuadradas de una caligrafía perfecta

¿le extraña, señor que haga eso en todo momento?
no es más extraño que la mañana-milagro
que nadie menos la Física se explica
pero más extraña es la noche
sin lógica y grave
gran espectáculo parodia de la muerte
da un salto sobre la vida y las cosas parece
desaparecen

es un puente alto la vida
sobre todo la visible
la otra, invisible, se la traga un agujero

para suplir el vacío los hombres crean mitos como pirámides
parodia de la realidad desconocida, con hombres como dioses dentro
soy un extraño saber, soy un extraño saber dice la desconocida Esfinge
soy extranjero en cualquier lugar, no estoy ni en mi origen
destino seguro me llaman cuando en la ambigüedad me enuncio

incierto niño fui expulsado más allá de la culpa
en aquella cima de la montaña donde dicen
que hay nubes perennes
maldición, en cada esquina del bosque
metamorfosis de hojas y ramas
metamorfosis, lavado de aire,
con piedras afiladas

la manera más absurda del viaje es el frenesí
explosión final de la noche

.                                                           ****