lunes, 29 de abril de 2013

Del amor que te come, seré la quietud de tu deseo






tus noches son mis brazos-flotantes
sí, tus noches, enterradas en mi cuerpo
suenan a golpes de sombra, suave oscuridad de tu vientre
suave como un dolor limpio me sabes cada vez que me acerco
me limpias el aire, libre me sucedes, me comienzas el mundo
me parece nuevo-esperanza sin ausencias ni distancias
en este aire en el que ando cuando toco tu lado
y me encuentro tu cuerpo suavemente recostado
ofreciendo tus pechos-revelados, como es tu costumbre
esperas que sobre ellos me recueste tomando dulzura
de su piel tersa, extasiada me amas, mi cabello besas,
estalla tu cuerpo a partir de tu pecho, salen de gemidos pedazos
del amor que te come, seré la quietud de tu deseo
guardián dando vueltas, se te baja hasta los pies
donde tiemblas

.                                                           ****