lunes, 22 de abril de 2013

Pensaba como un planeta en tu órbita







agua nieve, sol y aire viva contraída como agua caída
y te disuelves en otoño como viento dejando el cielo azul
nube-agua estabas viviendo como fuego futuro
quemaste el árbol de mis piernas ligeras quemaste mis manos
ofrecidas a las llamas de mi cama

en el temor de tu pelo pensaba para mis adentros
pensaba como un planeta en tu órbita
alrededor de tu cabeza delante y dentro
di vueltas hasta llegar ante tu mundo
que hace vuelo al ras del suelo

vuelo en tus bolsillos y me llamo círculo en el marco de tu destino
escarabajo de jardín sin rumbo donde se vive en la herida
todos saben como limpiaba mi sangre palabra a palabra y un poco de olvido

rápido, rápido, a besos torpes al límite de la velocidad de los gritos
estoy en el carrusel molesto cuando una voz que era de color o escrita
o caminar con la boca, con los pies en la cabeza
sí, esos pequeños pies que son los pies de tu cama

nunca dudé, amor, que fueras la causa de mis eclipses
tú en otro lugar invisible transporte de mi experiencia
viable sencilla e imaginaria siempre reversible
como tus dedos en abundante sinfonía con el aire

necesitaba una entrada a tu lado, una silla, al lado del codo,
todas tus notas entre sueños, un poco de somnolencia
un viento-memoria mujer crujiente clavada en mi niña
no llores que ya llega marzo y lame Cabo Rojo de la esperanza

pasó un cofre pirata con fisuras de ola pintada a mano como un arreglo de vela
y va a llover hasta rozarnos, coinciden tus palabras y tus labios
borde deshilachado es mi carne, pequeña,
en este vestido de mala acrobacia el mar ruge como un ciervo
Y esto sucede cada noche cuando las sirenas equivocadas vienen
tras una masacre

.                                   ****