jueves, 25 de abril de 2013

Tu corto silencio fue un sueño de mariposa






es tu vestido púrpura quien mantenía los bancos de madera de tu cuerpo
absorbía los recuerdos de los parques como cuando la luna se levanta
y hace de medusa azul sobre el pomo de la puerta

es tu vestido avenida del mar, cuerda fuerte
para abrazarte los zapatos, tomar tu cabeza
y construir puentes sobre tus brazos abiertos

nunca antes de ti había pensado que la Tierra es una flor
una gran flor que retrasa la eclosión de las velas de los mares
pintada con sus personajes principales, ríos, piedras
y este ave pareces tú como un agujero negro en el cielo
con tu traje de papel y fuego hecho con las hojas de los árboles

de la mente tus alas de libélula en una casa azul en un cielo verde
y una puerta vieja sin libertad
me dueles detrás de las hojas morera mano
mi viñedo, mi racimo de uvas colocado en el hueco de tu mano

nunca he visto un carrusel como el de los árboles
Montaña Blanca, donde una antigua zona
hace paquetes de libros locos bajo el brazo,
del otro lado de la arena, la bicicleta y unas piedras,
que hacen pendiente de león de mar

con usted, mi corazón sin boca hace de gato con ataque cardíaco
pero de todos modos tu vientre hace de montaña rusa
en tu vientre veo una nueva caja donde floreces
boca arriba y sospechosa, sospechosa hasta que se rompe la fe en mí
y parezco una cebra-puesta-de-sol a rayas

y pusiste cara de Venus con cataratas para mi barco
bajo los árboles te pinté ventanas y una caja china
ventanas-sombrero de paja azul y agua de piscina clonada

y te digo que he descubierto la costa del habla
en la caída de las piedras por los acantilados del mar
como la almohada del horizonte, ese puente que se dobla
como un arco mortal del fin de la Tierra

tu corto silencio fue un sueño de mariposa
con tormenta en mis ojos, incluido un sol de hierba
y una palabra clandestina tuya

.                                                           ****