jueves, 18 de abril de 2013

Este velo de silencio para dormir tu cuerpo






gemidos-pura-sangre en el olvido
la memoria del lado caliente
y este velo de silencio para dormir tu cuerpo
roca de campo como perro ladrando en la distancia
me pongo dos pantanos de través
para quitar las sombras tomar distancia
hacerme una torre de nada como un amo cautivo
es excepcional al menos la vida en la sorpresa
así como en la derrota Al destino se le fuga
más de uno aquel que no entiende las señales

en un lugar del corazón complicado nace repentina
una estrella contra la cara de la vida
pues para encontrar el amor todo es quedarse

un silencio se confundió en el desgarro ¡qué
tumulto de palabras de los perros!
se ofrecen como cuerpo dócil
a su amo para no mostrar su protesta

Bendita sea la envergadura de tus ojos!
son dos metros de vela cuando los abres
dos oportunidades dos plazas
dos grullas coronadas por fríos templos abandonados
medias ciudades son recuerdos de arena puerta
de las tormentas en un bostezo y cerrar de ojos

.                                                    ****