jueves, 25 de abril de 2013

Pues en esta soledad-altavoz





enséñame el mejor lado de tus manos
déjame saber antes de caer por el otro lado
déjame marina creer en la vida

así de incómodo tumbado sobre mis espaldas
viviendo de las palabras de un libro pasó
la pared como una hoja
en el otro lado de la hoja había graffitis
en diferentes espacios diferentes idiomas
como una mezcla de azul,
el aire, el espacio y la gravedad dicen que
una buena dosis de palabras me dejan
tu forma sin pretextos
insuficientes ordenes de palabras

libre hacia atrás el tiempo deformado
está diseñado como un gusano y eso es hermoso
como un repugnante insecto
con olor a humo

así aprende a bailar tu espalda la danza del fuego
la columna vertebral con arreglo a algunas palabras
para abrazarme luego

me gustaría escribir para los perros
que hablan mejor que el ronroneo
pues en esta soledad-altavoz
el espíritu es una niñera que pide dinero

.                                                           ****