lunes, 29 de abril de 2013

Pasa entre tú-y-yo la sangre




con sangre quise a veces
a mí me alegras con tus manos juntas
te lo digo aquí como un hombre
me tomo cada noche-acá
como escribiendo a fuego
rostro de ti, entonces,
he sufrido como una piedra
como el fundamento de una piedra
como una piedra-pilar-eje-del-centro
sobre una piedra me acuesto, mía como ninguna
la conoces porque eres tú, piedra y hermosa,
te he fumado como hoja,
te he sufrido como esas cosas,
dentro y fuera de mí me adivinas
a veces con vergüenza a veces oculto
por ti construido, y me ocupé por ti del mundo
para darle tu voz,  temblandoabierta veranomientras
pasa entre tú-y-yo la sangre,
desciende un crepúsculo, ese invento infinito
que la soledad hunde en un cúmulo de sombras
y te hice oír mi alma, te parecía encanto que te aguardaba

.                                                           ****