sábado, 13 de abril de 2013

Afortunada inocencia no conoce el forzado olvido






Ningún simulacro deja crecer, epidemia
de ensueños dispersa río sagrado desvía del desierto

usted sabe más que el tiempo, mi amada
se le va a plantar la verdad en la cara como una ceniza
crucificada nuestra soledad madre nos protege
de toda sentencia piedra ceremonial del sacrificio
anula de la inocencia el cuello
sangre para los dioses crueles
tragan nuevos jóvenes como un borroso aperitivo
para mantener el viejo orden
¿Cuánto pagaste por hablar? lesión del cuchillo
corta lenguas de raíces nuevas
todo joven es un oasis
afortunada inocencia no conoce el forzado olvido
impuesto por las sentencias
Ay dolor! ¿cuántos han muerto sin decir nada sobre el martillo de la piedra?
hicieron lesión de la palabra nueva
¡cuánta vida destruida en rama!
la vida vieja de viejas raíces se alimenta
no digiere brotes verdes
son como clavos en sus viejas lenguas
y el oasis sin embargo acontece

.                                                    ****