domingo, 7 de abril de 2013

Déjame quererte en ese lugar donde siempre te tuve y fuiste





Y este amor, a veces,
en nuestro futuro se hace boca
aún no me has dicho que me amas como un regalo
ruina memoria
no tiene lugar
vivo desposeído
en tu presencia
alma a alma
sin pensamiento vivo
deshabitada, sin abrigo,
en el viento tus palabras
tras tus vanas huellas
vos quema urgente
es usted la de enfrente
y es fuego y es sueño
vida vivir
duración del abismo
son las noches de hojas largas
entre tus lágrimas y la piel grieta.

No hay espacio entre tus ojos
dispersos
yo febrilmente de tu mundo oculto
¡Qué triste! ¡Qué belleza!
por haberme tocado y hecho
veneno dormir sin ti
veneno, cada instante
es velo es un puente
es un vuelo
en el olvido
Se extendió como una peste
lepra que come
en mi falta ausencia sola
saca mi cuerpo saca mi muerte
mi cuerpo en tus ojos permanente
con cara de dolor y pasillo
para decirte: "mírame, disperso dispersa"

Alrededor de tu voz el pasado como un túnel
Tengo un lugar para comer hojas de los árboles
en primavera desnudo, desnudo uno y sólo
nos acostamos sobre nuestros pasos
en la ciudad de los perfumes
nadie vino amor sed incompleta y rota
Escribo cartas interminables
de un "Había una vez"
de ti, una mujer, que  Dios una vez hizo
y es la velocidad del tiempo que se escribe
en esa velocidad, amor, te he descubierto

Amor dura la duración de un abismo
El amor dura como una ruina nuestra
amor dura como si fuéramos el Paraíso
en la confusión de los suspiros
hervir
cuando la piel está ansiosa
cuando todo es un principio
cuando nadie es nuestro mundo
es amor que nos fusiona
es amor en nuestros cuerpos escrito
como sagrados versículos
en ese ritmo secreto
del latir de tu vestido
se ve la lluvia
de tu cuerpo

En esta confusión voy a tomar tus manos
es necesario como a un ahogado perdido
entre ola y ola indiferente
me he perdido en un desvío de mar
sin esperanza
y tú y tú
sobre la mesa la cabeza esperando
que la luz del faro ilumine mi cuerpo hinchado
déjame quererte desde aquí
como este último día
que ya no cabe esperar
vida ni aire
de esta caída
déjame quererte en ese lugar
donde siempre te tuve y fuiste
guárdame en el recuerdo fijado
amoroso amorosa
que mi amor tuviste
siempre esperado

.                                                    ****