viernes, 5 de abril de 2013

Tengo más tristeza que las sombras que me cuentan


Tweets del 5 de marzo 2013


Redonda es la nada perfecta;
blanquita como plata
del Diablo,
sutil
sin molestar presencia.
Come alma
por la mañana
cuando aún no está despierta.
Coge ojos del vacío
les hace una nana.

Mecha artesana con mis cartas haces.
Te alumbra el fuego sobre tus lágrimas.
No me quieres ver
ni escuchar nunca
mis palabras.
Enciendes fuego con mis cartas.
Rompes email
borras enlaces
cierras pantallas.
No me quieres ver
nunca
más
vuelves digital sin cuerpo
ni ganas
vuelves temblorosa
con pena, llanto y una manzana.

Río arriba fluye un pez corriente;
lo persigue una ola
lo persigue amapola
la corriente.

.                                                    ****

Es tan guapa que verla me quema,
digo yo, piensa ella.

Me destierro para no ocupar sitio
Tengo más tristeza que las sombras que me cuentan.

Chucara
dice el niño
por cuchara donde se mira el rostro.
Cree que la tiene de plata después de este primer espejismo.

.                                                    ****

Me habla el agua;
me dice.
No entiendo lo que habla
en mis narices.
(Ya pensaba yo que teníamos una sola.
Pero dicha expresión me desmiente.
Habré estado toda la vida equivocado
porque aún no me he encontrado la otra.
Tu olor tendría doble
más bien con dos narices.
Que con una puse tanto empeño
para bien tenerte dentro.)

.                                                    ****

Yace, torcido en tu cuerpo,
la copa de un árbol.
Quiere darte vida
y un beso;
arbolito, árbol
de cariño
embeleso.

Detrás de una sonrisa hay pena;
olvidada pena, por un momento,
en tus labios.
Detrás de una sonrisa
se esconde el pasado;
como un polizonte malvado.

.                                                    ****

Era mi plato un muerto de hambre.
¿Qué esperabas?
Todo el día en la estantería.
O sucio en el fregadero,
ni te lavas.
- "Es que otro se comía lo que yo me preparaba.
Pues me faltan manos para coger los cubiertos."
- "Ay, plato, platito redondo y blanco,
Dios te hizo para que otros comieran.
Sobre tu pancita, pancita,
delgadita y blanca,
se comen los manjares
que tu boca no alcanza."

.                                                    ****