lunes, 8 de abril de 2013

Y Dios puso en tus labios la despedida





nacidos con el ciclo de vida como luz penitente
pura explosión de la soledad
guardan cariñosamente imaginativo amanecer de la mañana
soledad es de noche nueva piedra
y Dios puso en tus labios la despedida
fuera de mi alcance silenciosa como el agua o la semilla
cuerda invisible que forma sermones mentales
Hoy, tan clara criatura invisible cifra del alma
corres soledad por el amor a tus anchas
como una esfera de silencio como un planeta
como un no se sabe lo que está haciendo
como un efecto desigual de la embarazada vida
vives en el amor en vano
como nube que tapas
sus paredes anchas de amor y llanto
babosa espuma seca piedra
vieja de tiempo
sucio estado
sombra de huesos
nombre seguro de la muerte
cansancio del cuerpo, soledad

.                                                    ****