lunes, 8 de abril de 2013

En la fe de tu boca me quedo con tu nombre





Nos ensayamos en el sonido fugaz y relajante de tus manos
ahora me doy cuenta, seda
se disuelve bajo tu vestido
los bordes de tu cuerpo
bajo mis palabras temblorosas
se dilata tu piel para acogerme
mar hermosa
mi caminata, tengo hambre
de tu oculta distancia
la parte delantera de tu cuerpo brilla
a la sombra de la Luna de tu espalda
quiero saber todos los idiomas de tu cuerpo
para amansar suspendida
tu piel derramada
quiero dar saltos de luz
sobre la duna de tu espalda
cereal dorado
centro del cielo montón de estrellas
que nuestro cielo aceituna
se conserva como un anticuario
sácame la bienvenida de tu boca
belleza secreta
mi fortuna
pónme esos dientes sobre mi piel
crujiente como un cráter
santa fe de tu garganta
sobrecogida de repente
mi consejera
en el secreto de tus pestañas
en la parte posterior de tus ojos
en la fe de tu boca me quedo con tu nombre
y, de repente, las ansias, te lo juro, del deseo
cada vez que me muestras tu cuerpo como una cita
me entusiasmo de ti
del mundo quiero comer la vida
con ansia ciega

.                                                    ****