viernes, 10 de mayo de 2013

Y los búhos empujan fuera de sus ojos sus miradas


y la duda si se quiere seguir viviendo,
y yo fluyo como un pasado,
y tú jaula y futuro,

hay pequeñas cosas que nos mantendrán siempre,
me gusta tu rojo vivo, cuando me dices siempre
y cuando me acuerdo,
me gusta tu a-menudo, tus viejas canciones,
tu olor a vivo, eres todo aquello que me conserva la memoria,
cuando el cielo es por ti visto, tu ropa, las rosas y los claveles arrojados,
tú, oscura y mueble, casi toda seda, y suave, y
me gusta esa casa vieja donde viven tus padres,
de su jardín los manzanos,
y las pequeñas piedras,
tu parte inferior y tu cara, cuando no estás muy lejos,
aquí cerca,
me gusta tu apogeo,  cuando no estás triste,
ni asustada, especialmente cuando cae la noche,
y los búhos empujan fuera de sus ojos sus miradas

.                                                           ****