lunes, 13 de mayo de 2013

La vi, horrible, en la jaula de sus brazos


esa luz iluminaba los celos,
largos celos de casa mirada desde la distancia,
en ocasiones, hago huelga y luego de ti desaparezco,
ella duerme con sus sueños en otro,
y de repente, me salen sueños despedazados,
rabia-celos-envidia, oh dormir no puedo,
ella duerme en su cabeza con otro,
tortura-de-condenado, y pensé, en esa ira,
casarme con ella, para arrebatarle la causa de mi tormento,
la vi, horrible, en la jaula de sus brazos,

.                                                           ****