jueves, 16 de mayo de 2013

A menudo vino ella, sola y mirando


a menudo vino ella, sola y mirando,
paseo-fiesta-nosotros
siempre
había una escalera, sentados,
hablábamos bajo-cerca,
de nuestro amor-privado,
escalera y tu rodilla,
dame la mano, no me sueltes,
mi clara evidencia, a menudo,
tu mano en la mía,
y en la cintura, ella miró todas las causas,
así que pude suponer toda tu audacia,
tu audacia un día me acostó en tu cama,
en una posición clara, me dejé ir ciertamente,
a tu lado, sin decir nada, otra vez te beso,
ciego-momento, crítico, convencida me trataste,
realmente y sueño, encanto,

.                                                      ****