jueves, 30 de mayo de 2013

Bañaba tu boca, como la lava al cráter, bajo el cielo, a sus anchas


tus párpados desconfiados deslumbrados como antorchas,
veían, burlones y alucinados, como un suspiro salía de tu boca
bañaba tu boca, como la lava al cráter, bajo el cielo, a sus anchas,
y luego por tus brazos seguía líquido cayendo,
hasta que llegando tus dedos lo palpaban

.                                                      ****