lunes, 27 de mayo de 2013

Como un golpe de sol seco


era una tarde en la que estabas pintada
como un golpe de sol seco,
y de pronto, canto, te ondulabas,
se oyó un canto viril-quejumbroso,
un canto del aire, serio y herido,
una voz como un brinco,
volvía empujando, con esa palidez te quiero

.                                                       ****