miércoles, 22 de mayo de 2013

Escuchando el roce de los planetas


suena un timbre, oigo, tu voz, tristeza,
tengo alma, sorpresa!
soñador lúgubre, campana a muerto,
parece el mundo, en días de fiesta,
sobre todo un silencio,
el infinito voló, plano,
regular y frío,
por todas partes llorando,
caos tragando,
las colinas de las galaxias,
campana, pueblo, en medio una plaza,
a través de la hierba los susurros de las aves
he estado mucho tiempo en el sol encendido,
escuchando el roce de los planetas,
se eleva la red del Tiempo,
como un instrumento gigante,
eco infinito, el otro mundo de las cosas inmutables,

.                                                      ****