viernes, 31 de mayo de 2013

Sus copas tenían bordes cortantes con un filo de veneno


hablar como un mercenario en pleno furor de la batalla
como una legión entera alrededor de una mesa
besaban sus copas de vil triunfo hablando de sus ganancias
de manos y de cabezas cortadas como el que habla de cegar un abarrotado campo de trigo
se felicitaban de la sangre bebida en el banquete de la muerte
sus copas tenían bordes cortantes con un filo de veneno
sus labios pasaban progresivamente durante la cena de rosados a verdes
mientras que con una de sus manos vacías tocaban las monedas de oro cobradas

.                                                      ****