lunes, 13 de mayo de 2013

Fui polvo-camino detrás de tus pasos mientras tú-horas


fui a partir, sin despedida, pero saliste del baño,
era domingo y mañana, me iba, adiós-siempre,
fui polvo-camino detrás de tus pasos, mientras tú-horas,
¡cuantas horas-recuerdo! confusos ojos, tu tono,
abajo, la calle ya viajaba, una parte de mí ya estaba fuera,
me muestras que no es necesario callada,
pero yo, como buen hombre confundo tu silencio,
y creo que esperas que me vaya,
quiero hablar del camino, pero me sale la rabia,
callo para que no la veas, la ves, y esperas
a que te diga te amo, quieres ver que es más fuerte,
tú o la despedida,

.                                                           ****