viernes, 31 de mayo de 2013

Se balanceaba tu pecho como un gran saludo


apareciste con un fondo de jardín,
sagrada, radiante,
amplia, constelada,
piedra preciosa
del aire colgada,
tu cabello cubría la lejanía
las sombras confundiendo,
se balanceaba tu pecho como un gran saludo
aplaudió mi alegría

.                                                     ****