martes, 14 de mayo de 2013

Eres marrón y encantada, como en un cuento digo


eres marrón y encantada,
como en un cuento digo,
para evitar tu preferencia no puedo
ni quiero, ya no viviría,
eres mi pequeña y grande
en mí todo,
y yo con mis defectos
siempre visibles, y yo de ti encantado,
con la pretensión de tu perfume cerca,
olías a alrededor, a candor olías,
y yo, incluso, a veces malvado
por en demasía poco quererte,

.                                                       ****