lunes, 27 de mayo de 2013

A la manera de los amantes furiosos encerrados en nuestras jaulas


después nos desnudábamos desafiantes
a la manera de los amantes furiosos encerrados en nuestras jaulas,
gladiadores de vaso en vaso, ninfas en burbujas,
y un grupo de hombres sordos nos envidiaban,
bailaban a nuestro alrededor con un vaso de vino en la mano,
ojos de bronce-envidia,
huesos tensos, piernas arqueadas,
golpeaban el suelo con piernas de elefante,

.                                                      ****