miércoles, 15 de mayo de 2013

Los árboles se desprenden de las raíces para que sigan fructificando


las vías del tren pasaban por medio de una calle,
las cosas no están, no llovió ayer llovió hoy
se equivocó el tiempo o la lluvia
y es fresca, bastante fresca para esta época,
hay un pájaro o dos que siguen cantando en los árboles,
los árboles se desprenden de las raíces para que sigan fructificando
me encanta ese juego que hace la lluvia con las cosas
la lluvia pone un manto de silencio sobre la calle
en esa densidad creada se amortiguan los sonidos,
parece espuma transparente, ese río-lluvia que corre verticalmente,
pero el perro que ladra parece un perro de campo

.                                                      ****