jueves, 2 de mayo de 2013

El sonido de tu piel






sobre playas acosadas
respiraban las gotas
playas-olas, playas infelices te contemplan
playas impertinentes sin reposo
arenas rojas, testigo de nuestra deriva
tengo el reposo enlentecido por la cadencia de tu amor
dices tú, inspirado amor,
todos los nombres no son iguales,
lo descubrí con el tuyo,
cielo ancho, alto y profundo,

el sonido de tu piel,
ante nuestras miradas no sabía qué decir,
un sueño, dijo,
esta especie de avidez de ti me atormenta

.                                                           ****